PP pide más efectivos de la Guardia Civil y mejores cuarteles en Castilla-La Mancha

Por otra parte, el PP pide a la FEMP que se posicione a favor de derogar la Ley de Aguas para que el canon "desaparezca" por completo
El presidente regional del PP, Paco Núñez, junto al nuevo jefe del Sector de Tráfico de la Guardia Civil en Castilla-La Mancha, el teniente coronel Francisco Herrera Quevedo
photo_camera El presidente regional del PP, Paco Núñez, junto al nuevo jefe del Sector de Tráfico de la Guardia Civil en Castilla-La Mancha, el teniente coronel Francisco Herrera Quevedo

El presidente del PP en Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha reclamado a los gobiernos de Pedro Sánchez y Emiliano García-Page más efectivos de la Guardia Civil y mejorar los cuarteles en la región.

"Hoy es un buen día para reclamar menos palabras y más hechos, menos anuncios y más gestión que pueda beneficiar a la Guardia Civil en Castilla-La Mancha", ha declarado Núñez antes de asistir a la toma de posesión del nuevo jefe del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de la región, el teniente coronel Francisco Herrera Quevedo.

Así, ha pedido a los gobiernos de España y de Castilla-La Mancha que pasen "de las palabras a los hechos" ya que se necesita aumentar el número de efectivos de la Guardia Civil en la región, así como mejorar, actualizar y modernizar sus acuartelamientos.

También ha aprovechado Núñez este acto para volver a mostrarse en contra de la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como 'ley mordaza', una ley que, según ha denunciado, va a generar "inseguridad y desprotección" a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. "No es de recibo", ha declarado.

LEY DE AGUAS

En otro orden, el PP aprovechará este martes la reunión del Comité Ejecutivo de la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha (FEMP) para pedir a los alcaldes socialistas que se posicionen a favor de la derogación de la Ley de Aguas de la región con el fin de que el canon del agua --suspendido de forma indefinida por el Gobierno regional-- "desaparezca" por completo del ordenamiento jurídico de la región, ha anunciado Núñez.

El vicepresidente de la FEMP, el 'popular' Manuel Borja, y el portavoz del PP en la federación, Israel Pérez, van a exigir al conjunto de los alcaldes de la región que se posicionen a favor de la derogación de la Ley de Aguas y de la anulación del canon por ende. "De momento lo único que hay es un anuncio porque no se ha materializado en ningún tipo de documentación", ha avisado el presidente de los 'populares'.

"Una suspensión del impuesto no es la anulación del impuesto", ha aclarado el líder del PP, quien asegura tener "la ligera sospecha" de que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el PSOE "lo que quieren hacer es ganar tiempo, ver qué va pasando y mantener el impuesto vivo para pasarlo al cobro cuando le venga en gana", algo que el PP --ha subrayado-- no va a aceptar.

Según ha apuntado, "un nuevo impuesto al agua no se puede permitir en Castilla-La Mancha ni en este momento ni más adelante" y por lo tanto --ha comentado-- "es fundamental" que la Ley de Aguas se derogue y el nuevo impuesto "desaparezca" del ordenamiento jurídico de Castilla-La Mancha.

Tras informar que el PP ha registrado ya una proposición de ley para que se pueda tramitar la derogación del impuesto, el líder de la oposición ha deseado que los alcaldes socialistas de la FEMP apoyen la derogación de un impuesto que, a su juicio, es "confiscatorio" para el conjunto de los castellanomanchegos y es "perjudicial" para los ayuntamientos de la región.

Comentarios