martes 19/10/21

PSOE y PP sacan brillo a sus 'jarrones chinos' para actos relevantes de partido

Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy han vuelto estos días al escaparate público
Felipe González y Mariano Rajoy unen sus voces para reclamar un acuerdo que renueve el CGPJ
Felipe González y Mariano Rajoy esta semana en el Foro de La Toja

Lejos de estorbar, los 'jarrones chinos' han vuelto estos días al escaparate político del PSOE y del PP, que están contando con la presencia de los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, por un lado, y José María Aznar y Mariano Rajoy, por otro, para actos relevantes de ambos partidos.

Fue precisamente Felipe González quien popularizó la expresión 'jarrones chinos' para referirse a los expresidentes del Gobierno: "Se supone que tenemos un valor que merece la pena preservar, pero estorbamos en todos sitios", dijo en un acto en 2005.

Sin embargo, el PSOE y el PP se están afanando estos días en sacar brillo a sus 'jarrones chinos', devolviéndolos a la primera línea de la política con la intención de impulsar a los actuales líderes de los dos principales partidos.

El PP, por ejemplo, ha celebrado esta semana su convención nacional con un plantel de 'teloneros' que han elogiado la labor de Pablo Casado, como el expresidente francés Nicolas Sarkozy, el nobel de Literatura Mario Vargas Llosa y los expresidentes del Gobierno José María Aznar y Mariano Rajoy.

Rajoy abrió la gira con Casado el lunes 27 de septiembre en Santiago de Compostela, acompañados también del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

Poco habituado a prodigarse en los medios tras su retirada, Rajoy reivindicó su labor como presidente y echó un capote a Casado, convencido de que "no hay dos sin tres" y de que será el actual líder del PP el que tenga que "arreglar" los problemas que hay.

Un impulso con dosis de nostalgia del que también ha hecho uso Aznar, que en un acto de la convención del PP celebrado el jueves en Sevilla aseguró que Casado va a ser presidente del Gobierno y que además lo va a hacer "bien".

"El otro día me recordaba una persona que cuando tú trabajabas conmigo, se despedía de mí y tú estabas al fondo del pasillo y yo le dije a esa persona: ése que está ahí al fondo, ése va a ser presidente de España", relató Aznar.

Aprovechó además su intervención para dar consejos a quien fuese su pupilo y para darle la clave que asegura que le funcionó en su victoria electoral en 1996: tener ambición reformista.

El pasado también vuelve a formar parte del presente del PSOE, que ha anunciado la asistencia de los expresidentes del Gobierno Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero en el 40 Congreso Federal de mediados de octubre en Valencia, así como del ex secretario general del partido y exvicepresidente de la Comisión Europea Joaquín Almunia.

Es especialmente relevante la asistencia de González, crítico con decisiones del Gobierno de Pedro Sánchez como los indultos a los líderes independentistas del procés, y que no acudió al anterior Congreso tras apoyar a Susana Díaz en las primarias, aunque justificó su ausencia por un viaje a Colombia.

Los dos expresidentes socialistas llevan unos días con mucha exposición mediática por separado, no solo por motivos relacionados con la actividad política.

González acaba de presentar la segunda temporada de su podcast 'Sintonías infrecuentes', en el que reflexiona sobre temas como el liderazgo y la democracia, y Zapatero está dando a conocer su libro 'No voy a traicionar a Borges', en el que rinde homenaje al escritor argentino.

Zapatero también ha participado recientemente en un acto con científicos en Alicante en el que comentó con los medios temas de actualidad como la detención del expresident de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont en Italia, pidiendo "sosiego".

Además, ha asistido al acto de homenaje del 40 aniversario de la fundación de Izquierda Socialista y ha mostrado su apoyo a la portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Hana Jalloul, presentándola en un desayuno informativo.

El pasado del PSOE y del PP han coincidido esta semana un año más en el Foro La Toja con un nuevo diálogo entre Felipe González y Mariano Rajoy, que en un ambiente distendido repasaron la situación política y económica de España y defendieron su libertad de opinar frente a la proliferación de "Torquemadas" en España.

Ambos apelaron a sus respectivos partidos a superar la falta de diálogo y ser capaces de llegar a acuerdos en asuntos de Estado como la renovación del Consejo General del Poder Judicial y otros órganos constitucionales.

Una demostración de que los 'jarrones chinos' de distinto signo político siguen teniendo su escaparate y, además, pueden llegar a entenderse. 

Comentarios