Rechazada la petición del PP de agilizar las sustituciones de profesionales sanitarios

El consejero de Sanidad ha puesto en valor que hoy en día hay 36.000 trabajadores en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, algo que nunca antes había ocurrido y que contrasta con la intención de "despedir hasta a 10.000" en la época de Gobierno del PP
El viceportavoz del PP en las Cortes de Castilla-La Mancha, Juan Antonio Moreno, durante su intervención en el Pleno del Parlamento regional
photo_camera El viceportavoz del PP en las Cortes de Castilla-La Mancha, Juan Antonio Moreno, durante su intervención en el Pleno del Parlamento regional

El pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha ha rechazado con los votos en contra del PSOE y a favor de Cs y PP una proposición no de ley del Grupo Parlamentario Popular en la que se reclamaba sustituir ausencias de profesionales sanitarios, garantizar atención presencial y limitar a 2.000 las tarjetas sanitarias atendidas por cada profesional de Atención Primaria.

En concreto, la propuesta reclamaba sustituir ausencias de médicos de familia y enfermería para mantener ratios de consultas; sustituir pediatras para "garantizar una correcta atención a los niños" y evitar que los menores sean derivados a médicos de familia; sustituir al personal de administración y dotar a centros de salud de recursos técnicos necesarios; garantizar presencialidad; asignar cupos equilibrados de pacientes a los profesionales no excediendo de 2.000 tarjetas "para asegurar una respuesta asistencial de calidad y la mejora en el desempeño sanitario"; más herramientas para mejorar la capacidad resolutiva de la Atención Primaria; y pedir al Gobierno regional trabajar en la promoción de la salud.

El encargado de presentar la proposición ha sido el diputado del PP Juan Antonio Moreno, quien ha argumentado que "el panorama que describen los profesionales de la sanidad" pasa por una situación de incremento de agresiones contra los sanitarios y con una Atención Primaria que "sufre un grave deterioro" sin que los responsables políticos "ofrezcan soluciones".

"Esos son ustedes, el Gobierno de Emiliano García-Page, un dirigente que sigue en su burbuja sin dar respuesta a los problemas que aquejan a la sanidad", ha lamentado.

El PP "ha dejado unos meses" antes de volver al Parlamento a pedir explicaciones por esta situación "para ver si se hacía algo", pero, tal y como asegura que han comprobado, "no solo no mejora la situación, sino que empeora bastante".

Ha hecho alusión a las "múltiples quejas en muchos municipios" a lo largo de la región en cuanto a la situación de la Atención Primaria.

Así, ha sacado a relucir una moción municipal en relación a la sanidad aprobada en Madridejos, donde el diputado socialista Antonio Contreras es alcalde, a quien ha preguntado directamente si iba a apoyar esta propuesta hoy en las Cortes, una proposición "idéntica" pero que ahora el propio Grupo Socialista ha enmendado en cuatro puntos.

RESPUESTA DE CONTRERAS Y REPRIMENDA DE ZAPATA

Ha sido el propio Contreras quien seguía en el uso de la palabra a Moreno para recordarle que él, siendo concejal en Hellín, se abstuvo en una moción que pedía fortalecer el transporte sanitario; al tiempo que le ha afeado "copiar y pegar" una moción municipal de Madridejos para traerla al Parlamento regional.

Contreras ha pasado a detallar las cuatro enmiendas que su Grupo planteaba para poder dar su apoyo a la proposición del PP --que al final no han sido aceptadas--.

Por parte de Ciudadanos, David Muñoz Zapata ha lamentado de su lado que este foro sirva para escenificar "una sesión del pleno de Madridejos o de Hellín", en "un intento de meter el dedo en el ojo de uno a otro y de otro a uno". "Esto es lo que representa la historia de esta región. Una guerra entre PP y PSOE por un ayuntamiento de la localidad", ha abundado, acusándoles de querer solucionar sus propios problemas "y no los de los ciudadanos".

Pero, "la realidad de la sanidad" de la región está marcada por extremos como que un usuario del hospital de Toledo tiene que pagar 20 euros diarios por el parking; dejarse dinero para ver la televisión; una falta de coordinación "tremenda"; o que los servicios de oncología pediátrica "no están dando el adecuado servicio a los niños con cáncer".

36.000 TRABAJADORES EN EL SESCAM

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha cerrado el turno de intervenciones antes de la votación para poner en valor que hoy en día hay 36.000 trabajadores en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, algo que nunca antes había ocurrido y que contrasta con la intención de "despedir hasta a 10.000" en la época de Gobierno del PP.

Incluso, ha dicho, el Gobierno andaluz, presidido por el PP, ha preguntado por la buena política de gestión de los recursos humanos sanitarios en Castilla-La Mancha, tal y como ha asegurado Fernández Sanz. También, ha dicho, "el sindicato de médicos de Madrid reclama que se haga allí lo mismo que hacemos en Castilla-La Mancha".

Más de 800 administrativos cuando en 2015 no llegaban a 500 ha sido otro de los parámetros esgrimidos por Fernández Sanz para sacar pecho por la gestión en materia de plantillas.

"Hay que visitar a los centros, hablar a los profesionales y decir la verdad, algo que hicieron mal durante cuatro años", ha agregado, comprometiendo el trabajo de su equipo de cara a seguir formando a profesionales sanitarios, "1.500 al año, cuando ustedes no formaban ni a 300". "Para tener personal hay que formar primero y contratar después".

Comentarios