domingo 9/8/20

Pablo Iglesias contraataca y dice a los senadores del PP que podrían estar en la cárcel

El choque ha tenido lugar este martes en la sesión de control de la Cámara Alta, y ha arrancado con una dura interpelación de la senadora Maria Salom dirigida al propio Iglesias, cuya dimisión ha pedido por mentir sobre el paradero de la tarjeta del móvil de su asesora Dina Bousselham
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, durante su intervención en el Senado
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, durante su intervención en el Senado

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, se ha defendido de la ofensiva que le ha dedicado el PP en el Senado a cuenta del llamado "caso Dina" con un contraataque directo a los senadores de este grupo, algunos de los cuales estarían según él "en la cárcel" si se les hubiera investigado tanto como a Podemos.

El choque ha tenido lugar este martes en la sesión de control de la Cámara Alta, y ha arrancado con una dura interpelación de la senadora Maria Salom dirigida al propio Iglesias, cuya dimisión ha pedido por mentir sobre el paradero de la tarjeta del móvil de su asesora Dina Bousselham.

Le ha tomado el relevo el portavoz de su grupo, Javier Maroto, ocupado en denunciar los "insultos" y señalamientos del líder de Podemos a periodistas, para después seguir con otra pregunta al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y una más a la titular de Igualdad y pareja de Pablo Iglesias, Irene Montero.

"¿Se imagina usted qué hubiera ocurrido si en España a ustedes se les hubiera investigado con la misma intensidad que a nosotros? Que muchos de los que están ahí estarían en la cárcel", ha espetado el vicepresidente segundo del Gobierno a Maria Salom tras escuchar sus acusaciones, entre ellas la de actuar como "macho alfa de la manada" al no informar a su asesora de que tenía la tarjeta de su teléfono móvil.

La estrategia diseñada por el PP para la jornada ha consistido en atacar a Iglesias desde varios frentes, al reprocharle que se hubiera comportado con actitudes machistas respecto a Bousselham, que hubiera mentido al ocultarle que tenía su tarjeta y que se escudase en atacar a periodistas para eludir sus responsabilidades.

Así, la senadora Salom cree que "nadie en su sano juicio aceptaría" la versión que dio Iglesias del caso, cuando aseguró en una entrevista que no le dio la tarjeta a su colaboradora para evitar causarle más daño; más bien piensa que "se estaba protegiendo a sí mismo" y por ello ha asegurado que debe dimitir.

Pero el vicepresidente le ha hecho ver que "a pocas formaciones en España se les ha investigado tanto para encontrar algo turbio" sin que se haya descubierto nada en Podemos y ha vuelto a sacar a colación las maniobras de la mafia policial que actuaba a las órdenes del PP para investigar a la oposición.

Una alusión que ha recuperado el portavoz del PP, Javier Maroto, quien le ha dicho que se mueve "en el hábitat de las cloacas como pez en el agua", al tiempo que le acusado de intentar tapar el caso con insultos y señalamientos a los periodistas: "Ya sabemos que si pudiera, en vez de mascarillas les pondría a todos los periodistas una mordaza".

Pablo Iglesias le ha devuelvo la pelota al proclamar que nadie como el PP cuando gobernaba "ha atacado de manera tan vil la libertad de prensa", así que ha pedido a su interlocutor "una pizquita de decencia".

Irene Monter ha sido objeto de otra pregunta del PP con la que la senadora Sofía Acedo ha cuestionado la actitud "machista por los cuatro costados" del vicepresidente segundo. 

Si el príncipe azul no existe, en versión morada tampoco lo va a encontrar", le ha dicho a la ministra de Igualdad en clara referencia a su pareja.

Montero ha evitado el cuerpo a cuerpo con su interpelante y ha preferido acusar al PP de arremeter con mentiras contra el líder de Podemos mediante una estrategia "tan sucia como las cloacas que se dedicaron a construir", ha enfatizado.

También ha tenido que responder el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, en su caso al senador Francisco Bernabé, quien le ha dicho que según se conocen más detalles del caso Dina "todo apesta cada vez de forma más nauseabunda" y le ha advertido de que Iglesias "puede terminar en el banquillo por haber cometido seis delitos".

Campo le ha recriminado que no crea "en la presunción de inocencia de nadie" y ni siquiera en la justicia, porque había hecho "un juicio de intenciones que desmerece la actuación de nuestros tribunales de justicia" a modo de un juicio "paralelo".

Más información en vídeos 
Comentarios