viernes 20/5/22

Casado alerta al PSOE de que va "al barranco" tras el "aquelarre" de Valencia

El presidente del PP cree que "llegó la hora" de que Paco Núñez gobierne en Castilla-La Mancha
El presidente del PP, Pablo Casado, durante su intervención en la clausura del Congreso regional del partido en Castilla-La Mancha
El presidente del PP, Pablo Casado, durante su intervención en la clausura del Congreso regional del partido en Castilla-La Mancha

El presidente del PP, Pablo Casado, ha definido como un "aquelarre" el acto "Otras políticas", que reunió en Valencia a cinco lideresas de partidos de izquierdas, y ha alertado de que es una "estrategia perjudicial para los intereses de España" y del PSOE, que va "al barranco".

Casado, que ha intervenido este domingo en el XV Congreso del PP de Castilla-La Mancha en el que se ha reelegido a Paco Núñez como presidente del partido en la región, ha comentado el acto en el que este sábado participaron la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; la vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; la líder de Más Madrid, Mónica García, y la portavoz del Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) en Ceuta, Fáátima Hamed.

Para Casado, que ha desvelado que ha pasado todo el fin de semana en la localidad ciudadrealeña de Torrenueva (Ciudad Real), a pocos kilómetros de Puertollano, con su familia, ha considerado que es "curioso" que el PSOE "no se dé cuenta" de que "esto es más peligroso de lo que parece" para los socialistas, porque "no solo fragmenta el voto y hay un nuevo liderazgo en la izquierda", sino porque en varias comunidades autónomas, el PSOE ya no representa la opción de voto útil para en la izquierda.

Así, por ejemplo ha señalado que los ciudadanos de Galicia opinan que el BNG es el voto útil de la izquierda en esa comunidad, y que lo mismo ocurre en el País Vasco con Bildu, en la Comunidad Valenciana con Compromís o en la Comunidad de Madrid con Más Madrid.

Por tanto, ha subrayado que "además de ser una estrategia gravemente perjudicial para los intereses de España, es una estrategia que lleva al PSOE a ese barranco al que se han arrojado varios ministros".

"Pero Sánchez no se da cuenta de que va directo a él", ha lamentado Casado.

En este punto, ha resaltado que el PP es un partido que encarna la alternativa al Gobierno central del PSOE y ha comentado las encuestas publicadas recientemente que apuntan que formaciones de provincias poco pobladas podrían conseguir varios escaños en el Congreso.

A su entender, esos partidos son "marcas blancas del PSOE para competir con el PP", pues ha opinado que los socialistas han renunciado a hacerlo en el mundo rural, porque saben que el PP es el partido más apoyado en estas zonas.

Así, ha reivindicado que su partido apuesta por la lucha contra la despoblación y por ejemplo ha propuesto que llegue la fibra óptica a todos los pueblos de España, al tiempo que ha resaltado que su partido defiende a los agricultores y ganaderos.

También ha resaltado que es "la primera vez" que un gobierno ha sido "sorpassado" por la oposición en dos años y por ello ha pedido a los suyos que no se distraigan con las encuestas y ha enfatizado: "Nosotros a lo nuestro vamos bien, vamos a ganar las elecciones generales, cuando sean, aguanten lo que aguanten, porque la gente no puede más, quieren tener un gobierno eficaz, honesto, que pise la calle".

Y ha adelantado que cuando su partido llegue al Gobierno central, devolverá la reforma laboral a como la aprobó el PP en 2012, derogará la ley Celaá y revertirá las modificaciones de la ley de seguridad ciudadana.

CAPACIDAD DE TRABAJO DE NÚÑEZ

Por otra parte, el presidente del PP ha elogiado al reelegido presidente del PP en Castilla-La Mancha, Paco Núñez, del que ha valorado su capacidad de trabajo, y por ello ha sostenido que "llegó la hora" de que Núñez gobierne en la comunidad autónoma.

Casado ha clausurado este domingo el XV Congreso regional del partido en Castilla-La Mancha, en el que Núñez ha sido reelegido como presidente de la formación con un 98,5 por ciento de los apoyos, un acto al que también han acudido otros dirigentes nacionales del partido, como la portavoz del grupo popular en el Congreso, Cuca Gamarra; la vicesecretaria de Organización, Ana Beltrán; el vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos; y el portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto.

El presidente del PP a nivel nacional se ha mostrado convencido del cambio político en Castilla-La Mancha, porque a su entender, los castellanomanchegos "no pueden esperar más para recuperar el futuro".

"Se echa en falta cómo gobernaba Rosa, María Dolores, Agustín", ha dicho Casado, que ha subrayado que el PP es "un partido de gobierno incluso cuando está en la momentáneamente en la oposición".

Casado ha abordado, durante su discurso, varios asuntos relacionados directamente con Castilla-La Mancha, como el agua, y ha planteado un Plan Nacional de Agua, que sirva para invertir en infraestructuras y "otras comunidades puedan recibir la solidaridad no solo de los ríos de Castilla-La Mancha, sino un aprovechamiento eficaz" del agua que también se consume en relación con el turismo, el regadío o las actividades deportivas.

Así, ha dicho que cuando el PP gobernó en España "no hubo ningún problema" con este asunto y se planteó un plan integral que "no habla de trasvases, sino de aprovechamiento, de lo que está aprobado y lo que tiene que vertebrar el país".

También ha abordado la financiación autonómica y ha valorado que Núñez ofreciera su apoyo para reivindicar para la región un nuevo modelo que apueste por la lucha contra la despoblación. 

Casado alerta al PSOE de que va "al barranco" tras el "aquelarre" de Valencia
Comentarios