PSOE y PP aplauden al rey, y los socios del Gobierno afean la omisión de su padre

Vox no ha valorado el mensaje por ahora, Aragonés tilda de "vacío" el discurso y el PNV cuestiona la "credibilidad" de sus palabras
El octavo mensaje de Navidad del rey Felpe VI en diez frases
photo_camera PSOE y PP aplauden al rey, y socios del Gobierno afean la omisión de su padre

El PSOE y el PP, así como Ciudadanos y varios presidentes autonómicos, han valorado el discurso que pronunció esta Nochebuena Felipe VI, en tanto que algunos de los socios del Gobierno, como Unidas Podemos o EH Bildu, han afeado al monarca que no hiciera referencia a la situación de su padre, el rey emérito Juan Carlos I.

La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha asegurado que el rey ha "acertado tanto en el diagnóstico de los problemas como en la forma de reaccionar ante los mismos", en referencia a su apelación a la unidad y el diálogo frente a la división y el enfrentamiento.

El PSOE "coincide plenamente" con la importancia que Felipe VI ha otorgado a los problemas que afectan "a la mayoría de los españoles", como la salud, la sanidad, el empleo y la estabilidad.

También la portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Cuca Gamarra, ha destacado la "férrea y oportuna" defensa de la Constitución que el rey hizo en su discurso de Navidad; ha señalado que la intervención del monarca es el "reflejo de su cercanía a la España real" y ha calificado el mismo de "brillante, oportuno y equilibrado".

En el mismo sentido, el portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha agradecido a Felipe VI su defensa de la Constitución y del ordenamiento jurídico español frente a los que, incluso dentro del propio Gobierno, atacan a la carta magna, un ataque que en realidad se dirige a España.

Bal ha valorado la defensa que Felipe VI hizo de la Constitución y del ordenamiento jurídico, que no es una imposición sino "una garantía y un pilar de nuestros derechos", que los liberales "siempre defenderemos", ha dicho.

Entre los presidentes autonómicos, la de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha compartido a través de Twitter unos párrafos del discurso, en los que el rey manifestaba que "la Constitución ha sido y es la viga maestra que ha favorecido nuestro progreso, la que ha sostenido nuestra convivencia democrática frente a las crisis que hemos vivido, y merece por ello respeto, reconocimiento y lealtad".

También el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha valorado en un tuit el mensaje navideño de Felipe VI, en cuanto que no podemos dejarnos llevar por el pesimismo, ni caer en el conformismo.

CRÍTICAS POR NO MENCIONAR A JUAN CARLOS I

Sin embargo, Unidas Podemos, el principal socio del Gobierno, ha reprochado al monarca que en su mensaje de Navidad eludiera referirse a su padre, el emérito Juan Carlos I, ante los casos de corrupción que le rodean, y ha abogado por una reforma de la Constitución para hacerla más social, más justa y más republicana.

En una conferencia de prensa para reaccionar al discurso de Felipe VI, la portavoz de Podemos, Isa Sierra, ha dicho que, una vez más, eludió referirse a su padre y a los "escándalos graves de corrupción" del rey emérito, que debería comparecer ante la Justicia y la ciudadanía para dar cuenta de ellos.

Por su parte, la portavoz de EH Bildu en el Congreso de los Diputados, Mertxe Aizpurua, ha reprochado al rey que no hiciera referencia alguna a "los escándalos de corrupción de su padre, que asolan a la monarquía", en un discurso que, "un año más, es más revelador por lo que no dijo que por lo que dijo" y demuestra "el escaso nivel de credibilidad que tiene el monarca y la institución a la que representa".

En la misma línea, el portavoz del PNV en la Cámara Baja, Aitor Esteban, ha afirmado que para tener "credibilidad" cuando habla de "integridad pública y moral", el rey tendría que decir que la inviolabilidad de la Corona "puede ser modificada en la Constitución".

En una comparecencia ante los medios este sábado en Bilbao, Esteban ha afirmado que del mensaje navideño le llamó la atención la frase en la que Felipe VI se refería a la obligación de los responsables institucionales de "ser ejemplo de integridad pública y moral".

Aún más crítica ha sido la reacción de ERC, cuyo líder en el Ayuntamiento de Barcelona, Ernest Maragall, ha enfatizado el "cinismo" del rey al hablar de "integridad moral", algo que suena "casi como una burla grotesca".

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha reivindicado sus valores republicanos y su defensa de la "causa de la libertad y el progreso", frente al "discurso vacío" del rey Felipe VI. 

Comentarios