Seguidores de Vox piden la dimisión del Gobierno en distintas ciudades españolas

El Gobierno sobre las manifestaciones de Vox: No son patriotas, son alborotadores
Seguidores de Vox piden la dimisión del Gobierno en distintas ciudades españolas
photo_camera Seguidores de Vox piden la dimisión del Gobierno en distintas ciudades españolas

Unas 2.500 personas, según la delegación del Gobierno, se han manifestado, desde las 12:00 horas en la plaza de Cibeles de Madrid para pedir la "dimisión" del Gobierno central y exigir el abaratamiento de los precios de la energía y los combustibles, en una protesta convocada por Vox y el sindicato Solidaridad, auspiciado por ese partido.

Los participantes han exhibido pancartas con lemas como "nos arruinan" o "hay que echarlos", han coreado consignas como "Sánchez, basura, baja la factura" y han portado banderas de España, así como también algunas de los tercios españoles y de la Cruz de Borgoña.

Ataviado con una chaqueta color pardo y sin previo aviso, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha subido a una tarima creada para la ocasión y ha señalado que los manifestantes no han ido a "lloriquear" ni a "lamentarse", sino a "señalar" a los que consideran "culpables" de la actual situación: el Gobierno de España al que Abascal califica de "ilegítimo".

"Tenemos el peor Gobierno posible en el peor momento posible. Tenemos un Gobierno que es una fábrica de miseria para las clases medias, que sigue expoliando a los trabajadores con impuestos abusivos, que ya nos gustaría que fueran siempre a los servicios", ha expresado Abascal ante la multitud.

El líder de Vox también se ha referido a la huelga de transportistas y ha afeado que "UGT, Comisiones Obreras y el Gobierno" estén ahora "en contra de los piquetes" cuando, en su opinión, "los han utilizado toda la vida para impedir el trabajo de los trabajadores".

También ha afirmado, a este respecto, que si su partido llega al Gobierno de España, creará "una ley de huelgas" para garantizar que "quien quiera ir a la huelga vaya", pero no "entorpezca el trabajo de los demás".

"Somos ultras del pan de nuestros hijos, de los derechos y libertades que nos están robando", ha enfatizado al exponer los motivos de la protesta, según recoge la agencia Efe.

En alusión al Partido Popular, Abascal ha lamentado que sea "la muleta del Gobierno" y su cometido sea el de "dar un balón de oxígeno cada dos por tres" al Ejecutivo de Pedro Sánchez, al tiempo que ha señalado que es "cómplice de la agenda 2030" y "culpable de la deslocalización y desindustrialización".

Antes de él, el secretario general de Solidaridad, Rodrigo Alonso, ha avisado de que la ciudadanía tomará las calles "todas las veces que sea necesario para exigir soberanía, para exigir a los políticos que no se juega con el trabajo de todos los españoles", al tiempo que ha expresado que el dinero "está para pagar lo que de verdad importa".

"Aquellos que se les llena la boca hablando de nuestros derechos sociales son los que dilapidan nuestro dinero en mantener macroestructuras sindicales mafiosas", ha agregado.

Por su parte, Ismael Tejero, delegado de acción sindical de Solidaridad, ha manifestado a Efe que "no ha habido respuesta" ante la subida de los precios de la energía y los combustibles por parte del Ejecutivo nacional, al tiempo que ha criticado que "hay margen para bajar impuestos" y "no se está haciendo".

El evento ha concluido con vítores de "presidente" para Santiago Abascal y con el himno de España.

CONTRA LA GESTIÓN "NEGLIGENTE"

Desde la plaza Sant Jaume de Barcelona y bajo el lema "Sal a defenderte", Vox ha reunido a unas 250 personas, según datos de la Guàrdia Urbana, para protestar contra los precios al alza y la "gestión negligente" del Gobierno.

En declaraciones a los medios, el líder de Vox en Cataluña, Ignacio Garriga, ha exigido al Ejecutivo que tome "medidas drásticas" para rebajar la factura energética y que "las familias puedan salir adelante".

En Sevilla han sido 500 personas quienes han participado en la concentración, en la que los asistentes han reclamado a los ex presidentes socialistas de la Junta de Andalucía que "devuelvan lo robado", también entre banderas de España.

Un portavoz de Solidaridad se ha dirigido a los asistentes para pedir la celebración de elecciones generales en España para "elegir una alternativa que defienda nuestras empresas, nuestro trabajo y nuestra nación".

Santander, por su parte, ha reunido a decenas de personas que han criticado la "inacción" del Ejecutivo nacional ante la escalada de precios y han pedido una bajada de impuestos en energía y combustibles, en una protesta que ha transcurrido sin incidentes y donde se han leído pancartas como "Queremos vivir, no sobrevivir".

En Navarra, Vox ha denunciado la "negligente" gestión del Gobierno de España ante la subida de precios de combustibles y electricidad, y han pedido "un cambio radical" de políticas y la "inmediata" convocatoria de elecciones.

"El Gobierno de Pedro Sánchez ha demostrado ser el mayor obstáculo para que España avance", ha afirmado Emilio Jiménez, presidente de Vox Navarra, quien ha señalado que un cambio de gobierno permitiría "tomar la palabra y elegir una alternativa que defienda a nuestras familias, nuestras empresas, nuestro trabajo y nuestra nación", en un mensaje muy similar al de Solidaridad en Sevilla.

"NO SON PATRIOTAS, SON ALBOROTADORES"

Al respecto, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha censurado este sábado las manifestaciones convocadas por Vox para exigir el abaratamiento de los precios de la energía y los combustibles porque "la ultraderecha siempre está en agitar los problemas". "No son patriotas, son alborotadores", ha lamentado.

En declaraciones a los medios durante la visita al Corredor Ecológico del Suroeste, en Madrid, Bolaños ha querido dejar claro que estas concentraciones, convocadas por Vox y el sindicato Solidaridad, auspiciado por ese partido, "no son buenas noticias" porque "lo que necesitamos es que en el país estemos unidos".

"La ultraderecha siempre está en agitar los problemas, en complicar las cosas por muy difíciles que sean, que lo son; nunca está en buscar soluciones y nunca está en el bienestar de la gente. No son patriotas, son alborotadores", ha subrayado.

En opinión de Bolaños, los problemas que está generando la "salvaje" agresión de Putin a Ucrania requiere de "una respuesta nacional entre todos", y por eso el Ejecutivo ha iniciado una ronda de contactos con las fuerzas políticas con el objetivo de alcanzar "un gran acuerdo de país que consiga que las dificultades económicas" que están provocando esta guerra "las podamos superar entre todos".

Si algo ha demostrado este conflicto es que España necesita ser un país autónomo energéticamente, y el Ejecutivo lo que quiere es que se convierta en "una potencial mundial en energías renovables y limpias", lo que pasa necesariamente por ir "haciendo inversiones para que en el medio y largo plazo lo consigamos".

Y "la decisión tan cruel y salvaje" de Vladimir Putin refuerza esa idea del Gobierno de apostar por las energías limpias y "responder con unidad". Por eso el próximo día 29 el Consejo de Ministros dará luz verde al Plan Nacional de Respuesta a los Efectos de la Guerra" después de la celebración del Consejo Europeo porque la idea es adoptar las medidas "de la mano de los socios".

Respecto a la huelga que los transportistas retomarán el próximo lunes, el ministro de la Presidencia ha justificado no haber convocado para ese día a la convocante de estos paros, la minoritaria Plataforma en Defensa del Sector del Transporte de Mercancías por Carretera.

"Nos reunimos con las asociaciones representantes del sector; lo que no podemos aceptar es gente que, de manera irresponsable y en ocasiones violenta intente boicotear la cadena de suministro en nuestro país. Es inaceptable", ha zanjado.

Comentarios