La Junta espera que pronto se pueda conocer la verdad de la etapa de Cospedal

Castilla-La Mancha rechaza las objeciones de la Madrid a los estándares de depuración de aguas del Plan Hidrológico del Tajo
El vicepresidente segundo del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Manuel Caballero, atendiendo a los medios de comunicación este martes en Toledo
photo_camera El vicepresidente segundo del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Manuel Caballero, atendiendo a los medios de comunicación este martes en Toledo

El vicepresidente segundo del Gobierno regional, José Manuel Caballero, ha mostrado este martes su confianza en la justicia y espera que pronto los españoles y los castellanomanchegos puedan conocer la verdad de aquella etapa en la que María Dolores de Cospedal era presidenta de Castilla-La Mancha.

Así se ha pronunciado el vicepresidente segundo, a preguntas de los medios, el día que Cospedal ha acudido a la Audiencia Nacional para declarar como testigo en una pieza separada del caso Villarejo que gira en torno a las supuestas presiones que habrían sufrido Bárcenas o su abogado Javier Gómez de Liaño de "terceras personas vinculadas" al PP para que "no salieran a la luz informaciones comprometedoras o perjudiciales" para la formación sobre el caso Gürtel.

Por otra parte, el vicepresidente segundo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha manifestado su rechazo a las alegaciones presentadas por la Comunidad de Madrid al Plan Hidrológico del Tajo en materia de depuración de aguas.

"Todas las administraciones públicas tenemos un compromiso con la sostenibilidad medioambiental y, por supuesto, con lo que se refiere con la depuración de las aguas", ha declarado Caballero durante la clausura de la jornada 'La Presidencia Española del Consejo de la Unión Europea' celebrada en la Universidad Cardenal Lorenzana de Toledo.

"En este sentido, Madrid no puede en ningún caso reducir sus exigencias respecto de la depuración", ha añadido.

Caballero, que este lunes había manifestado su voluntad de "trabajar de manera conjunta" con la Comunidad de Madrid tras el recurso presentado por el Ejecutivo madrileño ante el Tribunal Supremo, ha señalado que Castilla-La Mancha puede "coincidir con Madrid reivindicando que no se trasvase más agua de la estrictamente imprescindible al Levante".

Sin embargo, ha planteado que "en ningún caso" el Gobierno de Castilla-La Mancha va a "participar de la estrategia de confrontación y de conflicto interesado y fabricado de Ayuso y del gobierno del Partido Popular en la Comunidad de Madrid".

Comentarios