El PSOE tomará la calle para recuperar el voto en el final de la legislatura

Sánchez se echa a la calle con 30 actos para comunicar la labor del Gobierno y estará el 9 de septiembre en Toledo. El PSOE ve muy factible sacar los Presupuestos de 2023 porque a Podemos y sus socios no les interesan elecciones
Imagen de familia de la nueva Ejecutiva Federal del PSOE tras los cambios propiciados por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez
photo_camera Imagen de familia de la nueva Ejecutiva Federal del PSOE tras los cambios propiciados por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, llevará a cabo una treintena de actos aquí a final de año en calidad de secretario general del PSOE con los que los socialistas buscan recuperar el contacto directo con la ciudadanía y comunicar mejor lo que se ha hecho hasta ahora y sus planes de futuro, han explicado fuentes del partido.
La campaña arrancará el próximo 3 de septiembre en Sevilla con un acto de Sánchez junto al alcalde de la ciudad, Antonio Muñoz, al que seguirá otro similar en Toledo el 9 de septiembre.

La Ejecutiva del PSOE aprobará el lunes una nueva campaña, 'El Gobierno de la gente', con la que los socialistas se han marcado el objetivo de llegar a "todos los rincones de España para explicar lo que estamos haciendo y lo que vamos a hacer", con contacto directo con los ciudadanos, y demostrar que están gobernando para el 95% de la sociedad, han precisado las fuentes.

El Gobierno, según el PSOE, "es consciente de la situación de los ciudadanos" y se muestra "empático" ante el cansancio acumulado primero por la pandemia y después por las consecuencias de la guerra en Ucrania, por eso quiere acercarse a los españoles para conocer sus problemas y escuchar lo que les tengan que decir.

En el PSOE han hecho suyo el lema de "a por todas" que ya usó Sánchez en el Debate del estado de Nación y buscan con el contacto directo y "piel con piel" en este tipo de actos la vía para comunicar mejor sus políticas a la ciudadanía y su proyecto para España, con la vista puesta en las autonómicas y municipales del próximo año.

"A POR TODAS" CON UN SÁNCHEZ MÁS CERCANO

"Vamos a por todas, tenemos proyecto, tenemos líder y nadie nos va a frenar", han reivindicado desde Ferraz, frente a un PP que "no tiene proyecto de país" y cuenta con un nuevo líder, Alberto Núñez Feijóo, que carece de "la talla política para poder dirigir este país e incluso el partido" y deja que sea Isabel Díaz Ayuso quien dicte las políticas en Génova.

El PSOE quiere que su líder pueda aparcar un poco "el papel excesivamente institucional" al que se ha visto obligado hasta ahora, principalmente por la pandemia que le dejó atado en Moncloa en gran medida, y asumir un rol mucho más cercano con los ciudadanos y ser él mismo el que les explique qué se ha hecho y cómo sería de diferente la situación en caso de que hubiera gobernado el PP.

Las fuentes del partido sostienen que Sánchez se encuentra "más cómodo" cuando puede estar en contacto directo con los ciudadanos y se muestran más que dispuestos a asumir el riesgo de que en algunos de estos actos pueda haber abucheos, como ya ha ocurrido en el pasado.

"Siempre hay el riesgo de que la oposición quiera organizarse para intentar que la estrategia del presidente no salga bien y meter a gente que monte bronca" pero pese a ello Sánchez "quiere dirigirse directamente a los ciudadanos y que los ciudadanos se dirijan a él en primera persona", han recalcado las fuentes. "El presidente va a vaciarse en este final de legislatura", han asegurado.

PRIMERA PARADA, SEVILLA

La campaña arrancará el próximo 3 de septiembre en Sevilla con un acto de Sánchez junto al alcalde de la ciudad, Antonio Muñoz, al que seguirá otro similar en Toledo el 9 de septiembre, si bien el 1 de septiembre también está previsto que alcaldes y concejales socialistas vayan a las estaciones para explicar las medidas adoptadas en relación con el transporte.

A los 30 eventos que el presidente tiene ya agendados de aquí a final de año por toda la geografía española y que compaginará con su agenda como presidente del Gobierno, habrá que sumar los de los ministros socialistas, miembros de la Ejecutiva, diputados y senadores del partido, han añadido las fuentes. Además, el PSOE también prepara actividades por el 40 aniversario de la victoria de Felipe González el 28 de octubre de 1982.

La campaña servirá también para movilizar a los votantes con vistas a las autonómicas y municipales del próximo mayo. En este sentido, tras el revés en Andalucía y con el cambio en la Ejecutiva del partido, las fuentes aseguran que están muy motivados y con ganas de "dar la cara y presentar batalla".

Las municipales, reconocen, no son unas elecciones más puesto que el poder a nivel municipal es "la columna vertebral" del partido y supone su cara visible más directa y también la vara por la que se les mide en muchos casos.

NUEVOS PRESUPUESTOS

En otro orden, el PSOE está convencido de que no debe haber problemas para sacar adelante los Presupuestos de 2023, aunque admiten que "no será fácil", e insisten en que se va a agotar la legislatura porque según los socialistas, a los 'morados' y a los aliados parlamentarios les interesa llegar al final sin adelantar elecciones.

Los dos socios del Gobierno mantuvieron en julio una primera reunión sobre los próximos Presupuestos Generales y, según la dirección del PSOE, "el entendimiento en el Gobierno es muy superior al que luego posteriormente intentan expresar" desde el socio de coalición.

Los socialistas consideran que hay "disposición" por parte del resto de formaciones para que los Presupuestos salgan adelante "en tiempo y forma" aunque reconocen que nunca es fácil. "Son los últimos presupuestos de la legislatura y serán difíciles, como lo fueron los anteriores", resaltan.

LOS ALIADOS QUIEREN PRESUPUESTOS EN TIEMPOS DE CRISIS

Sin embargo, inciden en que tanto el PNV como ERC o Compromís, partidos que gobiernan en sus comunidades, "son conscientes de la necesidad de que el país tenga nuevos presupuestos" en la coyuntura actual de crisis, frente a un PP que está demostrando falta de "sentido común".

En este sentido, las fuentes destacan que incluso los partidos nacionalistas parecen estar más preocupados en ocasiones por los intereses de España que el propio PP, que dice actuar movido precisamente por ello.

Además, insisten en la "vocación de diálogo" del Gobierno y, tras las críticas expresadas este jueves por algunos de sus socios de legislatura, aseguran que aunque siempre hay contactos intentarán anticiparlos si con ello se pueden resolver antes las votaciones y no esperar al último minuto, "porque un día nos va a dar un infarto".

Por todo ello, en el PSOE se muestran confiados en que habrá Presupuestos para 2023 y se remiten a los resultados logrados en las votaciones del jueves en el Congreso, donde quedó demostrado que el Gobierno cuenta con "mayoría suficiente".

Esa mayoría será la que permita precisamente, según los socialistas, agotar la legislatura. "El presidente no solo tiene vocación de hacerlo" sino que aún hay proyectos que el Gobierno quiere sacar adelante en esta recta final y para los que cuenta con respaldo parlamentario.

RESTAN IMPORTANCIA A LAS DIFERENCIAS EN LA COALICIÓN

Asimismo, las fuentes consideran que no solo el PSOE quiere terminar la legislatura sino que a Unidas Podemos también le interesa que así sea. Estar en el Gobierno les da la posibilidad de seguir desarrollando políticas y un "altavoz" que de otra forma no tendrían, subrayan desde la Ejecutiva socialista.

En cuanto a las diferencias que con cierta frecuencia emergen entre los socios de coalición, en el PSOE las enmarcan dentro de la "normalidad" y se escudan en que incluso en gobiernos monocolor también se producen. "Es lógico que el partido minoritario se quiera visibilizar", admiten.

Con todo, los socialistas reprochan a Podemos que se esfuercen en "buscar más las diferencias que lo que nos une" cuando se aprueban nuevas medidas, incidiendo en los elementos en los que no ha habido acuerdo, y que intenten transmitir la idea de que el PSOE va "contra la mayoría social, que es la que ellos representan".

CONFÍAN EN QUE PODEMOS RESUELVA SUS DISCREPANCIAS

En este sentido, y con la vista puesta ya en las autonómicas y municipales de mayo, en el PSOE confían en que en Unidas Podemos puedan superar las "dificultades" que están teniendo parta definir alianzas y designar candidatos y que "resuelvan las discrepancias que a veces tienen".

Este deseo viene explicado por el hecho de que quieren que los 'morados' puedan "canalizar una parte del voto al que el PSOE va a apelar pero que no queremos que se quede en la abstención como pasó en Andalucía" con los votantes de Izquierda Unida o Podemos.

"Queremos que a sea parte de la izquierda le vaya bien y se articulen de manera que les vaya bien", han asegurado desde Ferraz, donde sin embargo se resisten a opinar sobre cómo deberían organizarse.

Comentarios