miércoles 20/10/21

Crece la distancia entre el Gobierno y el PP para renovar el poder judicial

- Félix Bolaños rechaza estudiar la reforma que pide el PP para el CGPJ: "Los jueces no pueden elegir a los jueces".

- PP pide la dimisión de Bolaños por sus palabras sobre la renovación del CGPJ: "Agudiza el totalitarismo de Sánchez".

- Llop, a PP: "No hay mayor politización del CGPJ que su bloqueo. No contemplo otro escenario que no sea su renovación".

El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños
El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, en una imagen de archivo

Cada día es más remota la posibilidad de renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en esta legislatura, porque va en aumento la distancia entre el Gobierno y el PP, que pide ahora el cese del ministro de Presidencia, Félix Bolaños, por sus argumentos para rechazar que los jueces y no el Parlamento elijan a la mayoría de los vocales.

"En un Estado de derecho, en una democracia con nuestra Constitución, ni los jueces pueden elegir a los jueces, ni los políticos pueden elegir a los políticos: a todos nos eligen los ciudadanos porque son poderes del Estado", ha argumentado el ministro de Presidencia en una entrevista con la Cadena Ser.

El Gobierno rechaza la reforma que el PP pone como exigencia para renovar el poder judicial -que los jueces elijan a doce de los veinte vocales- porque, ha explicado el ministro, todos los poderes deben tener "base democrática" y "el Parlamento, los representantes legítimos de los ciudadanos son los que han de elegir los tres poderes".

Sus palabras han suscitado una reacción inmediata por parte de Pablo Casado, que ha calificado su postura de "totalitarismo" y ha pedido su cese a través de Twitter al entender que Bolaños ha atacado a la democracia, el Estado de Derecho, la independencia judicial, la Constitución y la Unión Europea.

Fuentes del PSOE han acusado a Casado de "manipular" las palabras del ministro, pues en su queja el líder de la oposición no incluía las alusiones de Bolaños a la soberanía popular. Mil días del CGPJ en funciones y "más de mil escusas del PP para no renovarlo", han denunciado los socialistas.

Y, como el ministro de Presidencia, han recordado que el PP tiene la obligación constitucional de renovar este órgano. "Sólo cabe un acuerdo, no tienen alternativa (...) no es un argumento que 'no me gusta la ley' porque si el argumento de que 'no me gusta la ley, no la cumplo' es un argumento válido, imagínese dónde vamos", ha señalado Bolaños.

El actual modelo -ha recordado el ministro- data de 2001 y es fruto de un pacto de estado entre el PP, entonces en el Gobierno, y el PSOE, que estaba en la oposición.

También Unidas Podemos, a través de su portavoz en el Congreso, Pablo Echenique, ha defendido que según la constitución "la justicia emana de pueblo" y que el PP está mareando la perdiz para seguir bloqueando el CGPJ porque, aseguran los morados, los de Casado creen que la actual composición les beneficia en juicios por corrupción.

En todo caso, este intercambio de reproches no logra mover al PP de su posición. No aceptarán "presiones", según ha dicho desde Ciudad Real el vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos, que ha acusado a Bolaños de querer e imponer "el control por parte del Ejecutivo a las instituciones del Estado" en lugar de reforzar la independencia judicial.

"La hemeroteca de Sánchez causa sonrojo", ha apuntado además Montesinos, en alusión a unas declaraciones de diciembre de 2014 en las que Sánchez aseguraba que no estaba de acuerdo con que los partidos políticos decidan el órgano de Gobierno de los jueces.

A las críticas se ha unido la líder de Ciudadanos, que en Twitter ha apuntado además a los populares: "Lo que no puede ser es que PSOE, PP y nacionalistas sigan repartiéndose el CGPJ, como llevan haciendo 35 años. Cumplan con la Constitución, Europa y el sentido común y permitan la despolitización de la Justicia".

A cuatro días de que arranque el año judicial, los puentes entre los dos principales partidos parecen rotos y el bloqueo, que va camino de alcanzar tres años, tiene visos de continuar.

En el PP asumen ya un escenario en el que el CGPJ siga en funciones y en Moncloa ponen el acento en que esta situación no se puede normalizar y avisan: los ciudadanos sufrirán los problemas en los nombramientos, tras aprobarse una ley, a iniciativa de los partidos de Gobierno, que impide hacerlos con el mandato caducado.

El próximo lunes, y como le han pedido la mayoría de los vocales, el presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, arremeterá duramente en su discurso de apertura de curso contra los protagonistas de este conflicto, según avanzaron a Efe fuentes próximas al CGPJ.

LLOP RESPONDE AL PP

Y al respecto, la ministra de Justicia, Pilar Llop, ha dejado claro este jueves que no contempla "otro escenario que no sea renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)", por lo que pide "altas miras y sentido de estado", y ha criticado la "intención" del PP de "bloquear" ya que entiende que "no hay mayor politización que bloquear la renovación del CGPJ, incumpliendo lo que dice la Constitución y la Ley Orgánica".

En una entrevista concedida a la Cadena Ser, Llop recuerda que el CGPJ "no es un órgano de la jurisdicción ordinaria, no pone sentencias". "Es un órgano de carácter político, de política judicial, porque son las fuerzas políticas representadas en el Parlamento las que eligen a los vocales", ha añadido, agregando que "se dice que el PP está diciendo que se necesita cambiar el modelo para que los jueces elijan a los jueces, pero es que han pasado más de mil días de un CGPJ en funciones, con unas competencias muy limitadas desde la última reforma y que genera disfunciones en el propio sistema judicial".

La ministra ha incidido en que el PP pide cambiar un modo de elegir a los vocales "que está en la Constitución, en la Ley" y que advierte de que el propio PP ha usado con anterioridad aunque "ahora dice que no le vale". En este marco, ha reivindicado que se cumpla la Constitución y la Ley Orgánica. "Ya estaba casi hecho el acuerdo, estaba encima de la mesa y sólo falta que el PP diga que sí", ha apostillado.

En este marco, Llop ha hecho hincapié en que el miércoles tuvo lugar "una primera toma de contacto con los grupos del Congreso de los Diputados y del Senado, exponiendo esta cuestión". "El tono fue muy cordial pero no es al Gobierno al que corresponde la renovación. El Consejo tiene su origen en el pueblo y han de ser elegidos por el poder legislativo y el Gobierno es el ejecutivo. El Gobierno tiene la responsabilidad de abrir los espacios para que se pueda producir", ha insistido, advirtiendo de que "el daño de prestigio que se está haciendo a nuestro país es muy grande".

Comentarios