miércoles 22/9/21

Sánchez da por hecho que Casado bloqueará el Poder Judicial indefinidamente

- Defiende que el Gobierno ha sido "escrupuloso" en el rescate a Plus Ultra: "Nada que añadir".

- Vaticina una nueva fase en septiembre en la lucha contra la pandemia y se muestra "muy optimista".

- Garantiza que las tecnológicas americanas "cuentan con España" y creen que es un país "seguro" y "asequible".

- Insta a Casado decidir si se suma a trabajar para que vengan "más empresas" o se queda en la "confrontación"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en California al término de su gira por EEUU
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en California al término de su gira por EEUU

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha lamentado este viernes que no encuentra en el PP "ninguna voluntad" para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y otros órganos constitucionales y, por ello, ha asumido que, por ahora, no hay posibilidad de llegar a un acuerdo. De ahí que tampoco tenga intención de telefonear ahora al líder del PP, Pablo Casado, para tratar de desencallar la negociación.

Así lo ha puesto de manifiesto durante la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede de HP, en Silicon Valey (California), para hacer balance de su gira económica por Estados Unidos, y en la que ha acusado al PP de mantener un "bloqueo que no tiene sentido", que mantiene al CGPJ con su mandato caducado desde hace "961 días", y que supone, a su juicio, un incumplimiento constate de la Constitución.

El presidente ha trasladado después, en una conversación informal con periodistas, que el Gobierno entiende que el PP ha tomado una "decisión política" y ha dado por imposible un acuerdo en este contexto, ya que eso exigiría, a su juicio, que los 'populares' se movieran de su posición actual.

Sánchez ha llegado a esta conclusión tras haber hablado con su ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, después de la ronda de contactos que ha iniciado en nuevo hombre fuerte del Gobierno con los grupos parlamentarios, y en la que ha constatado, según Sánchez, que "no parece que haya ninguna voluntad del PP de cumplir con la Constitución".

YA DESCARTÓ RETOMAR LA REFORMA DE LAS MAYORÍAS

El jefe del Ejecutivo ya dejó claro el miércoles en Nueva York, durante la primera jornada de su gira norteamericana, que no tiene intención de recuperar la reforma que en su día registraron el PSOE y Unidas Podemos para reducir la mayoría necesaria para elegir en el Parlamento a los nuevos miembros del órgano de gobierno de los jueces, y evitar tener que contar con el PP.

De este modo, su postura seguirá siendo la de seguir llamando al PP a que reflexione y a que se avenga a cerrar con el Gobierno un acuerdo para designar a los nuevos vocales, como se ha venido haciendo hasta ahora.

Tras varios intentos fallidos de retomar esta negociación, que se alarga ya desde hace dos años y medio, Sánchez no tiene intención ahora de levantar el teléfono para tratar de desencallar personalmente las negociaciones con Casado, y así lo ha vuelto a dar a entender este viernes desde Estados Unidos, al ser preguntado al respecto.

"Ya hemos tenido esa conversación, el ministro de la Presidencia ha hablado con el PP, y claramente nos han trasladado cuál es su posición. Lo que puedo hacer es un llamamiento de nuevo a que cumplamos con la Constitución. Ojalá en septiembre el PP reflexione y podamos producir ese relevo tan necesario", ha insistido, al ser preguntado de nuevo al respecto.

La última vez que llamó a Casado para hablar de este asunto, en febrero de 2021, su conversación derivó en que Bolaños --entonces como secretario general de la Presidencia-- y el 'número dos' del PP, Teodoro García Egea, estuvieron a punto de cerrar un acuerdo.

No obstante, todo saltó por los aires una vez más, en esa ocasión, tras el veto de los 'populares' a dos de los candidatos propuestos por socialistas y 'morados', la actual delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Victoria Rosell, y el juez José Ricardo de Prada, y la negativa del Ejecutivo a renunciar a este último.

"Si me preguntan qué medida voy a tomar, simplemente recordar a la oposición que tiene que cumplir con la Constitución, que si estamos obligados a cumplir siempre, en estos tiempos de pandemia aún tenemos que hacerlo más porque lo importante es reforzar las instituciones para el correcto funcionamiento de la democracia", ha recalcado, descartando así un 'plan b'.

A este respecto, ha señalado que el PP debe asumir "el resultado electoral" de una vez, y "ser consciente de que cuando se está en minoría", eso no tiene que significar "que se bloquee la renovación de los órganos constitucionales, sino que desde esa posición de minoría que tiene la oposición, participe en la renovación de estas instituciones tan importantes".

"ESCRUPULOSO" EN EL RESCATE A PLUS ULTRA

Por otra parte, el presidente del Gobierno ha aseverado que el Ejecutivo ha cumplido "con la legalidad" y ha sido "escrupuloso" en todo lo que tiene que ver con el "uso de recursos públicos", incluido con el rescate de la aerolínea Plus Ultra.

Así ha respondido Sánchez al ser preguntado sobre la decisión de la justicia de suspender el pago de 34 millones de euros que corresponden al segundo tramo del rescate concedido por el Gobierno.

"Somos un Gobierno que cumple con la ley, que es transparente y es escrupuloso en todo lo que tiene que ver con la acción y el desembolso de recursos públicos. No tenemos nada que añadir", ha afirmado.

Asimismo, ha señalado que "se ha solicitado por parte del juez una información a esta empresa" y que el Gobierno no tiene "nada que decir" a este respecto.

"Lo que sí que puedo garantizar es que hemos cumplido con la legalidad que somos escrupulosos con el uso de los recursos públicos de España, y absoluta transparencia por parte del Gobierno de España", ha zanjado al respecto.

NUEVA FASE EN LA LUCHA CONTRA LA COVID

De otro lado, el presidente del Gobierno ha vaticinado que la lucha contra la pandemia entrará en septiembre en una nueva fase gracias a la aceleración de la vacunación y a la receptividad de la población a vacunarse, y se ha mostrado "muy optimista" y "positivo" al respecto, aún cuando la incidencia en España supera actualmente los 600 contagios por 100.000 habitantes.

"Somos muy positivos y muy optimistas por la situación que tendremos respecto al Covid en septiembre", ha asegurado.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo ha explicado que su optimismo se basa en el hecho de que la campaña de vacunación se va acelerando "día a día", gracias a que se cumplirá el objetivo de vacunación del 70% de la población con pauta completa para finales de verano.

Además, ha recalcado que ya están estudiando empezar a vacunar a la población más joven, entre la que se están dando la mayoría de los contagios, y ha sacado pecho de que el 99,9% de las aulas se hayan mantenido abiertas durante este año.

"Esperamos una nueva fase en nuestra lucha contra el Covid. Gracias a las vacunas y la campaña de vacunación y a nuestra población, estamos acelerando día a día la vacunación", ha enfatizado, tras señalar que en España no existe prácticamente rechazo a las vacunas.

LAS TECNOLÓGICAS "CUENTAN CON ESPAÑA"

En otro orden, el presidente del Gobierno ha asegurado, tras sus reuniones con algunos de los gigantes tecnológicos norteamericanos como Apple, HP o Microsoft, que "cuentan con España" y que consideran que es un país "seguro, con buena calidad de vida, asequible y competitivo en precios", y ha confiado en que aumenten sus inversiones en los próximos años.

"Creo que tenemos una gran oportunidad para el Gobierno de España y para todos los inversiones extranjeros", ha afirmado.

Sánchez no ha querido concretar si ha logrado apalabrar algún tipo de inversión o proyecto con las compañías con las que se ha reunido estos días, pero sí ha asegurado que espera "un incremento de la inversión de Apple en los próximos años" en dos campos, el de la inteligencia artificial y el audiovisual, con Apple TV.

"Pero en todas las conversaciones que hemos tenido con las compañías estos días, las conclusiones y sensaciones que hemos tenido es que cuentan con España. Creen que España es un país seguro, con buena calidad de vida, asequible y comprometido en precios", ha relevado.

Sánchez se ha centrado este viernes en exponer la estrategia que ha diseñado el Gobierno, dentro del Plan de Recuperación, para convertir a España en líder en "ciberseguridad, inteligencia artificial, computación cuántica y todo lo relacionado con las nuevas tecnologías", y crear un "ecosistema para que las startups crezcan en el país".

"Hay muchas oportunidades para las compañías tecnológicas de Estados Unidos en España y en el futuro", ha enfatizado. "Creo que las conversaciones han sido muy positivas y estamos deseando tenerlos a bordo en esta transformación que estamos afrontando en España", ha recalcado.

INSTA A CASADO A DECIDIR SI SE SUMA A TRABAJAR

Además, Sánchez ha defendido su gira económica en Estados Unidos frente a las críticas de la oposición, y ha instado al líder del PP, Pablo Casado, a elegir si se queda en la "confrontación" o se pasa al lado "de hablar bien de España para que vengan más empresas".

Así lo ha asegurado durante su comparecencia, en la que ha avisado al líder de la oposición de que los ciudadanos "no se merecen" esa actitud.

"Hemos venido aquí a hablar bien de España, a situar España en el radar, a que las empresas se sitúen en España para participar de manera activa en la recuperación y la modernización", ha ahondado el presidente, al ser preguntado sobre las críticas de Casado, denunciando "bochorno" que a su juicio ha hecho Sánchez al no habers reunido con el presidente de EEUU, Joe Biden, en este viaje.

Según Sánchez, lo que se merecen los ciudadanos es que se "traslade esperanza" y que el Gobierno y las formaciones políticas trasladen "esperanza" y "esa visión de hacer las cosas mejor, para superar la pandemia".

"Los partidos y la oposición tienen que decir de qué lado están: si están del lado de la recuperación y, por tanto, de hablar bien de España para que vengan más empresas o que nos quedemos en la crispación y la confrontación", ha zanjado.

SITUAR A ESPAÑA EN EL "RADAR"

El presidente del Gobierno ha cerrado este viernes su gira económica por Estados Unidos, convencido de haber cumplido su objetivo de haber situado a España en el "radar". De hecho, espera empezar a recoger antes de que acabe el año los primeros frutos de sus contactos con los principales magnates financieros, tecnológicos y audiovisuales, con los que se ha visto en Nueva York, Los Ángeles y Silicon Valley, aunque no ha concretado ninguno de los posibles resultados de su visita.

El jefe del Ejecutivo se va de Estados Unidos sin haberse reunido con el presidente estadounidense, Joe Biden, como estaba previsto, pero reafirmado en que era necesario realizar en este momento esta ronda de contactos, antes de que las grandes compañías cierren sus planes para el próximo curso y para la etapa de recuperación que se abre tras el fin de la pandemia.

En sus decenas de reuniones con las grandes compañías estadounidenses, como Bloomberg, BlackRock, Appel, Microsoft, HP, Netflix o HBO, Sánchez ha tratado de convencerles de que ni ellos, ni los Gobiernos, van a poder remontar "solos" la crisis económica derivada de la pandemia, y de que España es el lugar adecuado para potenciar esa "necesaria" alianza entre el sector público y el privado.

"La intención del Gobierno era que, en el momento actual, de aquí al próximo otoño, que es cuando muchas de estas empresas van a tomar decisiones, tengan presentes cuáles son los grandes planes y números del Gobierno", ha explicado en la rueda de prensa de balance de la gira que ha ofrecido.

Sánchez ha ahondado en esta idea en la conversación informal que ha mantenido posteriormente con los periodistas que han seguido sus pasos estos tres días, y que ha sido la tercera de la gira; un hecho que refleja, por lo menos en este viaje, un cambio en la política comunicativa que Moncloa había desarrollado los últimos meses, y que llega tras la drástica renovación de casi la mitad de su Gobierno, con la salida de su ya exjefe de gabinete Iván Redondo, incluida.

Según ha explicado en estas comparecencias el jefe del Ejecutivo, los frutos de sus conversaciones en este viaje pueden empezar a llegar este mismo año, aunque también ha admitido que algunos de los proyectos que podrían surgir de esta gira requieren un mayor periodo de maduración, sin concretar en ningún caso qué tipo de inversiones pueden surgir, ni aclarar si se ha firmado, o al menos apalabrado, algún acuerdo.

Sí se ha mostrado confiado tras las diferentes reuniones que ha mantenido en que España puede convertirse, por ejemplo, "en el Hollywood de Europa" si las grandes productoras se decantan por España para sus proyectos y sedes europeas, o en un país "líder en ciberseguridad o inteligencia artificial". También ha trasladado a los grandes fondos de inversión que España es "el mejor lugar del mundo para invertir".

Eso sí, Sánchez ha querido dejar claro en varias ocasiones que en sus encuentros no ha ofrecido nuevos incentivos fiscales, ni los altos ejecutivos se lo han pedido. Tampoco se han interesado, ha afirmado, por la situación política de Cataluña.

Lo que estas empresas punteras en el sector financiero, tecnológico o audiovisual le han trasladado a Sánchez que buscan es que España cuente con suficientes profesionales formados en las posiciones que sus empresas demandan, buenos emplazamientos en el caso concreto de las grandes productoras audiovisuales, o un buen plan para afrontar las transformaciones ecológica y digital que requieren los nuevos tiempos.

Los fondos de inversión y grandes bancos sí aprovecharon para transmitirle en Nueva York su inquietud por algunas de las reformas pendientes en España como la ley de vivienda, la del mercado laboral o la de sistema fiscal, en las que Unidas Podemos plantea posturas más alejadas de sus intereses.

El presidente, por su parte, ha tratado en este viaje de calmar esos recelos, asegurándoles que la prioridad ahora es la recuperación, y que no se producirán cambios abruptos en la legislación. Además, les ha garantizado que cuenta con estabilidad política para agotar su legislatura en 2023 y aprobar no sólo los presupuestos del año 2022 sino también del siguiente.

"Más que peticiones, fueron preguntas que tienen que hacer los fondos en múltiples ámbito. Como nuestra hoja de ruta es concreta y pública, mi trabajo ha sido bastante sencillo, ha sido explicar las reformas, porque han sido validadas por el Congreso o forman parte del programa del gobierno de coalición", ha recalcado.

Además, ha defendido que todo el Gobierno de coalición, incluido su socio minoritario de Unidas Podemos, comparte el mismo objetivo de "poner negro sobre blanco" su plan de recuperación y de financiarlo no sólo con los fondos públicos europeos y españoles sino también inversión primada, que es "fundamental".

Con todo, en su comparecencia de este viernes ha vuelto a restar importancia al hecho de que no se haya visto con Biden en este viaje, aunque ha asegurado que el Gobierno mantiene "siempre" la "maquinaria" funcionando para tener ese contacto.

"La colaboración con la Administración Biden es muy positiva a todos los niveles", ha defendido, tras rechazar también las críticas del líder del PP, Pablo Casado, tachando de "bochornosa" su gira estadounidense por no haber ido a la Casa Blanca. "La oposición tiene que decir de qué lado está: si están del lado de la recuperación y, por tanto, de hablar bien de España para que vengan más empresas, o de que nos quedemos en la crispación y la confrontación", ha avisado.

Después de llevar meses manteniendo contactos telemáticos con los líderes de las principales compañías estadounidenses, según ha relatado el propio Sánchez, poder celebrar reuniones en persona "ha sido fundamental", ha afirmado.

En cuanto a la pandemia, Sánchez ha vuelto a pedir "prudencia", pero ha señalado que "el ritmo de vacunación es cada día mayor" y que España puede convertirse incluso en el primer país en número de personas inmunizadas con pauta completa, con lo que ello supone para asegurar la recuperación económica, habida cuenta de que la vacuna es, a su juicio, "el instrumento definitivo para poder superar la pandemia".

Comentarios