García-Page: Siempre apoyaré al candidato del PSOE, pero con mi método y mis modales

El Ejecutivo de Castilla-La Mancha presentará, si no lo ordena antes el Gobierno de España, una iniciativa legislativa sobre armonización fiscal
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asistido en el Museo Paleontológico de Castilla-La Mancha (MUPA), al acto de presentación del proyecto Toroverde en la provincia de Cuenca
photo_camera El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asistido en el Museo Paleontológico de Castilla-La Mancha (MUPA), al acto de presentación del proyecto Toroverde en la provincia de Cuenca

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha dejado claro este jueves que "siempre" apoyará al candidato del PSOE pero ha exigido hacerlo con su "método" y sus "modales" porque, según ha presumido, lleva 30 años ganando al adversario.

Estas palabras llegan después de que varios cargos del PSOE y el Gobierno hayan rechazado sus últimas declaraciones en 'El Mundo' criticando la política de pactos del Ejecutivo y su estrategia frente al líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo.

Desde Cuenca, en el acto de presentación del proyecto Toroverde en esta provincia, Emiliano García-Page ha dicho que mientras él sea presidente de Castilla-La Mancha, "los intereses generales estarán siempre por delante de los intereses" de su partido y, por supuesto, "por delante del de todos los partidos juntos", ha sentenciado.

Lo cual, ha manifestado, "no quiere decir que no quiera que gane" su partido. "Yo siempre apoyaré al candidato de mi partido pero me tendrán que dejar que lo haga con mi método y con mis modales porque llevo 30 años ganando al adversario". "30 años, que se dice pronto", ha añadido.

Y además, ha continuado, lo quiere "hacer de manera incompatible" con el hecho de llevarse bien con la gente. Ha dejado claro en este punto que no le gustan los insultos y que prefiere la "moderación y los acuerdos", al tiempo que ha garantizado que él nunca pronunciará una de las frases "más desastrosas" que se han predicado en este país como es "la del miedo tiene que cambiar de bando".

"Perdón, yo trabajo para que nadie tenga miedo porque además el miedo es libre y el que quiera que lo entienda, lo demás es simple y llanamente confundirnos", ha aseverado el presidente socialista.

ARMONIZACIÓN FISCAL

Por otra parte, el presidente de Castilla-La Mancha ha sido muy crítico contra la bajada de impuestos planteadas por algunas comunidades autónomas del PP, por lo que ha mostrado su rechazo contra lo que ha llamado guerra "fiscal", ha pedido al Gobierno de España que actúe para poner orden a este debate y ha dejado claro que su Gobierno aboga por la armonización fiscal en algunos impuestos.

García-Page ha afirmado que, si en estos meses no se toma algún tipo de medida, "incluso arbitrando un debate en la Conferencia de Presidentes", antes de diciembre el Gobierno de Castilla-La Mancha presentará una iniciativa legislativa a las institucionales nacionales para que se apruebe un proyecto de armonización fiscal en algunos impuestos que "no deben llevar nunca al enfrentamiento" entre los territorios en España.

"Lo vamos a hacer por sentido de país y por sentido de responsabilidad, ha asegurado el presidente castellanomanchego durante su intervención en Cuenca.

El presidente regional, que ha presumido del "clima social de entendimiento" existente en Castilla-La Mancha entre empresarios y sindicatos, ha recalcado que la región tiene "una de las presiones fiscales más bajas de España, precisamente, "por acuerdo con todos".

Ha sido en este punto en el que García-Paga ha mostrado su preocupación por "el debate que se abre en un país como el nuestro en el que podemos terminar con un desmadre fiscal". Así, se ha preguntado ¿Cómo es posible que España plantee en Europa que vayamos hacia un escenario de convergencia fiscal?, y aquí "lo que se ponga de moda es cada uno hacer la guerra económica por su cuenta".

Según ha advertido, "para eso no se han inventado las autonomías, de ninguna de las maneras, se han inventado para hacer más fácil los servicios a la gente y para acercar España, su democracia y sus servicios públicos a la ciudadanía". "Ni se ha inventado la autonomía para que algunos quieran romper España ni se ha inventado tampoco para la demagogia fiscal", ha declarado el presidente regional.

"Si lo que yo estoy escuchando a algunos dirigentes del PP, lo hubieran dicho los vascos, dirían que son unos traidores y que están rompiendo España; y si lo que están diciendo algunos ahora de que pueden hacer lo que quieran con sus impuestos lo hubiera dicho un catalán, estarían diciendo que se rompe España", ha avisado.

Dicho esto, ha aseverado que él va a defender que en España los impuestos no sirvan "para que todavía tengamos un país más difícil de gestionar, con más dramas y con más complicaciones e incertidumbres". "Buscaremos la armonización", ha dicho.

Igualmente, ha planteado al Gobierno de España que empiece a plantear una reflexión "para ordenar un debate que no puede llevarnos a trocear la riqueza del país ni a hacer más difícil en las gestiones a los empresarios ni a competir para ver quién vive aquí o quién se muere allá". "Esto es un absurdo en un país de 45 millones de habitantes en medio de una comunidad económica europea que busca la unidad europea en todos los sentidos. No tiene lógica ninguna".

Comentarios