El Gobierno de Castilla-La Mancha centra la recta final de la legislatura en la creación de empleo

- Protección a colectivos vulnerables, atención a empresas y transición ecológica y digital marcarán los presupuestos regionales de 2023.

- Guijarro recuerda que "Page no hizo ninguna declaración cuando Vara criticó los indultos" y dice que la mayor lealtad al PSOE es "ganar".

- El Gobierno de Castilla-La Mancha defiende que las alternativas planteadas al tren convencional de Cuenca serán mucho más utilizadas.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha reunido en Tarancón (Cuenca) a todos los representantes de sus consejerías y delegaciones provinciales para marcar las líneas estratégicas de cara a los próximos meses
photo_camera El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha reunido en Tarancón (Cuenca) a todos los representantes de sus consejerías y delegaciones provinciales para marcar las líneas estratégicas de cara a los próximos meses

El Gobierno de Castilla-La Mancha centrará su acción en la recta final de la legislatura y hasta las elecciones del 28 de mayo de 2023 en la creación de empleo en la región como "piedra angular" de sus políticas.

Así lo ha manifestado este viernes el vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro, en una rueda de prensa en Tarancón (Cuenca), donde el Ejecutivo ha reunido a todos los representantes de sus consejerías y delegaciones provinciales para marcar las líneas estratégicas de cara a los próximos meses.

Martínez Guijarro ha señalado que todo el Gobierno regional está "convencido" de que cumplirán con los compromisos adquiridos por el presidente autonómico, Emiliano García-Page, tanto en su programa electoral como en el debate de investidura y en los posteriores debates sobre el estado de la región.

En este sentido, ha dicho que pese a haber sido una legislatura "nada convencional" por las crisis sanitarias y económicas y las consecuencias de la invasión rusa en Ucrania, "nunca vamos a utilizar la excusa de las crisis para decir que no cumplimos nuestros compromisos".

Compromisos, ha añadido, que se resumen en revertir los recortes y la situación social que había dejado el Gobierno 'popular' de María Dolores de Cospedal en materia de servicios públicos, y revertir también la situación de "desgarro social" con el objetivo de devolver a la comunidad autónoma a la senda del diálogo.

Según el vicepresidente regional, "todo esto lo hemos cubierto durante los últimos años" de manera que Castilla-La Mancha se ha convertido en la región donde más crece la ocupación laboral, y se han recuperado y reforzado los servicios públicos con multitud de inversiones en infraestructuras y personal.

Ahora, ha aseverado, se trata de planificar el final de la legislatura y la aprobación de unos presupuestos para 2023 que serán clave para garantizar el cumplimiento de los compromisos pendientes y atender las prioridades marcadas.

A este respecto, ha indicado que estas prioridades pasan por atender las necesidades del tejido productivo para impulsar la actividad económica, manteniendo el apoyo a las empresas ya ubicadas en la región y atrayendo nuevos proyectos empresariales; y tomar las medidas necesarias para la protección de las familias y los sectores más vulnerables para "no dejar a nadie atrás" en la recuperación.

Para ello, ha especificado Martínez Guijarro, el Ejecutivo autonómico seguirá reforzando los servicios públicos, concluirá las infraestructuras en curso e impulsará otras nuevas, incorporará profesionales a los servicios para consolidarlos y mejorar la calidad de la atención a los ciudadanos y avanzará en transición ecológica y digital a través de los fondos europeos, así como adoptará medidas en materia de políticas activas de empleo y de lucha contra la despoblación.

Con respecto a la aprobación de los presupuestos para el próximo año, el vicepresidente regional ha afirmado que "nadie tiene duda de que se aprobarán con absoluta normalidad", porque a su modo de ver Castilla-La Mancha es una "isla" en España desde el punto de vista de la tranquilidad institucional y política y el diálogo y la paz social.

Además, el vicepresidente de Castilla-La Mancha ha avanzado que el Gobierno autonómico ha solicitado la celebración del Debate sobre el Estado de la Región para los días 4 y 5 de octubre, donde el presidente analizará la situación de la Comunidad Autónoma, la evolución en los últimos años y los planteamientos a futuro.

Preguntado por las encuestas que estiman que el PSOE volverá a ganar las elecciones autonómicas en 2023, ha respondido que "siempre es bueno tener buenas noticias" pero que no supone más que un "estímulo" para seguir trabajando porque "la única encuesta válida será la del 28 de mayo", a la misma vez que ha defendido que el Gobierno regional ha tenido una actividad "frenética" desde el primer día de la legislatura mientras "hay quienes se plantean la política en el último año".

GOBIERNO DE COALICIÓN

En otro orden, el vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha ha señalado que el presidente regional siempre ha respetado al resto de sus homólogos y, por ejemplo, no hizo ninguna declaración cuando el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, criticó los indultos.

Así ha respondido Martínez Guijarro, ante las criticas del presidente de Extremadura a García-Page al calificar de "injusto" que cuestione a los socios del Gobierno de Pedro Sánchez cuando él fue presidente autonómico en 2015 merced al apoyo de Podemos y afirmar que "la lealtad no es sólo decir lo que a cada uno se le ocurre en cada momento".

Martínez Guijarro ha defendido que García-Page "siempre ha sido absolutamente respetuoso con el resto de presidentes autonómicos, sean del partido que sean y tengan la consideración que tengan", y se ha mostrado convencido de que seguirá siendo así de cara al futuro.

No obstante, ha recordado que el presidente castellanomanchego no hizo ninguna declaración cuando Fernández Vara criticó abiertamente los indultos por parte del Gobierno de España e incluso llegó a decir que "le daban ganas de volver a su actividad profesional", por lo que luego pidió perdón al partido.

En todo caso, ha indicado que lo que ha hecho García-Page es manifestar sus opiniones, sobre todo cuando son asuntos que atañen a la comunidad autónoma, y ha reconocido que sí gobernó con Podemos pero con la intención durante toda la legislatura de no volver a depender de esa formación.

"Esa es la clave de la cuestión", ha sentenciado el vicepresidente regional, "la actitud frente a la siguiente legislatura, en la que queremos seguir gobernando en solitario para no tener que dar explicaciones a la hora de tomar determinadas decisiones".

Además, en cuanto a la lealtad de la que hablaba Fernández Vara, Martínez Guijarro ha afirmado que "la mayor lealtad al PSOE a nivel nacional es seguir gobernando en Castilla-La Mancha, ganar las elecciones en la mayoría de los municipios" y trabajar para que el partido tenga "los mejores resultados en el conjunto del país".

A su juicio, esa es la manera de trabajar, "estando pendientes de los problemas de los ciudadanos y anteponiendo los intereses de la comunidad autónoma a cualquier otro, sea partidario o de otras instituciones", ha subrayado.

ALTERNATIVAS AL TREN CONVENCIONAL

Por último y de otro lado, el Gobierno de Castilla-La Mancha no se plantea dar marcha atrás en el cierre del tren convencional de la línea Arajuez-Cuenca-Utiel y defiende que las alternativas de transporte planteadas en la provincia de Cuenca serán más utilizadas por los viajeros.

Así lo ha señalado el vicepresidente regional, que a preguntas de los medios por este asunto, ha negado que la eliminación del ferrocarril haya tenido un rechazo de gran parte de la sociedad conquense aunque "sí en algunas redes sociales, pero no toda la sociedad está ahí", ha recalcado.

En cualquier caso, Guijarro ha recordado que fue una propuesta del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) al Gobierno de España con el objetivo de sacar mayor rentabilidad a los fondos que se destinaban a un tren que "no usaba prácticamente nadie, salvo las 11 personas que lo cogían a diario", por lo que ha dicho que "transportaba hierro todos los días" y su mantenimiento costaba millones de euros.

Asimismo, ha indicado que lo que se ha planteado es un sistema intermodal alternativo cuyos resultados se podrán ver en los próximos meses, si bien se ha manifestado que "seguro que va a haber muchos más ciudadanos utilizando estas alternativas de transporte que los que usaban el ferrocarril" convencional.

A su juicio, se hará un uso más eficiente y se prestarán mejores servicios a los ciudadanos, además de que se podrán "coser heridas urbanísticas" en numerosos municipios por los pasos a nivel, y aprovechar el espacio de la vía para generar oportunidades desde el punto de vista turístico, tal y como ha propuesto la Diputación provincial de Cuenca.

"En su conjunto, es una buena oferta", ha opinado Martínez Guijarro, y pese a que ha respetado que "hay quienes quieren seguir anclados al pasado", ha apostado por "transportes del siglo XXI con la intermodalidad", ha concluido. 

Rueda de prensa para informar sobre la acción del Ejecutivo autonómico

Comentarios