García-Page: el riesgo de sumar votos Vox y PP es real en cualquier sitio de España

El presidente de Castilla-La Mancha ve a Mañueco "incómodo" con las medidas de Gallardo sobre el aborto; dice que las pulseras están bien pero pide a Igualdad dejar la soberbia aparte y cambiar la Ley del solo sí es sí; y pide a ERC dejar su "propaganda" aparte para trasladar una imagen "amable" durante la cumbre hispano-francesa
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, atendiendo a los medios de comunicación en la Feria Internacional de Turismo (Fitur)
photo_camera El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, atendiendo a los medios de comunicación en la Feria Internacional de Turismo (Fitur)

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha dicho que está bien que el PP proponga que gobierne la lista más votada pero la "experiencia" le lleva a pensar que "en muchos aspectos dan ejemplo de lo contrario". "Está bien decirlo, pero hay que predicar con hechos", ha apostillado el presidente socialista.

A preguntas de los medios durante la inauguración de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) en Madrid, García-Page ha explicado que el modelo parlamentario que hay en España "no es exactamente el de la lista más votada" y considera que esta propuesta de los 'populares' llevaría a "conclusiones complejas" como saber qué significa el partido más votado: "por un voto, por dos, por diez por ciento".

Según ha recalcado, "el concepto en sí de que realmente tendamos a la estabilidad y que no valga todo, y que no todos los pactos valgan y que haya límites en las negociaciones entre los partidos, eso lo puedo entender", pero "el problema que tiene el PP, entendiendo que planteen lo de la lista más votada, es que luego eso se haga realidad en los sitios donde no son la más votada", ha añadido.

"La experiencia me lleva a pensar que en muchos aspectos dan ejemplo de lo contrario; está bien decirlo, pero hay que predicar con hechos", ha reiterado al respecto.

PROTOCOLO DEL ABORTO DE CYL

En otro orden, el presidente de Castilla-La Mancha opina que el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, al que conoce "bien", está "incómodo" con las medidas de su vicepresidente de Vox, Juan García-Gallardo, sobre al aborto.

"Le conozco bien, creo que no finge, creo que piensa que el vicepresidente de Vox se ha extralimitado. Es la opinión personal de alguien que le conoce. Está incómodo", ha señalado el presidente castellanomanchego a preguntas de los medios.

Tras asegurar que es "importante" que Castilla y León sólo tenga una voz y sea la de su presidente, que "para eso le han votado", García-Page ha mostrado su preocupación porque una parte del sector de la política en España y una parte de la sociedad, en pleno siglo XXI, "tenga un concepto tan bajo de la mujer".

"Esta tendencia a considerar, de una manera directa o indirectamente, secundaria a la mujer me parece muy lamentable, cuando realmente no se explica todo lo que ha conseguido España si no es con la incorporación de la mujer plenamente a la vida activa y a la vida cultural", ha subrayado el presidente regional.

Dicho esto, ha pedido a los españoles que "intenten siempre huir del talibanismo político", del tipo que sea. "En este caso es muy elemental, hacer ruido, hacer ruido, y distraer de lo que es importante, que son los problemas que estamos atravesando hoy".

A los que están en contra de la ley del aborto, el titular del Ejecutivo castellanomanchego les ha emplazado a proponer una ley distinta, porque, según ha criticado, se ha dado el caso, que cuando han tenido ocasión y mayoría para cambiarlas en el Gobierno --en referencia al PP-- "han pasado de largo y no lo han hecho".

LEY DEL 'SOLO SÍ ES SÍ'

Por otra parte, el presidente de Castilla-La Mancha ha asegurado que la instalación de pulseras telemáticas a agresores sexuales "está bien", pero ha pedido al Ministerio de Igualdad que deje "la soberbia aparte" y "arregle" la Ley del 'solo sí es sí'.

Estas palabras de García-Page se producen un día después de que se haya conocido que el Ministerio de Igualdad, a través de la Delegación de Gobierno contra la Violencia de Género, dio una instrucción el pasado mes de diciembre, ante la revisión de penas consecuencia de la entrada en vigor de la Ley del 'solo sí es sí', para que se atendieran en 24 horas las instalaciones de dispositivos de control telemático por excarcelaciones sorpresivas o inesperadas.

"Sería bueno ahorrarse pulseras porque se está excarcelando a gente como producto de un error elemental en la Ley del 'solo sí es sí'", palabras que ha aprovechado para pedir modificar dicha norma, algo que, a su juicio, la gente vería con "normalidad". "Si se mete la pata, se arregla el problema. La soberbia es muy mala consejera".

García-Page ha asegurado que no tiene ninguna duda de que la intención del Gobierno y del Ministerio de Igualdad es "la de perseguir a todo tipo de agresor sexual", pero, sin embargo, "por un problema de amor propio", esta ley no se cambia y los ciudadanos ven como un violador sale a la calle "antes de tiempo", se rebajan penas o se da pie a que, incluso, algunos piensen que, como va a ser menor la pena, les va a costar menos delinquir.

"Yo creo que el amor propio y la soberbia hay que dejarla aparte", ha opinado el presidente castellanomanchego, quien considera que "las pulseras están bien pero no pueden con el amor propio y con la soberbia".

"PROPAGANDA" DE ERC

Por último, y de otro lado, el presidente de Castilla-La Mancha ha lamentado que ERC hable "de su libro y de su propaganda" en un momento --en referencia a la cumbre hispano-francesa que tendrá lugar este jueves-- en el que tendría que "dejar todo eso aparte" para que la imagen que trasladara España y también la sede concreta, que es Barcelona, fuera "amable" en el mundo.

Así ha reaccionado el presidente regional al ser preguntado por la participación de ERC en la movilización independentista contra la cumbre España-Francia.

"Una cosa son los intereses de los independentistas, y otra cosa es Cataluña, y cada vez está quedando más claro", ha apostillado García-Page.

Así, ha afirmado que se ha educado desde niño en la idea de que Cataluña es "la parte más moderna, más avanzada y más vanguardista de España, y es una alta economía del país", y por eso cree que el Gobierno central favorece la imagen de Barcelona al llevar allí dicha cumbre, algo que, según García-Page, no le importa a ERC.

Comentarios