García-Page apremia a Sánchez a sacar una ley contra la "lamentable" ocupación ilegal

Sánchez critica que el PP votará a favor en Bruselas "las mismas medidas" que ha rechazado en Madrid, y denuncia la "oposición negacionista" que hay en España
Isabel Rodríguez, Emiliano García-Page, Pedro Sánchez y Milagros Tolón, este jueves en un acto del PSOE en la ciudad de Toledo
photo_camera Isabel Rodríguez, Emiliano García-Page, Pedro Sánchez y Milagros Tolón, este jueves en un acto del PSOE en la ciudad de Toledo

El líder del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha apremiado este jueves al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a sacar adelante una ley que permita atajar la okupación ilegal de viviendas, un fenómeno “lamentable” que “está costando caro” a los vecinos de la región.

En un acto que el PSOE ha organizado en Toledo, y al que ha acudido el jefe del Ejecutivo central para explicar a los asistentes las medidas aprobadas por su Gabinete, García-Page ha planteado una legislación “más clara” que permita a los alcaldes, a las comunidades de vecinos y a los propietarios de las viviendas combatir el fenómeno “okupa”.

El presidente autonómico ha recalcado en su intervención que la ocupación ilegal es una práctica que “no se puede tolerar” y ha advertido que “es mejor” que sea el PSOE quien apruebe una normativa “seria” que aborde este problema y evitar que la saque adelante la derecha con criterios “sectarios y penosos”.

“Tenemos que combatir un fenómeno que nos está costando caro. Y no es solo un problema ideológico, es de realismo”, ha aseverado el dirigente socialista en clave electoral.

Por otro lado, García-Page ha lamentado que se ha producido un nuevo trasvase de 7,5 hectómetros cúbicos para suministros urbanos en el mes de septiembre, desde los embalses de Entrepeñas-Buendía a través del acueducto Tajo-Segura.

Tras criticar que “cero” hectómetros cúbicos del agua trasvasada irán destinados a regadíos, el líder de la Junta ha pedido “un gran acuerdo nacional” en materia hidráulica que permita un reparto de este bien “entre todos”.

Aun así, García-Page ha celebrado el cumplimiento de la nueva ley que regula el trasvase de agua a través del Tajo-Segura, fruto del “consenso” entre el Gobierno de España y el autonómico, que “borró de un plumazo” el memorándum de la “vergüenza” que dejó la expresidenta de Castilla-La Mancha, la popular María Dolores de Cospedal.

El jefe del Ejecutivo castellano-manchego ha tildado de “absurdo” el debate sobre si España quiere ser un país sostenible o no. “Quien no quiera que esto sea sostenible no le importa lo que encuentren nuestros hijos y nuestros nietos. Pan para hoy, hambre para mañana”, ha criticado.

En esta línea, García-Page ha afeado la postura que el PP ha planteado con su plan energético que promueve “todo tipo de fuentes de energía” y se ha preguntado que por qué no defiende esta misma cuestión en materia de agua.

Y ha recordado que han sido los gobiernos socialistas los que han puesto en marcha “todas” las desaladoras en el Levante: “¿Por qué han estado tanto tiempo negándose a las desaladoras?”, ha criticado.

En cualquier caso, García-Page se ha comprometido a “no solo repetir, sino a mejorar” los resultados en las próximas elecciones municipales y autonómicas, que están previstas para mayo del próximo año, para seguir aprobando políticas dirigidas a una “mayoría social”.

Además, el líder socialista se ha preguntado qué va a elegir la gente si en los próximos años "vienen mal dadas": "¿Recortes o corazón? ¿Papel o tijera? El papel del Boletín Oficial del Estado (BOE) al lado de quienes más necesitan o la tijera que aquí conocemos", ha dicho en alusión al PP.

"OPOSICIÓN NEGACIONISTA" DEL PP

Por su parte, el presidente del Gobierno ha criticado que el PP votará a favor en Bruselas "las mismas medidas" que ha rechazado en Madrid, en alusión a los impuestos a las energéticas, y ha denunciado que ese es "el ejemplo más elocuente" de la "oposición negacionista" que a su entender hay en España.

Durante su intervención en el acto, enmarcado en la campaña "El Gobierno de la gente" que el PSOE tiene previsto desarrollar por toda España y al que han acudido unas 600 personas, el secretario general de los socialistas ha defendido la denominada "excepción ibérica" en el precio de la energía y ha estimado que, sin esta medida, los hogares españoles estarían pagando el triple en el recibo de la luz.

Pero ha lamentado que mientras que el Gobierno estaba "batallando" en Bruselas junto con Portugal esa medida, el PP estaba "tratando de sabotear" dicho mecanismo, a lo que ha añadido: "No es que las grandes empresas energéticas vayan con el PP de la mano, sino que las grandes energéticas llevan del ronzal al PP para defender sus intereses".

Con todo, ha asegurado que no tiene nada en contra de las empresas energéticas ni de las entidades financieras y se ha mostrado orgulloso de que España tenga empresas líderes en estos sectores, pero ha matizado que el éxito de las empresas es "gracias a los esfuerzos de los españoles y en estos momentos de dificultades, pedimos que arrimen el hombro con esos beneficios extraordinarios".

Así, Sánchez ha defendido las medidas que ha adoptado su gobierno para hacer frente a la crisis derivada de la guerra en Ucrania, como la bajada del IVA en la luz y la próxima bajada del IVA en el gas, y también las medidas de ahorro energético, con las que se ha ahorrado ya cuatro puntos de la energía que se consumía antes.

También ha abogado por la solidaridad europea y ha defendido la idoneidad de construir el Midcat, para facilitar la llegada de gas a Alemania, al tiempo que ha animado a apostar por las energía renovables y ha valorado la gestión realizada en Castilla-La Mancha, que ha situado como la tercera comunidad autónoma en energía fotovoltaica instalada.

Sánchez también ha abordado la cuestión de los impuestos y, tras argumentar que con ellos se pueden pagar la educación, la sanidad o las pensiones, ha subrayado que su gobierno "no va a dejar todos los recursos al servicio de una minoría poderosa, sino que los va a poner al servicio de la mayoría social del país".

En general, Sánchez ha considerado que ante las crisis, las organizaciones políticas y las familias tienen que optar "por el lado de la esperanza o del miedo; de las soluciones" o la desesperanza y por ello, ha sostenido que el PSOE y el Gobierno "está abonado a la esperanza y a las soluciones".

"La inflación pasará, lo que tiene que perdurar es la cohesión", ha instado Sánchez, que ha considerado que aunque el PP quiere "que la España progresista se rinda, se han equivocado" y ha afirmado: "Nos vamos a presentar a las elecciones y las vamos a ganar".

"EL GOBIERNO QUE MÁS HA APOYADO A TOLEDO"

De su lado, la alcaldesa y secretaria general de la Agrupación del PSOE en la ciudad de Toledo, Milagros Tolón, ha afirmado que el Ejecutivo de Pedro Sánchez “es el Gobierno que más ha apoyado a Toledo y a los pueblos, a las ciudades, a los ayuntamientos y a las entidades locales” de toda España.

La alcaldesa ha agradecido su presencia a Sánchez “el presidente que más ha venido a nuestra ciudad y que más está ayudando para atender nuestras necesidades”,  al tiempo que ha recalcado que el actual Ejecutivo central “es el Gobierno que más ha apoyado a los pueblos, a los ayuntamientos y a las entidades locales” de toda España.

Este apoyo, ha dicho Tolón, se concreta en medidas como los más de 20.600 millones de euros destinados por el Gobierno a las entidades locales del Plan de Recuperación de los Fondos Europeos, o los más de 23.000 millones de euros “que vamos a recibir los ayuntamientos en 2023, la mayor financiación de la historia”.

La alcaldesa ha agradecido al presidente del Gobierno su compromiso con Toledo, “que permite que los toledanos y las toledanas paguen hoy un 30% menos en el bonobús, o que paguen la mitad por subir al AVE todos los días para ir a Madrid a trabajar o a estudiar”, además de referirse a los guardias civiles “que tendrá por fin un cuartel digno en La Peraleda” y a los miles de trabajadores o pensionistas que han visto revalorizarse sus pensiones o subir el SMI.

Este Gobierno de la Gente “es también un Gobierno moderno, verde y justo y lo ha demostrado –ha continuado- apostando por las desaladoras y cambiando las normas de explotación del trasvase Tajo-Segura, una infraestructura obsoleta que no encaja en un modelo de desarrollo sostenible”.

“Estamos orgullosos de este Gobierno y por eso nos reunimos hoy aquí para celebrar el coraje de un gobierno digno, justo y solidario, que ha estado a la altura, al lado de la gente, que ha tomado las medidas que necesita este país en la etapa más difícil de nuestra democracia”, ha subrayado.

Del mismo modo, ha aludido a los alcaldes, alcaldesas, concejales y concejalas que “representamos la fuerza, la energía y el músculo del Partido Socialista y somos el motor del Gobierno de la Gente que dirige Pedro Sánchez”, y ha añadido que la representación municipal configura “la correa de transmisión, los principales aliados, de todas las medidas que está tomando el Gobierno de España” y que el país necesita.

Por eso, en los próximos meses los responsables municipales son esenciales “para dar a conocer a nuestros vecinos y vecinas todo lo que ha hecho el Gobierno de Pedro Sánchez por la gente, por la clase media y trabajadora, por las familias, por nuestros mayores, por nuestros jóvenes y por el bienestar de todos los españoles”.

Frente a ello, se ha referido al PP como una “oposición de corta y pega” instalada en el no, que se opone a un impuesto sobre los beneficios extraordinarios de las grandes compañías energéticas o sobre la banca; los mismos que “apretaron a las familias y a los trabajadores en la anterior crisis subiendo el IRPF y recortando políticas sociales, se oponen a las reformas que España necesita, como la Reforma Laboral y piden bajar impuestos y los suben y recortan servicios cuando están en el Gobierno”.

Comentarios