Feijóo a Montero: cuando ella estudiaba el PP ya legislaba contra la violencia machista

El líder del PP vuelve a pasar por Castilla-La Mancha sin hacer alusión expresa al presidente, Emiliano García-Page. Núñez insiste en identificar a García-Page con Sánchez y llama a ganar las autonómicas "para detener al sanchismo"
El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, este jueves en un acto en Albacete junto al presidente de los 'populares' en Castilla-La Mancha, Paco Núñez
photo_camera El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, este jueves en un acto en Albacete junto al presidente de los 'populares' en Castilla-La Mancha, Paco Núñez

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, se ha dirigido a la ministra de Igualdad, Irene Montero, después de que en sede parlamentaria acusara a los 'populares' de fomentar la cultura de la violación; afirmación ante la que ha considerado que, cuando la propia Montero todavía estaba estudiando Primaria, el PP "ya legislaba contra la violencia machista".

Durante un acto público en Albacete, ha dicho en referencia a la ministra de Podemos que, cuando uno no sabe conducir, lo normal es que no coja un camión; del mismo modo que cuando uno "no sabe legislar, no debería tocar el Código Penal".

"Le recuerdo que quizá cuando ella estudiaba estudios primarios, el PP ya estaba legislando contra la violencia doméstica y la violencia de género. En 1998 el PP aprobó el primer plan contra la violencia doméstica. Hace 20 años, en 2003, aprobamos la primera ley que regula la violencia doméstica. En 2015 modificamos la ley orgánica para incluir como víctimas de violencia machista a hijos menores de mujeres maltratadas; y en el 2017 aprobamos por consenso el primer plan contra la violencia machista de España", ha afirmado.

SIN MUNDIAL NO HAY SEDICIÓN

Sobre la modificación del delito de sedición, ha dicho que mientras la Selección Española de fútbol busca la primera posición de su grupo en el Mundial de Catar, Pedro Sánchez intenta agilizar el trámite para consumar la reducción.

Ha recordado que la primera votación al respecto se realizó en el Congreso pasada la medianoche. "Está claro que quería transparencia Pedro Sánchez. Y ahora, la votación definitiva, en día de partido. Qué pena que haya Mundial. Si no hubiera Mundial, no habría delito de sedición", ha insistido.

A este respecto, y justo antes de pedir el voto del electorado socialista que rechace las políticas de Pedro Sánchez, ha aseverado que en el pasado votantes de ambos partidos "compartían valores", por ejemplo "en defensa de la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley".

SIN MENCIÓN A PAGE, PERO CON ALUSIONES

Aunque, una vez más, Núñez Feijóo no ha aprovechado una visita a Castilla-La Mancha para mencionar expresamente al actual presidente de la misma, Emiliano García-Page, sí que ha hecho alusión velada a su relación con su líder, Pedro Sánchez.

Según ha dicho, lo normal sería que cuando un líder nacional acude a un territorio a arropar a su homólogo entre ambos se hablen bien, algo que sí que pasa en el PP, pero no así en el PSOE, según ha apuntado.

"Es importante que cuando un presidente nacional viene, no se le critique, y que no se le critique cuando se vaya", ha dicho Núñez Feijóo en alusión a la relación entre los presidentes de los gobiernos de España y Castilla-La Mancha, Pedro Sánchez y Emiliano García-Page, a los que en todo caso no ha nombrado.

Tal y como ha apuntado, el PP, desde la oposición o desde el Gobierno, "siempre defenderá a España, allá donde se encuentre".

Ahora, en una situación de "extraordinaria complejidad", es "lamentable tener que decir que España es el colista de Europa en recuperar su riqueza", algo que aún no ha conseguido y no se hará hasta 2024, "lo que acredita que los cinco años de Sánchez se han perdido a efectos económicos".

Ha hecho igualmente alusión a la "doble contabilidad en el paro", ya que "los fijos discontinuos que trabajando dos días al mes, no aparecen en la lista".

A esto ha sumado la deuda española, que "no deja de crecer" y que revela que desde que Gobierno el PSOE la deuda ha crecido 1.500 millones de euros "cada semana".

Es por eso que España "ha vuelto a la cola de Europa", incrementando la deuda pública "el doble que el resto de países de Europa"; sumando a que ahora la cesta de la compra es de las más caras dentro de las grandes economías de Europa.

SOLUCIÓN, BAJAR EL IMPUESTO DE LA RENTA

"Esto es lo que está ocurriendo en nuestro país, y cualquier gobierno debería centrarse en esos problemas. Estos problemas son números, son gente, son autónomos, pequeñas y medianas empresas, y lo lógico es que un gobierno con estos problemas dijera a los españoles que se va a bajar el impuesto de la renta", ha señalado.

La solución, según Núñez Feijóo, también llegaría de la mano de la reducción del IVA en productos básicos, en un contexto en el que España "pasa una gran crisis económica".

Pero, España, "además de vivir una profunda crisis económica, vive la crisis institucional más seria de su historia democrática", algo que tiene "una única causa", que es "Pedro Sánchez Castejón", que tiene "nula credibilidad ante los españoles y ante la mayoría de países del mundo".

ESPAÑA DE CULEBRÓN

Una crisis "magnificada en las instituciones del Estado" con un Gobierno "dividido en todo"; con un Consejo de Ministros convertido en "un 'reality show' minuto a minuto", un "verdadero culebrón que impide a España estar al día de todas las polémicas que lo conforman".

Las últimas dos, ha relatado, pasan por una reforma de la Seguridad Social "desmentida" por la vicepresidenta segunda, Nadia Calviño; o una ley Trans que, si bien vino aprobada por un Consejo de Ministros, ahora dicen que "no se aprueba sin enmiendas".

Ha citado en este punto cómo una televisión pública europea, la BBC, "acreditó que Sánchez y Marlaska habían mentido a los españoles" al respecto de la crisis migratoria en Melilla el pasado mes de junio.

"Confieso que en un gobierno normal, el ministro del Interior tendría que haber cesado hace meses, pero Sánchez necesita un escudo político que sea el objeto de todas las críticas para salvaguardar su Presidencia", ha dicho.

Para Núñez Feijóo sería "razonable" el cese de Grande-Marlaska después de hasta cuarenta ministros nombrados durante su Gobierno. "Pero no lo puede cesar, porque dijo que hizo un gran trabajo", ha indicado.

"DETENER AL SANCHISMO"

Por su parte, el presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha reiterado en su intervención que "para echar a Sánchez, primero hay que echar a Emiliano García-Page en mayo del gobierno de Castilla-La Mancha".

El líder del PP castellano manchego ha centrado su atención en la política nacional, planteando que "el desarrollo y bienestar de Castilla-La Mancha depende del futuro de España".

Núñez ha apuntado durante su intervención a la votación en el Congreso de los Diputados en torno a la supresión del delito de sedición en el Código Penal, afirmando que "la unidad de España está en riesgo". "Hoy hay que salir a salvar España", ha proclamado Núñez en línea con sus advertencias.

Además, ha extendido su rechazo al gobierno al conjunto del PSOE, afirmando que "no solo hay que salir a ganar a Pedro Sánchez, sino que hay que salir a ganar a todos los dirigentes socialistas que con su voto o con su silencia permiten a Sánchez hacer lo que está haciendo".

El líder del PP de Castilla-La Mancha ha acusado al PSOE de querer "acabar con nuestros derechos y libertades", sosteniendo que escoge fiscales afines, elimina delitos del código penal y "persigue a nuestros agricultores y a nuestros ganaderos como si fuesen criminales". "Hoy está en riesgo de ser la Venezuela de Europa", ha afirmado.

En el ámbito regional, Núñez ha afirmado que el gobierno de Page funciona "de puente" para "aplicar las políticas sanchistas en Castilla-La Mancha".

Asimismo, ha reiterado sus críticas a la política fiscal del gobierno autonómico, afirmando que se encuentra entre las comunidades autónomas con mayor presión fiscal del país, así como a su gestión de los Fondos Europeos.

En este último aspecto, ha afirmado que "hasta el Tribunal de Cuentas europeo ha sacado los colores a Page diciéndole que Castilla-La Mancha es la región que peor ha gestionado los Fondos Europeos de toda UE".

Finalmente, ha elogiado a Alberto Núñez Feijóo como candidato del Partido Popular, declarando que "la alternativa a Sánchez está lista".

En su intervención, ha concluido sosteniendo nuevamente que las elecciones de mayo de 2023 suponen una oportunidad para establecer un "muro de contención frente al sanchismo".

BAÑO DE MASAS EN ALBACETE

Baño de masas del presidente del Partido Popular en su visita este jueves a Albacete, donde más de 500 personas se han dado cita en el Edificio Polivalente de la Universidad de Castilla-La Mancha, que ha acogido el acto 'En defensa de un gran país'.

Entre aplausos y gritos de "viva España" y "presidente, presidente", el presidente 'popular' ha sido recibido, junto al líder del partido en la región y el portavoz del PP en Albacete, Manolo Serrano, que han estado acompañados de concejales de la capital y el resto de la provincia.

Durante el acto, ambos, han pedido a los asistentes su voto para "primero echar a Page de Castilla-La Mancha y luego a Sánchez de España", como ha reiterado en numerosas ocasiones el presidente del partido en la región.

Feijóo ha finalizado el acto agradeciendo a todos su asistencia y lanzando un mensaje a los votantes del Partido Socialista, "no perdáis la confianza en el Estado de Derecho ni en la unidad territorial de España, no permitáis los desmanes del sanchismo", ha concluido, despidiéndose, igual que al inicio, entre vítores.

Comentarios