Castilla-La Mancha tiene 64.337 beneficiarios del Sistema de la Dependencia

El Gobierno regional admite una demora de 11 días en la tramitación de la dependencia pero destaca que hay un 85% más de beneficiarios frente a lo que había en 2015
La consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Bárbara García Torijano, durante su intervención en el Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha
photo_camera La consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Bárbara García Torijano, durante su intervención en el Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha

La consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano, ha admitido este jueves que en julio de este año la media de atención a la dependencia se situaba en Castilla-La Mancha en 191 días, lo que supone una demora de once días respecto a lo que marca la ley, pero ha señalado que, según los datos del Imserso del mes de agosto, la región contaba con 64.337 beneficiarios totales de la dependencia, lo que supone un 85% más que en julio de 2015.

Así se ha pronunciado García Torijano durante su comparecencia ante el pleno de las Cortes para informar, a petición del Grupo Popular, sobre demora en el acceso por parte de los castellanomanchegos a las plazas incluidas en la Red Pública de Atención a la Dependencia, resaltando que, en general, las cifras apuntan a que esta Comunidad Autónoma es la segunda "que mejores resultados en materia de dependencia" está logrando.

Según ha explicado, la atención a las personas en situación de dependencia es uno de los principales objetivos del Gobierno regional "para revertir la situación que desgraciadamente se vino dando en la legislatura de gobierno de Cospedal", comparando en todo momento los datos actuales con los que finalizó el mandato 'popular' en la región.

Ha resaltado que, según los últimos datos, actualmente hay 2.282 expedientes pendientes del Plan Individualizado de Atención (PIA), un 92% menos que en esa fecha; 3.753 solicitudes pendientes de valoración --39% menos--, y más de 81.500 personas reciben alguna prestación, un 73% más que en 2015, lo que supone, a su juicio, que en ocho años se han aumentado los beneficiarios, reducido los expedientes y tramitado más solicitudes.

"Tenemos que estar orgullosos del trabajo hecho durante estos ocho años", ha incidido la titular de Bienestar Social, que ha precisado que pueden estar "orgullosos pero no satisfechos", pues hay que "seguir trabajando para ser la Comunidad Autónoma que mejor atención dé a los ciudadanos".

Durante su intervención, ha adelantado las cifras que arrojan las estadísticas del Imserso del mes de agosto, que recogen que en Castilla-La Mancha hay 64.337 beneficiarios totales, lo que supone un 85% más que en julio de 2015; 2.282 expedientes pendientes de PIA --un 92% menos-- y 3.753 solicitudes pendientes de valoración --un 39% menos--. Estas personas beneficiarias reciben un total de 81.574 prestaciones, un 73% más que hace ocho años.

Finalmente, ha instado a "mirar con perspectivas de futuro", lamentando que no haya habido "ni una sola propuesta concreta" por parte de Partido Popular o Ciudadanos, que se han dedicado a "criticar una gestión que a ustedes les parece insuficiente", invitándoles a la Consejería y al Gobierno "para aportar ideas".

AGILIZAR VALORACIONES

Desde Ciudadanos, la diputada Elena Jaime, que ha iniciado su intervención criticando que nuevamente el Gobierno "se mira en el espejo a los años negros conservadores" a la hora de abordar un tema en las Cortes, ha aplaudido los datos favorables de la dependencia pero ha subrayado aquellos otros que "no son tan buenos", como los que se dan durante el proceso de evaluación y el acceso al catálogo de servicios.

Jaime ha recalcado que la media de 191 días de resolución de la dependencia es una cifra "que se sigue pasando de los seis meses" que marcha la normativa, destacando que "hay personas que llevan diez meses" en esa lista de espera, criticando que se tenga a alguien durante todo ese tiempo sin atender y demandando "mecanismos accesorios" y que el Gobierno agilice la valoración de la dependencia.

El parlamentario del PP Vicente Aroca, de su lado, ha recordado que con datos de julio había 8.540 personas pendientes de ser valoradas en la Comunidad Autónoma, y aunque ha mostrado su satisfacción por el hecho de que el Ejecutivo se esté ahora "dando prisa en resolver expedientes y contratando personal", ha lamentado que el número de personas fallecidas con solicitud de dependencia en la región haya sido de 27.719, una "realidad que existe en toda España pero que aquí se ve mucho más acentuada".

RECLAMAR LA DEUDA

En este contexto, Aroca ha exigido que el Gobierno autonómico reclame este mismo jueves al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez --con motivo de su presencia en un acto en Toledo-- los 800 millones de euros que el Gobierno central adeuda a Castilla-La Mancha para la financiación de la dependencia, instando a la región a reclamarlo, "si es necesario, por la vía judicial".

En último término, el diputado socialista Pablo Camacho ha advertido de que los datos evidencia "que el sistema de la dependencia ha experimentado un cambio a positivo" con el Ejecutivo actual, convencido de que "han hecho falta siete años de inversión para superar los cuatro años de recortes del Partido Popular", el único partido, ha recriminado, que no firmó el Pacto por la Dependencia.

"Con Page se ha duplicado presupuesto, ampliado prestaciones, hay mas beneficiarios y se atienden en menor tiempo las solicitudes", ha valorado Camacho, que ha asegurado que esta región es "una referencia" por cómo gestiona el sistema regional de dependencia.

Comentarios