Lunes 20.05.2019

El Parlamento regional aprueba por unanimidad la nueva Ley de Academias de Castilla-La Mancha

Tras su aprobación, el presidente de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo ha celebrado que "por fin" Castilla-La Mancha tenga una Ley de Academias

El consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, durante su intervención en el Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha
El consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, durante su intervención en el Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha

Las Cortes regionales han aprobado por unanimidad de todos los grupos parlamentarios -PP, PSOE y Podemos- la Ley de Academias de Castilla-La Mancha, que regula las academias científicas, artísticas y literarias de la comunidad autónoma.

Una norma que establece el marco jurídico necesario para regular las academias existentes en la región, así como las que se creen en el futuro, para que cumplan su papel de fomento de la cultura y la investigación y de promoción del conocimiento en los distintos campos del saber.

Así lo ha manifestado el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, al inicio de su intervención en el pleno del parlamento autonómico que se celebra este jueves, en el que ha destacado que, para el Gobierno regional, la generación y transmisión de conocimiento son "pilares fundamentales de una sociedad moderna y democrática", por lo que ha considerado que, con la aprobación de esta ley, se da "un importante paso para avanzar en esta línea".

Felpeto ha ensalzado la labor que realizan las academias y ha abogado por dotar a estas instituciones de las herramientas normativas necesarias para que cumplan sus funciones, pero garantizando los principios de "autonomía e independencia".

Entre esas funciones se encuentran, según la normativa, promover y desarrollar el estudio, la investigación y la difusión de conocimientos; asesorar y colaborar con las Administraciones Públicas y emitir los informes que les sean requeridos en sus ámbitos de actuación.

También formar parte de los órganos consultivos de la Administración regional y relacionarse con otras academias de cualquier ámbito territorial, además de con instituciones, entidades y corporaciones relacionadas con su campo del saber.

El consejero ha explicado que esta ley era un compromiso que contemplaba el Plan Estratégico de Cultura de Castilla-La Mancha y ha recordado que la ley 4/2013 de patrimonio cultural recoge la necesidad de contar con estas instituciones.

Ha agregado que la Ley de Academias establece que la creación de estas instituciones ha de realizarse por Decreto del Consejo de Gobierno y que, a partir de su entrada en vigor, no se reconocerá más de una academia en cada campo del saber ni con la misma denominación.

Felpeto ha vuelto a tomar la palabra al término del debate para agradecer el consenso de todos los grupos parlamentarios y también ha mostrado su gratitud a todos aquellos que han trabajado en la elaboración de esta norma y a quienes han contribuido con sus enmiendas a mejorar el texto.

En la misma línea, el diputado socialista Miguel González, designado como ponente para la defensa del dictamen, ha dicho que se trata de "una ley necesaria" porque "va a mejorar la implantación de arraigo cultural" y ha hecho hincapié en la importancia de "generar tejido cívico para hacer comunidad".

Ha explicado que la norma, que consta de 7 artículos y 3 disposiciones y cuyo texto ha sido enriquecido con dos enmiendas del PP, permitirá reafirmar el papel de las reales academias, constituir las herramientas jurídicas para la creación de nuevas, establecer unas bases mínimas estatutarias para el funcionamiento de estas instituciones y crear un Registro de Academias, adscrito a la Consejería.

Por su parte, la diputada del PP Claudia Alonso ha apostado por "escuchar y hacer caso" a estas instituciones cuando hacen un llamamiento político y ha defendido la importancia de ponerse de acuerdo para solucionar la denominada lista roja del patrimonio.

Además, ha respondido a la propuesta de Podemos de que las academias ya constituidas en la región pongan en marcha políticas de género, señalando que la cultura es "lo más igualitario que hay" y que "no hacen falta políticas integradoras de género".

Sin embargo, la presidenta del grupo parlamentario de Podemos, María Díaz, ha hecho un llamamiento a la puesta en funcionamiento de medidas a favor de las mujeres, dado que solo el 40 por ciento de academias tiene políticas de este tipo.

Ha destacado la necesidad de trasladar a todas las instituciones el espíritu del 8 de marzo y ha alabado la labor "insustituible" que realizan estas instituciones, al tiempo que ha asegurado: "Una sociedad culta, que valora el saber, tiene mucho ganado para alcanzar un futuro prometedor". 

"POR FIN" LA REGIÓN TIENE ESTA LEY

Tras su aprobación, el presidente de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, Jesús Carrobles, ha celebrado que "por fin" Castilla-La Mancha tenga una Ley de Academias y, por tanto, un marco legal del que carecía hasta el momento.

Carrobles ha valorado, en declaraciones a Efe, de una manera "absolutamente positiva" la aprobación de la Ley de Academias por unanimidad en las Cortes castellano-manchegas, por lo que supone de llenar el vacío legal existente y porque permitirá a las reales academias "modernizarse y ser más útiles a la sociedad", ha resaltado.

Precisamente, ha destacado la unanimidad que ha cosechado la norma por parte de los tres grupos parlamentarios con representación en las Cortes autonómicas, sobre todo "en un tiempo como el que atravesamos y tan cercano a las elecciones".

Además, este apoyo unánime demuestra, para el director de la Real Academia de Toledo, que hacía falta una legislación concreta sobre academias que a su modo de ver "cumple de manera plena las expectativas".

En este sentido, ha recordado que la Academia de Toledo hizo una serie de aportaciones al proyecto que estaba preparando el Gobierno regional ligadas a garantizar la continuidad de estas instituciones y, por otra parte, a que sean "tenidas en cuenta" en el momento en el que se creen otras nuevas para "ayudar a generar el tejido civil y el conjunto de academias que necesita la región", ha subrayado.

Por tanto, la clave de la nueva normativa regional, a juicio de Carrobles, es que exista un marco legal que permitirá a la institución centenaria de Toledo, por ejemplo, renovar y actualizar sus últimos estatutos que datan de 1970 y que habían quedado en un limbo legal.

"Con esta Ley, podremos cambiar, modificar y sobre todo hacer algo tan sencillo como ponernos al día, y eso es fundamental", ha concluido Carrobles. 

Más información en vídeos 
Comentarios