sábado 29/1/22

Las Cortes de CLM piden a la Junta que impulse la actividad del turismo regional

Cs pide una mesa de hostelería, PP que no se cierre salvo confinamiento y PSOE afea a Núñez que la utilice
El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, durante su intervención en el Pleno de las Cortes regionales
El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, durante su intervención en el Pleno de las Cortes regionales

Las Cortes de Castilla-La Mancha han mostrado este jueves su reconocimiento a la contribución de la hostelería y la restauración a la economía regional y ha valorado la responsabilidad de la ciudadanía al cumplir "estrictamente" las medidas adoptadas para frenar la covid-19, al tiempo que ha pedido al Gobierno regional que impulse la actividad del turismo regional para que sea "tractor de la hostelería".

Así se desprende de la propuesta de resolución presentada por el grupo socialista que se ha aprobado este jueves en el pleno de las Cortes, a raíz de un debate general impulsado por el grupo popular relativo a la situación actual del sector de la hostelería tras un año de pandemia de la covid-19.

En este debate, por contra, no ha salido adelante la propuesta presentada por el grupo popular en la que se instaba al Gobierno regional a que garantice el mantenimiento de la actividad de la hostelería en todos los niveles de medidas especiales en materia de salud pública por razón de la pandemia, salvo en el caso de confinamiento general.

También pedía que se permita el servicio en barra en las medidas de nivel 2, que los locales cierren a la hora del toque de queda y que también se pueda entregar comida a domicilio hasta una hora después del toque de queda, así como que se ofrezcan alternativas a los locales dedicados a ocio nocturno.

El presidente del PP de Castilla-La Mancha y presidente del grupo popular en las Cortes, Paco Núñez, ha sido el encargado de exponer la postura de su bancada y ha acusado al Gobierno regional de haber criminalizado a la hostelería, a pesar de que "la hostelería es segura, la hostelería no tiene ninguna culpa ni ninguna responsabilidad en la propagación del virus".

Núñez ha reprochado que el presidente de la Junta de Comunidades, Emiliano García-Page, "se ha preocupado más de buscar culpables" de la pandemia que de tratar de aportar soluciones y, por ejemplo, ha señalado que Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma que menos pruebas diagnósticas realiza, por ello le ha acusado de estar "más preocupado por las encuestas y los votos que por la salud de los castellano-manchegos".

En el caso concreto de la hostelería, el presidente del PP regional ha afeado al Gobierno regional que en algunos casos ha comunicado los cierres un viernes, cuando los hosteleros tenían comprado el género para poder prestar el servicio del fin de semana y ha advertido de que, cerrando la hostelería, no solo perjudica "al cocinero o al camarero", sino que también repercute "en los carniceros, en los fruteros o en los pescaderos" que abastecen a la hostelería, es decir, a la economía en general.

Por ello, ha insistido en que las Cortes se comprometan a que nunca volverá a cerrar la hostelería a menos que haya un confinamiento de país, pues ha sospechado que en ocasiones los cierres de la restauración en determinadas localidades han venido "según se levanta García-Page y si ha discutido o no con el alcalde", mientras que ha reivindicado que las nuevas medidas más flexibles que ha aprobado el Gobierno regional han sido gracias "a la presión de la hostelería, a las medidas de Isabel Díaz Ayuso y a la presión del PP".

Sin embargo, el diputado socialista Antonio Sánchez Requena ha replicado que han sido los mejores datos de la pandemia y el avance de la vacunación los que han posibilitado relajar las medidas restrictivas contra la covid-19 y ha apuntado que en otras comunidades gobernadas por el PP, como Castilla y León, también se ha optado por el cierre de la hostelería en las localidades con mayor incidencia.

Sánchez Requena, que ha mostrado su apoyo y reconocimiento a la hostelería, ha acusado al PP de "instrumentalizar" a este sector para tratar de "derrotar al gobierno, en vez de querer derrotar a la enfermedad" y le ha tachado de "negacionista" al pedir que la hostelería no vuelva a cerrarse nunca, pues ha considerado que "si la cosa va a peor, si vuelven los malos momentos, no se puede decir a priori nunca que no".

Con todo, ha confiado en que la situación actual permite "ser optimistas".

Por su parte, la portavoz de Cs en las Cortes regionales, Carmen Picazo, también ha coincidido con el PP en sus críticas hacia las medidas restrictivas que han estado en vigor en Castilla-La Mancha relativas a la hostelería y ha señalado que, según datos del Ministerio de Sanidad, solo el 2,3 por ciento de los casos de covid-19 han tenido su origen en la hostelería y que, en cambio, el sector ha perdido nueve de cada diez empleos.

"La hostelería no es el problema, la hostelería tiene un problema", ha resumido Picazo, que ha pedido que no se sigan utilizando "los bares como campo electoral" y ha pedido la creación de una Mesa Regional por el futuro de la Hostelería en Castilla-La Mancha, aunque esta propuesta ha sido rechazada.

Comentarios