martes 18/1/22

Aprobada la Ley que acompaña a los presupuestos de Castilla-La Mancha para 2022

La Ley de Medidas Tributarias y Administrativas impulsa una reducción fiscal "para favorecer a las familias y empresas de la región sin recortar en servicios públicos"
El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas de Castilla-La Mancha, Juan Alfonso Ruiz Molina, durante su intervención en el Pleno de las Cortes regionales
El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas de Castilla-La Mancha, Juan Alfonso Ruiz Molina, durante su intervención en el Pleno de las Cortes regionales

Las Cortes de Castilla-La Mancha han aprobado este jueves la Ley de acompañamiento a los presupuestos que elimina 19 tasas y establece deducciones fiscales, con el apoyo absoluto del PSOE, el voto a favor del PP solo en algunas partes de la norma no enmendadas y la abstención y rechazo de Ciudadanos (Cs).

El presidente del Parlamento autonómico, Pablo Bellido, ha declarado aprobada la normativa después de las sucesivas votaciones, en las que los dos grupos de la oposición se ha opuesto a los artículos a los que habían presentado enmiendas, ya que no se ha aprobado ninguna de ellas tampoco en la sesión plenaria.

Durante el debate parlamentario, el Gobierno de Castilla-La Mancha y el PSOE han defendido el proyecto de Ley de acompañamiento a los presupuestos por la eliminación de tasas y rebajas fiscales que conlleva, pero los dos grupos de la oposición, PP y Ciudadanos (Cs), lo ven como "un mero maquillaje".

En su intervención, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha considerado que el voto en contra de la oposición es "irresponsable" pese a que lo consideren "insuficiente" de acuerdo a sus pretensiones.

Ruiz Molina ha dicho que este proyecto normativo "ha pillado con el paso cambiado" tanto al grupo popular como a la formación naranja porque contiene deducciones fiscales para las personas con menor capacidad económica, además de que ha tildado las propuestas de ambos grupos de "regresivas" y, por tanto, imposibles de admitir.

En este sentido, ha indicado que la bajada del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que plantean PP y Cs beneficia a quienes más capacidad económica tienen y, entre otros, que la supresión del impuesto de sucesiones solo sería favorable para las personas con grandes herencias.

Asimismo, ha reprochado a ambos que "no pueden ser liberales por la mañana y querer una bajada generalizada de impuestos, y socialdemócratas por la tarde y pedir mejor educación, sanidad y más ayudas para empresas y autónomos", porque la financiación para ello se saca de los impuestos.

"No se puede sorber y soplar al mismo tiempo porque eso es pura demagogia", ha sentenciado, al tiempo que ha aseverado que no se puede hablar de tributos por un lado y no hablar de gasto por otro y que las propuestas fiscales de PP y Cs son "un ataque frontal al estado del bienestar" por ser "injustas, insolidarias e insostenibles".

El titular de Hacienda y Administraciones Públicas también ha explicado que si el Gobierno regional se puede permitir esta eliminación de tasas y deducciones es porque los 40 millones de euros estimados de beneficios fiscales en 2022 es inferior al ahorro conseguido en pago de intereses de la deuda, así como ha considerado que la Ley de acompañamiento es "el complemento perfecto" a la Ley de presupuestos aprobada a finales del año pasado, que sienta las bases para la recuperación.

Por su parte, la portavoz del grupo socialista y ponente del dictamen, Ana Isabel Abengózar, ha destacado que la Ley de acompañamiento supone cumplir con la palabra dada por el presidente de la Junta, Emiliano García-Page, de cara a suprimir tasas y establecer deducciones fiscales que afectan a familias, empresas y determinados colectivos y que buscan "equilibrio sobre el mapa social de necesidades" pero "sin demagogias".

Además, ha replicado a los grupos de la oposición que pretenden que las rebajas fiscales sean para todos igual y aplican el dicho de "págueselo quien pueda".

Por su parte, el diputado regional del PP Miguel Ángel Rodríguez ha defendido que las enmiendas que su grupo ha mantenido vivas para el pleno tienen como finalidad una bajada "real y efectiva" de impuestos y no son un "mero maquillaje" para bajar o eliminar "unas pocas tasas con escasa incidencia presupuestaria y poca o nula en el bolsillo de los castellanomanchegos", como ha calificado el proyecto de Ley del Ejecutivo autonómico.

Rodríguez ha resaltado que el grupo popular no se opone a la eliminación de tasas o deducciones en ningún caso pero sí cree que deberían incluirse otras y que el Gobierno regional "no se atreve a ponerlo negro sobre blanco en una ley para que pueda ser debatida" sino que se lo encarga al PSOE vía enmienda y en un período como Navidad en el que los ciudadanos están "a otras cosas", ha criticado.

De igual forma, ha lamentado la eliminación del tributo de depósito en vertedero al igual que ha hecho la presidenta de Cs, Carmen Picazo, en relación al canon por el consumo de agua que establece la norma.

En su intervención, Picazo ha manifestado que Cs tampoco se opone a la reducción de tasas pero sí considera que "hay que ser más ambicioso y tener más liderazgo", porque a su modo de ver esta Ley de acompañamiento es "un parchecito" y hace que la región pierda de nuevo una oportunidad para cambiar un régimen fiscal "fracasado".

La líder de la formación naranja ha afeado a Ruiz Molina que pregunte a los grupos de la oposición qué iban a recortar para aplicar sus propuestas fiscales y le ha replicado que lo que habría que hacer es preguntar a las familias y empresas "de dónde van a recortar para afrontar las subidas de suministros que gobiernos socialistas no han sabido gestionar".

Comentarios