domingo 28/11/21

PP pide un plan para bajar las listas de espera y PSOE y Junta defienden lo hecho

Las listas de espera quirúrgica del mes de octubre en Castilla-La Mancha son las mejores de un mes de octubre en la última década, según ha destacado durante su intervención el consejero de Sanidad
El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, durante su intervención en el Pleno de las Cortes regionales
El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, durante su intervención en el Pleno de las Cortes regionales

Las Cortes de Castilla-La Mancha han reconocido este jueves el esfuerzo inversor del Gobierno regional en materia de salud, con un presupuesto para 2022 de 3.659 millones de euros, de ellos 3.533 para el Sescam, y han respaldado las inversiones en renovación tecnológica y e infraestructuras.

Este es el contenido de la propuesta de resolución que ha presentado el grupo socialista a un debate general sobre listas de espera, en el que se han acumulado dos iniciativas -presentadas por PP y Cs sobre el asunto, y ante lo cual el presidente de los 'populares' en el parlamento, Paco Núñez, ha resaltado que, con la intervención de este jueves, su grupo ha registrado ya 27 resoluciones en las Cortes, desde la llegada de Emiliano García-Page a la Presidencia de Castilla-La Mancha, sobre este tema, sin que se hayan aceptado ninguna.

En esta ocasión, el PP ha solicitado -y se ha rechazado- un plan específico para bajar las listas de espera sanitaria, dotado al menos con 30 millones y que en los presupuestos de la Junta para 2022 se reserve una partida con esa cuantía para dicho plan.

Asimismo, ha instado al Gobierno regional y a García-Page a que "cumpla la palabra dada" y se vuelva a los "tiempos máximos de espera que estaban legislados, 20 días como máximo en prueba diagnóstica, treinta días para consulta externa y noventa días como mucho para operación quirúrgica", ya que Núñez ha señalado que este fue un compromiso que adoptó el presidente autonómico antes de las elecciones regionales de 2019.

"Si valía para 2019 tiene que valer ahora", ha señalado Núñez, que ha lamentado que Castilla-La Mancha sea la comunidad autónoma donde un ciudadano debe esperar más tiempo para ser operado, un dato con el que a su juicio "se le debería caer la cara de vergüenza" al Gobierno regional.

En cambio, el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha pedido que a la hora de hacer esas comparaciones se tenga en cuenta que en Castilla-La Mancha hay 0,07 quirófanos por cada 100.000 habitantes, lo que supone una "limitación estructural que solo se salva con inversión", si bien ha reprochado que el Gobierno regional del PP paralizó las obras de los centros sanitarios públicos porque "les interesaba otro tipo de sanidad", como por ejemplo derivar pacientes a clínicas privadas.

Con todo, y tras subrayar que en Castilla-La Mancha hay una carencia de 37 quirófanos, que a su entender es lo que se debe tener en cuenta cuando "se dice si es la primera o la cuarta" región en espera quirúrgica, ha defendido que en agosto de 2021 se ha operado un 97 por ciento de lo que se operó en agosto de 2019, cuando no había pandemia, y que en octubre de 2021 se ha alcanzado el dato más bajo de espera para un mes de octubre de la última década.

En este sentido, el grupo socialista ha planteado, en su propuesta de resolución, que ha sido defendida por el diputado José Antonio Contreras y que ha sido aprobada, que se reconozca el esfuerzo inversor del Gobierno regional en materia de salud, con un presupuesto para 2022 de 3.659 millones de euros, de ellos 3.533 para el Sescam; ha manifestado su apoyo al personal sanitario, especialmente al del Hospital Virgen de la Salud de Toledo, ante el "inminente y crítico traslado del servicio de Urgencias" y ha respaldado las inversiones en renovación tecnológica y e infraestructuras.

Por su parte, el portavoz de Cs en las Cortes, David Muñoz, ha reconocido que el presupuesto en materia sanitaria "avanza en la dirección correcta", pero ha pedido al Gobierno regional que no haga "propaganda en materia como las listas de espera", especialmente en las quirúrgicas, que ha comparado con las de otras comunidades autónomas.

Muñoz, que ha recordado que la sanidad es una competencia de la comunidad autónoma, ha pedido una auditoría externa de las listas de espera, una gestión transparente de las mismas y que se establezcan unas demoras máximas por patologías, basadas en la gravedad y el impacto en la calidad de vida de los pacientes, si bien estas iniciativas no han sido respaldadas ni por PP ni por PSOE.

Comentarios