sábado 18/9/21

Las Cortes de CLM apuestan por mejorar el modelo de atención a personas mayores

Este viernes se publicará en el DOCM la convocatoria para el año 2021 del Programa de Termalismo Social de Castilla-La Mancha
La consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Bárbara García Torijano, durante su intervención en el Pleno de las Cortes regionales
La consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Bárbara García Torijano, durante su intervención en el Pleno de las Cortes regionales

Las Cortes de Castilla-La Mancha han apostado este jueves por mejorar el modelo de atención a las personas mayores y dependientes de la región, con la aprobación de dos resoluciones de PSOE y Ciudadanos (Cs), con los votos a favor de ambos grupos y la abstención del PP en el caso de la propuesta de la formación naranja y el rechazo a la del grupo socialista.

La resolución del PSOE aprobada por el pleno supone que las Cortes regionales instan al Ejecutivo autonómico a continuar implantando un modelo de atención centrado en la persona, continuar fortaleciendo el sistema de la dependencia e incrementando los servicios de proximidad, especialmente en zonas rurales; seguir estableciendo canales de diálogo y participación con las personas mayores y con el sector sociosanitario y trabajar en coordinación con el tercer sector y las corporaciones locales.

Por su parte, la resolución de Cs recoge que el Parlamento autonómico reconoce los derechos de las personas mayores e insta al Gobierno regional a integrar la asistencia sanitaria y social, a crear la figura del asistente personal, a priorizar el apoyo sociosanitario en el hogar, a favorecer la conciliación de las familias y a cumplir el acuerdo político firmado entre el Ejecutivo, PSOE y Cs.

Durante el debate parlamentario, la formación naranja ha anunciado que al inicio del curso político presentará una proposición de ley de Mayores para Castilla-La Mancha, el PP ha pedido reformular el modelo porque "no funciona" mientras que el PSOE ha defendido los avances en este ámbito y ha animado al Gobierno regional a continuar este trabajo.

Así lo han expresado los tres grupos parlamentarios en el marco del debate general relativo a la necesidad de reformular el modelo de atención sociosanitaria en relación con la atención a las personas mayores y en situación de dependencia tras la crisis generada por la covid-19, a propuesta de Cs.

Durante su intervención, la presidenta del grupo parlamentario de Ciudadanos, Carmen Picazo, ha señalado que una mala gestión en las residencias de mayores puede tener "consecuencias terribles", como a su juicio ha ocurrido en la pandemia, cuando también han quedado de manifiesto "las carencias" del modelo de residencias; pero además se ha hecho eco del dato del 54 por ciento de residencias sancionadas entre 2014 y 2020, con lo que Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma con el porcentaje más alto.

Picazo ha resaltado que el modelo de atención a las personas mayores en la región del PSOE está "obsoleto" y "no funciona bien" y ha planteado alternativas como una Ley de Mayores que garantice sus derechos a tener un hogar seguro y protegido, relaciones positivas familiares y sociales, acceso a la educación, formación, deporte y ocio; una vida saludables y protección contra abusos, daños y negligencias.

Por su parte, la diputada regional del PP Gema Guerrero ha lamentado que las personas mayores han sido "las más castigadas por la pandemia" y que los datos de Castilla-La Mancha son "demoledores".

Según Guerrero, el actual modelo de atención a las personas mayores y dependientes "no ha funcionado en la pandemia y sigue sin funcionar", por lo que "hay que reformularlo" con propuestas como más centros de día y ocupacionales, el impulso del servicio de atención a domicilio y de otros servicios de proximidad y tener en cuenta las valoraciones de los profesionales de Atención Primaria y de los trabajadores sociales.

Con todo, en su propuesta de resolución, rechazada por los votos del PSOE y pese a la abstención de Cs, el grupo popular ha solicitado reforzar la atención sociosanitaria de personas mayores y dependientes, dotar de mayor flexibilidad y agilidad al servicio de ayuda a domicilio, aumentar y facilitar la puesta en servicio de centros de día, aumentar el número de viviendas tuteladas en zonas rurales y reclamar al Ejecutivo central el pago inmediato de la deuda de la dependencia.

De su lado, el diputado regional del PSOE Pablo Camacho ha recordado que su formación incluía en su programa electoral en las últimas elecciones la revisión del modelo de atención a las personas mayores y que también quedó plasmado en el pacto con Cs al inicio de la pandemia.

Así, Camacho ha incidido en que los socialistas están de acuerdo en revisar y reformular el modelo de atención a las personas mayores y en situación de dependencia, pero ha destacado que debe estar encaminado a un modelo "centrado en la persona" y en mejorar, porque reformular "no siempre significa mejorar" ya que ha dicho que en la legislatura en la que gobernó el PP "reformular era recortar".

En la misma línea, la consejera de Bienestar Social, Bárbara García, ha intervenido en el pleno para cerrar este debate y ha hecho un repaso de las actuaciones de su departamento en la mejora del modelo hacia una "atención más personalizada".

En este sentido, ha manifestado que el compromiso del Gobierno regional es seguir mejorando el modelo y poner el acento en varios ejes que pasan por el desarrollo de política de envejecimiento activo, el impulso a los servicios de proximidad, un nuevo modelo de residencias, agilizar la valoración de dependientes y reducir las listas de espera.

García ha avanzado que este viernes el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) publica la convocatoria del programa de termalismo social y, por otro lado, ha reprochado al PP que ahora demande más servicios y cuando gobernó "destrozó el estado del bienestar en cuatro años después de lo que costó construirlo".

Comentarios