jueves 9/12/21

Las Cortes desaprueban la actitud y el silencio de PP ante la enmienda del trasvase

- El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural abre la puerta a exigir responsabilidades al PP por salirse del Pacto del Agua con su enmienda a los PGE.

- Las Cortes de Castilla-La Mancha abogan por continuar con el consenso en la Mesa del Agua y mantener el apoyo al documento de posición común en esta materia.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, durante su intervención en el Pleno de las Cortes regionales
El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, durante su intervención en el Pleno de las Cortes regionales

Las Cortes de Castilla-La Mancha han desaprobado la actitud "inconcebible" del PP regional por mantener un "clamoroso silencio" ante la enmienda de su grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) con la "incomprensible intención" de aumentar los trasvases de agua del Tajo al Segura.

Así lo recoge el texto de la resolución del PSOE al debate general en el pleno del Parlamento autonómico relativo a la repercusión para Castilla-La Mancha de la enmienda presentada por el PP a los PGE, presentado por el PSOE, que ha sido aprobada con los votos a favor de los diputados socialistas y los de Ciudadanos (Cs) y en contra del PP.

Asimismo, por esta resolución, el Parlamento autonómico pide al PP que su dirección nacional "reconvenga" su actitud contraria a los intereses de los castellanomanchegos y que su dirección regional sea firme en el cumplimiento del Pacto del Agua de Castilla-La Mancha y "haga piña" con los ciudadanos en la defensa del río.

También ha sido aprobada con los mismos votos a favor y en contra la resolución de la formación naranja con la que ha pedido que las Cortes insten al Gobierno regional para que eleve al Ejecutivo nacional la necesidad de que impulse un nuevo plan hidrológico y que coordine los diferentes planes hidrológicos de cuenca, así como reivindican que se considere el Tajo como patrimonio natural, cultural y paisajístico.

Durante el debate parlamentario, el Gobierno de Castilla-La Mancha y los grupos de PSOE y Cs han rechazado la enmienda del PP sobre el trasvase Tajo-Segura que el grupo popular ha recordado que no ha sido aprobada y por tanto ya no existe debate.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha intervenido para cerrar este debate y ha tildado de "traición a Castilla-La Mancha" el discurso del PP regional, mientras que ha valorado que Cs sea "propositivo" en este asunto.

De igual forma, ha instado a ser "algo optimistas" porque la situación actual es mejor que hace unos años, ya que se ha logrado reducir en 11 hectómetros cúbicos la cantidad de agua a trasvasar cuando los embalses de la cabecera estén en nivel 2, por lo que el próximo trasvase que se va aprobar -porque existe el Memorándum del Agua- será de 27 hm3 y no de 38.

Además, ha avanzado que la Ley de Aguas llegará "dentro de muy poquito" a las Cortes regionales, ante lo que ha expresado que desea tener esa debate con el PP, al que ha recomendado que lea el texto de la futura normativa.

En la misma línea, el presidente del grupo socialista, Fernando Mora, ha reprochado al grupo popular su "histrionismo, maneras teatrales y demagogia meditada y premeditada" y ha dicho que a los 'populares' les "incomoda y molesta" debatir sobre este tema porque es "una vergüenza" pedir que se vuelva al régimen de explotación del trasvase anterior a julio.

A su juicio, la enmienda presentada por el PP en el Congreso de los Diputados es "una vergüenza" y ha replicado al grupo popular que "cuando no se tiene vergüenza, se trata de evitar el tema lanzando mentiras y bulos", así como le ha afeado que no diga que está en contra de dicha enmienda y le ha preguntado "a quién teme" para no hacerlo.

Por su parte, la portavoz del grupo popular, Lola Merino, ha hecho hincapié en que la enmienda de la que habla el debate propuesto por el PSOE ya fue rechazada, por lo que la repercusión que tiene en la región es "ninguna" y con ello podría concluirse este debate.

Sin embargo, ha echado en cara al PSOE que haya llevado este debate al pleno "por orden" del presidente regional, Emiliano García-Page, al que ha afeado que de nuevo no esté presente en la sesión plenaria porque "no le importan los problemas de los castellanomanchegos" y quiere que la oposición no hable de ellos.

Por consiguiente, la propuesta de resolución del grupo popular, que ha sido rechazada por PSOE y Cs, se ha centrado en que las Cortes regionales digan que encuentran "totalmente inútil" la celebración de un debate parlamentario sobre una enmienda a los PGE que ha sido votada en contra y por tanto no tendrá valor vinculante alguno.

De su lado, la diputada regional de Cs Elena Jaime sí ha manifestado que la formación naranja en esta región se opone a la enmienda del PP sobre el trasvase, aunque su grupo parlamentario a nivel nacional votara a favor, y ha defendido que cree en la solidaridad entre regiones y ha resaltado que la cuenca cedente "nunca puede ser deficitaria" y que mientras un castellanomanchego tenga que abastecerse con una cisterna, "ningún trasvase será justo".

Con todo, Jaime ha lamentado una vez más que cuando se aborda el asunto del agua en las Cortes de lo que se habla realmente es "de lo que a unos -conservadores- y a otros -régimen socialista- les interesa", y que sigan utilizando el agua como "arma política" después de 40 años.

CONSENSO EN LA MESA DEL AGUA

Por otra parte, las Cortes de Castilla-La Mancha han pedido este jueves que se mantenga el consenso en torno a la Mesa del Agua y mantener el apoyo al documento de posición común en esta materia, para que Castilla-La Mancha "tenga una sola voz a nivel nacional" y también ha instado al Gobierno central a impulsar un nuevo Plan Hidrológico Nacional, que garantice los principios de unidad de gestión y de unidad de cuenca.

Han sido las propuestas que han presentado el grupo socialista y el grupo Ciudadanos al debate general relativo al cumplimiento del pacto del agua en Castilla-La Mancha, en la que los socialistas también han pedido al PP que mantenga su compromiso "firme con la defensa y el desarrollo" de dicho pacto y "muy particularmente con la defensa del río Tajo y los derechos de prioridad de uso de sus aguas".

El consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha que ha tomado la palabra para cerrar este debate -el segundo sobre agua que se ha celebrado en el pleno de este jueves- ha reivindicado, frente al argumento del PP de que el Pacto del Agua es una iniciativa del presidente de los 'populares' en la región, Paco Núñez, que fue la consejera de Fomento Elena de la Cruz, quien propuso dicho pacto y que la Mesa por el Agua comenzó a reunirse en febrero de 2018.

Asimismo, ha defendido que el Gobierno regional está "trabajando para que a Castilla-La Mancha le vaya bien" y que no está "traicionando a Castilla-La Mancha", como le ha acusado el PP, al tiempo que ha informado de que su Consejería convocará ayudas por importe de 11 millones de euros para obras de abastecimiento de agua en municipios de menos de 20.000 habitantes.

En cambio, la diputada del PP en las Cortes Ana Guarinos ha instado al Gobierno regional a que "se pongan a trabajar en el cumplimiento de los acuerdos alcanzados en el Pacto del Agua", ya que le ha reprochado que después de un año, "no han sido capaces de cumplir ni uno solo de los acuerdos y compromisos asumidos y firmados".

Guarinos ha acusado al PSOE y al Gobierno regional de haber "traicionado" los intereses de la región en materia de agua y ha afirmado que "en 40 años, no han sido capaces de resolver ni uno solo de los problemas relacionados con el agua".

En cambio, el diputado socialista en las Cortes Francisco Pérez Torrecilla ha defendido que sí se está cumpliendo el acuerdo en materia de agua y le ha preguntado al PP por qué no se han pronunciado sobre la enmienda que ha presentado el grupo popular en el Congreso para devolver el memorándum del Tajo a su formulación inicial, tras la reforma que reduce de 38 a 27 hectómetros cúbicos las derivaciones de agua cuando los embalses de cabecera están en nivel 2.

Por su parte, el diputado de Cs Javier Sevilla ha defendido la necesidad de alcanzar un Pacto Nacional del Agua y, tras considerar que en Castilla-La Mancha hay siete demarcaciones hidrográficas además del Tajo en torno a la cual se centran habitualmente los debates, ha opinado que "el Tajo no está siendo defendido como debería" en el tema del trasvase.

Comentarios