Las Cortes de CLM respaldan las medidas en las residencias por la sexta ola covid

Cs lamenta la "deshumanización" de los mayores con la limitación de visitas y Junta prioriza su protección
En la tribuna la diputada de Ciudadanos Elena Jaime y en su escaño la consejera de Bienestar Social Bárbara García, en un momento del Pleno
photo_camera En la tribuna la diputada de Ciudadanos Elena Jaime y en su escaño la consejera de Bienestar Social Bárbara García, en un momento del Pleno

Las Cortes de Castilla-La Mancha han respaldado este jueves las resoluciones aprobadas por el Gobierno regional para evitar la propagación de la covid-19 en las residencias de mayores y han instado a mantener las redes de alerta, a continuar con la coordinación e inspecciones y a animar a fomentar la vacunación.

Así reza la resolución del PSOE al debate planteado por Ciudadanos (Cs) en el pleno de la Cámara autonómica sobre la situación de las residencias de mayores de la región en la sexta ola de la pandemia, que ha sido aprobada con los votos a favor de los 18 diputados socialistas presentes y el rechazo de los 10 parlamentarios del PP y los cuatro de la formación naranja.

Durante el debate, los dos grupos de la oposición han criticado las medidas adoptadas por el Ejecutivo regional en las residencias de mayores durante la pandemia que, sin embargo, el Gobierno y el PSOE justifican por "responsabilidad".

La consejera de Bienestar Social, Bárbara García, ha manifestado que el Gobierno autonómico "entiende la preocupación de las familias" ante la reducción de las relaciones sociales de los residentes pero ha dicho que las medidas se toman por la especial vulnerabilidad de estas personas.

Asimismo, ha defendido que las residencias son el hogar de numerosos mayores y que "no son solo un espacio social sino también familiar", donde los profesionales hacen un trabajo "impecable" para evitar que el virus pueda entrar en estos centros y aún así su difícil control provoca que el Ejecutivo regional tenga que actuar "con previsión, precaución, prudencia y responsabilidad" al tomar medidas preventivas.

También ha subrayado la importancia de la vacuna contra la covid-19 y la administración de la tercera dosis, tanto a residentes como a trabajadores, lo que a su juicio ha generado "un gran efecto positivo" pero no suficiente en los centros sociosanitarios.

Con todo, García ha apostado por seguir confiando en la ciencia y por trabajar "con responsabilidad" y tomar decisiones aunque sean "difíciles", pero con el objetivo de "intentar garantizar la máxima protección de los ciudadanos" y siendo estudiadas y valoradas con la autoridad sanitaria y compartidas por todos los agentes implicados.

Además, ha hecho hincapié en que hay un dato "esperanzador" en esta sexta ola con respecto a las anteriores y es que si bien el número de contagios es elevado por la variante ómicron, la evolución de las camas hospitalarias es mucho menor en Castilla-La Mancha en relación con otras comunidades autónomas, lo que ha atribuido al "éxito" de las vacunas.

Ha especificado que los últimos datos han revelado que hay 206 residencias de mayores en la región afectadas por la covid-19 en los últimos 14 días y 1.467 positivos, de los que 1.114 son residentes y 533 trabajadores, así como ha recordado que ya ha comenzado el reparto de 60.000 test en este tipo de centros, tanto públicos como privados, y pese a todo ha considerado necesario haber adoptado medidas relativas a las salidas de residentes.

Medidas que, según ha afirmado la diputada regional de Cs Elena Jaime suponen "encerrar" a los mayores pese a que los familiares "claman" para que se quiten estas limitaciones, por lo que ha pedido empatía al Gobierno regional porque "solo así se dará cuenta de la crueldad y quitará las medidas".

Jaime ha reprochado al Ejecutivo que, tras una semana de prohibición de salidas, el número de residencias con brotes ha aumentado más de un cien por cien, por lo que ha concluido que esta medida "no sirve para nada, solo para asestar un palo más a los mayores y familiares" y, en su propuesta de resolución, que no ha sido aprobada, ha pedido que las Cortes regionales insten al Ejecutivo autonómico a modificar la resolución sobre medidas en los centros residenciales y a suprimir las restricciones para que se respeten los derechos y libertades de las personas mayores.

De igual forma, el parlamentario 'popular' Vicente Aroca ha coincidido en que las personas mayores en residencias se han sentido "encarceladas" por las medidas adoptadas por la Junta de Comunidades, a la vez que ha reconocido que la mayoría está siendo asintomáticas o tiene cuadros leves de la enfermedad si se contagia, lo cual ha achacado a las vacunas.

En su propuesta de resolución, que tampoco ha prosperado, el PP ha pedido que el Parlamento inste al Gobierno regional a garantizar un régimen de visitas en las residencias para evitar el deterioro emocional de los residentes y, entre otras cosas, reforzar e incrementar servicios, recursos y programas; avanzar en un nuevo modelo residencial y establecer un precio por plaza adecuado a las demandas de las patronales.

De su lado, el diputado del PSOE Pablo Camacho ha incidido en que las medidas del Gobierno regional para las residencias son "adecuadas y proporcionadas" y apoyadas por la patronal y los tribunales, y ha advertido de que si no se hubieran tomado hubiese supuesto más contagios y más fallecimientos entre los residentes aún con un proceso de vacunación que ha calificado como "la mejor herramienta posible". 

Comentarios