sábado 17/4/21

Sanidad sobre la vacunación: quien haga malas prácticas debe "ser castigado"

El protocolo de vacunación puede detectar a quien se lo salte y el Gobierno de Castilla-La Mancha defiende "castigar" a quien lo haga
El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, durante su intervención en el Pleno de las Cortes regionales
El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, durante su intervención en el Pleno de las Cortes regionales

Las Cortes de Castilla-La Mancha han aprobado, con el voto a favor del PSOE y la abstención de PP y Ciudadanos (Cs), la propuesta de resolución del grupo socialista en la que insta al Ejecutivo autonómico a la vigilancia de que los preceptos éticos y técnicos establecidos en la estrategia de vacunación y sus sucesivas actualizaciones sean cumplidos de forma estricta.

Por el contrario, la iniciativa del PP de instar al Gobierno regional a publicar en su integridad el plan de vacunación, así como a reanudar los trabajos de la comisión no permanente de estudio sobre la gestión y efectos de la covid-19, ha sido rechazada por la mayoría socialista, a pesar de haber contado con el apoyo de los diputados ‘populares’ y la abstención de los del partido naranja.

Tampoco ha salido adelante la propuesta de resolución de Cs para que el Consejo de Gobierno y todas las formaciones políticas con representación institucional asumieran el compromiso ético de pedir la dimisión o cesar de manera inmediata a cualesquiera de sus cargos públicos que incumpla el protocolo de vacunación beneficiándose de su posición, que ha contado con el voto a favor de sus cuatro diputados, en contra del PSOE y la abstención del PP.

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha explicado durante su intervención en el Pleno de este jueves que el sistema de recogida de datos y la categorización de la vacuna frente a la covid-19 permite identificar malas prácticas y ha opinado que “quien haga malas prácticas tiene que ser castigado”, aunque ha añadido que “no a golpe de titular”.

"Quien haga malas prácticas tiene que ser castigado, no tengo ninguna duda, pero hay que demostrarlo”, ha señalado el consejero, quien ha reflexionado: “por responsabilidad, cada uno, en sí mismo, si lo ha hecho mal y lo sabe, sabría la actuación sin que tenga que mediar ningún aspecto disciplinario, pero que no sea a golpe de titular”.

El consejero de Sanidad también ha incidido en que Castilla-La Mancha ha recibido 144.000 dosis de vacuna contra la covid-19, de las que 109.636 ya han sido administradas, y en que 35.531 personas han recibido ya la pauta completa.

Ha asegurado que la disponibilidad de la vacuna abre “un nuevo horizonte” y ha destacado la necesidad de favorecer la confianza en ella, al tiempo que ha puesto en valor que la Unión Europea haya conseguido aunar a la industria para que, en menos de un año, estén disponibles varias vacunas y “eso es lo positivo”, ha remarcado.

Fernández Sanz ha insistido en que la vacunación “abre un nuevo escenario” y en que “esto es una carrera de fondo en la que mucha geste está implicada” y ha mostrado su deseo de que se pueda ir acelerando el proceso.

Por su parte, el diputado de Cs David Muñoz ha criticado que algunos políticos, principalmente del PSOE y del PP, hayan abusado de su poder para saltarse el turno y colarse delante de quienes están en situación de mayor vulnerabilidad, como personas mayores o sanitarios, lo cual ha tildado de “inmoralidad”.

Ha añadido que lo que más llama la atención es la reacción que han tenido estos partidos, a los que ha pedido que asuman el compromiso ético de “echar de una patada de sus filas” a los cargos que se salten el protocolo de vacunación.

De su lado, el diputado del PP Juan Antonio Moreno Moya ha denunciado la “opacidad” del Ejecutivo autonómico y que no haga público su plan de vacunación, a la vez que le ha pedido que se anticipe y actúe frente al coronavirus desde la prevención.

Además, ha aprovechado el debate para recriminar a Cs que hable de “compromiso ético”, tras la polémica suscitada con el alcalde de Albacete, Vicente Casañ -del partido naranja- en relación a la contratación de su empresa desde el Ayuntamiento.

A su vez, la portavoz del grupo socialista, Ana Isabel Abengózar, ha afirmado que en Castilla-La Mancha “desde el primer momento” se ha establecido un protocolo para que las dosis que, por diversas circunstancias, no se administren a sus destinatarios, vayan “directamente” a los profesionales sanitarios.

El orden ha de ser el de solidaridad, no el de privilegio”, ha defendido Abengózar, quien ha aseverado que el grupo socialista tiene claro que los políticos “tendrán que vacunarse en función al grupo de riesgo al que pertenezcan, ni antes ni después”.

Comentarios