Viernes 22.03.2019

García-Page subraya su gestión "recta y coherente" y el cumplimiento de su programa electoral reconocible

El presidente de Castilla-La Mancha apuesta por una segunda Legislatura que sitúe a la región en una dinámica de "aprovechamiento por encima de la media"

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante la comparecencia que ha ofrecido en el Palacio de Fuensalida a los medios de comunicación
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante la comparecencia que ha ofrecido en el Palacio de Fuensalida a los medios de comunicación

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha resaltado este miércoles que a lo largo de su Legislatura ha mantenido "una línea razonablemente recta y coherente" en su gestión, en la que no se ha "tenido que retractar de ninguno" de sus valores y ha sacado adelante un programa electoral "muy reconocible".

En un encuentro informativo celebrado en el Palacio de Fuensalida de Toledo, sede de la Presidencia del Gobierno regional, al que han acudido más de 100 periodistas de 54 medios de comunicación de la región, el presidente castellanomanchego ha rememorado que, al inicio de la Legislatura, se planteó como objetivo "cambiar el plano" en el que había quedado la región tras la Presidencia de María Dolores de Cospedal.

"Es un objetivo claramente conseguido aunque no rematado", ha considerado el presidente castellanomanchego, que ha pedido "jugar la segunda parte del partido", en alusión a poder gobernar la región cuatro años más porque "recuperar todo lo destrozado no puede plantearse a corto plazo, sino que es un esfuerzo al menos de dos legislaturas".

Ha sido este objetivo lo que, según ha resaltado, le ha llevado a presentar su candidatura nuevamente a la Presidencia de la Junta, pues ha apuntado que, ante los "problemas vividos" en el PSOE, tuvo "algunas dudas e incertidumbres personales".

Ha defendido que ha antepuesto los intereses de Castilla-La Mancha por encima de los de su partido, y se ha mostrado orgulloso de la "complicidad" que ha tenido con la sociedad, en concreto con los empresarios, los sindicatos y colectivos sociales.

García-Page ha señalado que la trayectoria de esta legislatura "avala con claridad" lo que haría en la próxima, para la que se ha comprometido a "seguir dando la vuelta" a la situación que encontró en 2015 porque "el trabajo no ha acabado, y posicionar a Castilla-la Mancha "en la dinámica de aprovechamiento del crecimiento económico por encima de la media nacional".

Sobre Podemos, su socio en el Gobierno desde mediados de 2017, ha resumido que "la participación de Podemos ha ido mucho mejor que la entrada de Podemos" que fue, ha recordado, "forzada", y ha agradecido a los dos miembros de esta formación en su Gobierno -el vicepresidente segundo José García Molina y la consejera para la coordinación del Plan de Garantías Ciudadanas Inmaculada Herranz- sus "esfuerzos" por "sintonizar" con el mecanismo de la administración y con los objetivos generales.

En resumen, ha dicho que su balance es positivo, ya que "las cosas en que no estamos de acuerdo no salen" pero también hay otras cosas "compatibles".

Respecto al PP, ha confiado en hallar "puntos de encuentro" en dos asuntos, el agua y la financiación autonómica, pese al ambiente electoral que ya comienza.

Sobre la financiación autonómica ha apuntado que debe ser "claramente" el objetivo de la próxima legislatura, por lo que ha abogado por "no dar por cerrado" este debate "haya o no" presupuestos generales.

García-Page ha avanzado que seguirá trabajando hasta el último momento de la legislatura e incluso contempla presentar presupuestos autonómicos si el Gobierno de España consigue aprobar los Presupuestos Generales del Estado; de no ser así lo hará después de las elecciones de mayo.

Respecto al agua, ha explicado que lo "bueno" del Gobierno central actual es su "convencimiento profundo" de que el trasvase no es la solución a medio plazo y que la alternativa pasa por la desalación.

Ha dicho que entiende la posición que mantiene el Levante, ya que "se ha creado un mercado del agua que genera inercias", pero ha resaltado que prefiere que en el Gobierno haya "gente con mentalidad ecológica" a gente que "piensa que el cambio climático es una broma" o "pequeños Trump", ha apuntado.

A preguntas sobre Vox, ha valorado que este partido es "un auténtico drama para el PP y, en parte, para Ciudadanos" y ha señalado que le gustaría que diga "todavía más claro" lo que piensa sobre la igualdad ya que "lo peor no es lo que dice sino lo que sabemos que quiere decir pero no dice". 

Más información en vídeos 
Comentarios