Page lamenta que CLM sea la segunda región más endeudada de España

El secretario general del PSOE de CLM, Emiliano García-Page, lamentó que la región, desde que gobierna el PP, se haya convertido en la segunda comunidad más endeudada de España, sólo superada en deuda por la Comunidad Valenciana

El secretario General del PSOE de CLM, Emiliano García-Page, participó en la tradicional cena de navidad de la agrupación local del PSOE de Manzanares (Ciudad Real)
photo_camera El secretario General del PSOE de CLM, Emiliano García-Page, participó en la tradicional cena de navidad de la agrupación local del PSOE de Manzanares (Ciudad Real)

El secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, lamentó que la región, desde que gobierna el PP, se haya convertido en la segunda comunidad autónoma más endeudada de España, sólo superada en deuda acumulada por la Comunidad Valenciana.

García-Page se pronunció así en el transcurso de la cena navideña que compartió este viernes con unos 150 socialistas de Manzanares (Ciudad Real) y en referencia a los datos dados a conocer por el Banco de España, que cifró en 10.308 millones la deuda regional, que supone el 28,7% de su PIB, una décima menos que tres meses antes, que la coloca con el segundo porcentaje más alto de España.

Según García-Page, informó el PSOE en un comunicado, "no hay ningún milagro. Lo que se ha hecho es despedir a más de 25.000 personas, que mucha gente lo esté pasando muy mal, desmantelar los servicios públicos y todo lo que no se ha ahorrado destrozando se ha ido al banco y se ha pedido un crédito".

"Que nadie se engañe, hoy, con Cospedal, tenemos 5.000 millones de euros más de deuda que antes", denunció García-Page, quien entendió que está claro que es necesario crecer económicamente, pero que debe servir para hacer más iguales a los ciudadanos, tener mejores hospitales y mejores escuelas.

Aquí, defendió que el gran cambio en España y en Castilla-La Mancha lo ha hecho el PSOE y por eso deben sentirnos orgullosos. "Los ciudadanos saben que el PSOE es el partido de Castilla-La Mancha, la gente nos está esperando y estoy convencido que va a haber un cambio tanto", razonó, porque además "quieren acabar con la cara más dura del PP, que es la que nos ha tocado aquí".

García-Page lamentó la forma de actuar de Cospedal y los dirigentes regionales del PP porque, esgrimió, el problema de los 'populares' no es solo Bárcenas y sus escándalos, sino también la soberbia con la que gobiernan y lo poco que le gusta a Cospedal estar en la región.

"Es muy difícil gobernar una tierra que no se quiere, sin querer ver lo que está pasando en la calle. Sobra mucha soberbia y la gente va a arreglar lo de los sobres con los sobres que realmente valen la pena que son los que se meten en las urnas", denunció.

Así, se preguntó que si las cosas les fueran tan bien "¿por qué quieren cambiar la ley y cometer un atraco electoral?".

Por último, sobre el problema con Cataluña, advirtió que lo que realmente cohesiona un país no es enarbolar banderas "sino la igualdad de sus ciudadanos, el que una persona de Almendralejo pueda ser atendido de igual manera que otro ciudadano en Barcelona".

Por su parte, el secretario del PSOE de Ciudad Real, José Manuel Caballero, admitió que "aunque se hayan podido cometer errores son muchos más los aciertos de los gobiernos socialistas" y denunció que las políticas de Cospedal y del PP son "privatizar lo que era de todos: el bienestar social, para que solo sea de unos pocos, de aquellos que se lo pueden pagar".

Por ello, "nosotros tenemos la obligación de devolverle a la gente los derechos que están perdiendo" y ha instado a los ciudadanos a no resignarse y rebelarse: "debemos comprometernos en cambiar la realidad", sentenció.

Comentarios