García-Page critica que Báñez venga 'a certificar la defunción' del Pacto de Toledo

El secretario del PSOE en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, criticó que la ministra de Empleo, Fátima Bañez, viniese este sábado, "precisamente a Toledo, a certificar la defunción" del Pacto de Toledo, al que "han puesto en liquidación"

El secretario general del PSOE de Catilla-La Mancha, Emiliano García-Page, atendió a los medios momentos antes del Comité Ejecutivo Regional
photo_camera El secretario general del PSOE de Catilla-La Mancha, Emiliano García-Page, atendió a los medios momentos antes del Comité Ejecutivo Regional

El secretario del PSOE en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, criticó que la ministra de Empleo, Fátima Bañez, viniese este sábado, "precisamente a Toledo, a certificar la defunción" del Pacto de Toledo, al que "han puesto en liquidación", dijo, con una reforma que es "un ataque en diferido y para mucho tiempo a los pensionistas".

De este modo se pronunció García-Page, en declaraciones a los periodistas, antes del inicio del Comité Regional que celebró este sábado el PSOE de Castilla-La Mancha en Toledo y que coincide con la cumbre organizada por el PP sobre pensiones en la que participan la ministra de Empleo y la secretaria general del PP y presidenta regional, María Dolores Cospedal.

García-Page expresó el rechazo de todos los socialistas de España "a la estrategia del Gobierno de Rajoy y Cospedal -dijo- que quieren tomarle el pelo a los pensionistas, cuando lo que en realidad plantean es un ataque en diferido y para mucho tiempo, contra el poder adquisitivo de los pensionistas".

Y recalcó que además "piensan que lo pueden hacer de forma que no se enteren, intentando darle la vuelta a todos los argumentos".

En este contexto, el dirigente socialista castellano-manchego afirmó que, con la reforma que plantea el Gobierno, "lo que han hecho es poner en liquidación, dejar en saldos el Pacto de Toledo", un pacto, recordó, "que habíamos fraguado hace mucho tiempo y que sacaba las pensiones del debate político-electoral".

El líder socialista subrayó que "no pueden vendernos que esto es lo menos malo que se puede hacer con las pensiones", ya que, apuntó, "los pensionistas de este país y especialmente los que tienen pensiones por debajo de la media como Castilla-La Mancha van a experimentar una caída de su poder de compra prolongado en el tiempo".

Según García-Page, "es, en definitiva, una rebaja en diferido, en una terminología que le resulta muy entendible a la ciudadanía de este país porque todo el mundo sabe lo que quería decir Cospedal con esto del finiquito en diferido", ironizó.

El dirigente regional socialista dirigió también sus críticas contra Rajoy, al que acusó de "incumplir" su promesa de "no tocar las pensiones" y dijo que, "al incumplir su palabra de manera limitada respecto de lo que se le pide en Europa, prevemos que, en los próximos meses, haya una espada de Damocles todavía más evidente sobre los pensionistas".

En este punto quiso "dejar claro" que el PSOE "está dispuesto a actualizar cualquier pacto sobre pensiones pero cambiando las condiciones que ha planteado Rajoy porque suponen un nuevo hachazo sostenido en el tiempo a las pensiones que tanto esfuerzo nos ha costado mantener en estos años".

Dicho esto, sostuvo que, en España, "más que de crisis económica hay que hablar de crisis social".

Y lo justificó en que, aunque "es verdad que cuando Rajoy empezó a gobernar, España estaba inmersa en una crisis muy profunda desde el punto de vista económico, con mucha rapidez, las políticas del Gobierno han convertido esta crisis económica en una crisis mucho más injusta y desigual".

También apuntó que "lo más grave que está pasando en España es que cuando Rajoy dice que podemos salir de la crisis, en realidad, quiere decir que unos pocos pueden salir, pero el conjunto del país, cuando despierte de la crisis, va a ser un país mucho más desestructurado, menos cohesionado y más injusto".

Conferencia Política del PSOE

Además del tema de las pensiones, el Comité que este sábado celebró el PSOE castellano-manchego eligió a sus representantes en la Conferencia Política de noviembre, en la cual, dijo García-Page, "se pondrá blanco sobre negro la auténtica realidad que se vive en España y cuáles son las claves estratégicas de un partido que aspira a volver a gobernar y hacerlo con la mentalidad social que siempre le ha caracterizado".

Comentarios