lunes 09.12.2019

Page apoya a la Guardia Civil y avisa al independentismo: "Para cada golpe, habrá una reacción"

Por otra parte, el presidente de Castilla-La Mancha ha mostrado su apoyo a la lucha contra el cambio climático: "Todos podemos ayudar"
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en el Ayuntamiento de Cuenca
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en el Ayuntamiento de Cuenca

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha mostrado su "solidaridad" con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y ha criticado el "camino a ninguna parte" del independentismo en Cataluña, al tiempo que ha avisado de que "para cada golpe que intenten asestar, habrá una reacción".

Así se ha pronunciado García-Page en una rueda de prensa este viernes en Cuenca, después de que el Parlament aprobara este jueves una resolución en la que reivindica la "legitimidad de la desobediencia civil e institucional" para defender "derechos civiles, políticos y sociales" y reviviera escenas de tensión tras la prisión decretada para los siete miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) acusados de terrorismo.

"Quiero mostrar mi solidaridad por completo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", ha afirmado el presidente autonómico, quien ha criticado que "el camino a ninguna parte del independentismo en Cataluña que les lleva a decir que se vaya la Guardia Civil o la Policía Nacional (...) es un insulto para cualquier persona que se precie de ser demócrata y respetar las leyes".

García-Page ha recordado que él es representante del Estado en Castilla-La Mancha y que su título lo firma el Rey, ya que, de lo contrario, no habría podido tomar posesión de su cargo, al igual que Quim Torra como presidente de la Generalitat.

Por ello, ha tachado de "verdaderamente insultante" que alguien que tiene un cargo por la Constitución "utilice ese resorte constitucional para destrozar la Carta Magna".

"Que sepan que no vamos a estar de brazos cruzados", ha afirmado el presidente regional, para quien "el esperpento de la política independentista" lo está pagando "en primera instancia" la sociedad catalana, por lo que ha considerado "deber y obligación" que "no pervierta y no convierta en crisis la política española".

García-Page ha llamado a mantener "la calma, la serenidad y la normalidad institucional", pero ha advertido de que "para cada golpe que intenten asestar, habrá una reacción y una respuesta, les guste o no les guste".

Asimismo, ha destacado que en Castilla-La Mancha se va a hacer, precisamente, "lo contrario": negociar con la Policía Nacional la nueva Comisaría de Cuenca y ofrecer a la Guardia Civil la posibilidad de ampliar servicios en la comunidad autónoma.

"TODOS PODEMOS AYUDAR"

Por otra parte, el también secretario regional del PSOE y presidente de Castilla-La Mancha ha expresado este viernes su apoyo a la lucha contra el cambio climático y ha considerado que "todos podemos ayudar y poner de nuestra parte" en esta causa.

García-Page ha indicado que esta problemática "no tiene color político", de modo que el problema de sostenibilidad en el medio ambiente "no es de derechas ni de izquierdas" y, además, ha señalado que "las soluciones sí tienen opción", ha informado el PSOE en un comunicado.

Para el dirigente socialista, "a estas alturas, la peor de estas opciones es aquella de los que deciden no ver el problema, negarlo o querer no pensar en los nietos ni en los bisnietos, no pensar en las próximas generaciones".

Por tanto, ha aseverado que "una sociedad que se considere avanzada y moderna tiene que tener altura moral como para no dejarle un marrón a las próximas generaciones", por lo que ha abogado por "cuidar la tierra no como una herencia de nuestros padres sino como un préstamo que nos hacen nuestros hijos".

Con todo, ha manifestado: "No hay alternativa a un mundo sostenible". 

Más información en vídeos 
Comentarios