sábado 17/4/21

Castilla-La Mancha "abre la mano" del 23 al 6, pero retrocederá si los datos empeoran

- En la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, las noches de Nochebuena y Navidad, la hora del toque de queda se retrasará hasta la 1:30 horas, únicamente para permitir el regreso al domicilio.

- Excepcionalmente, los encuentros con familiares o con personas allegadas para celebrar las comidas y cenas navideñas de los días 24, 25, 31 y 1 quedan condicionadas a que no se supere el máximo de diez personas, salvo que se trate de convivientes.

- En las residencias de mayores, no se permitirán visitas como hasta ahora, pero sí salidas de los residentes entre el 23 de diciembre y el 30 de enero, únicamente en centros libres de COVID-19.

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha informado en rueda de prensa sobre los acuerdos del Consejo de Gobierno relacionados con su departamento
El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha informado en rueda de prensa sobre los acuerdos del Consejo de Gobierno relacionados con su departamento

Castilla-La Mancha "abrirá la mano" del 23 de diciembre al 6 de enero y permitirá la entrada y salida de la comunidad autónoma para visitar a familiares o allegados, pero dará "marcha atrás" si los datos empeoran.

Así lo ha advertido el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, en una rueda de prensa en la que ha informado de que el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado este martes el decreto que recoge las tres principales características de limitaciones en fechas navideñas.

Respecto a las restricciones de movilidad, ha explicado que entre el 23 de diciembre y el 6 enero Castilla-La Mancha hará efectiva la limitación de entrada y salida de la comunidad autónoma, salvo para desplazamientos por alguno de los motivos previstos en el decreto del estado de alarma: estudios, trabajo o visita a un familiar enfermo, a lo que se une la posibilidad de viajar para visitar a un familiar o allegado.

En cuanto a las reuniones entre familiares y allegados, ha especificado que los días 24, 25 y 31 de diciembre y el 1 de enero se podrán celebrar encuentros de un máximo de diez personas que no sean convivientes -menores incluidos-, aunque si los convivientes fuesen más de diez, también se pueden reunir.

En este punto, ha llamado a la prudencia y ha recomendado que, como mucho, sean de dos burbujas para que, en caso de transmisión, ésta sea la menor posible.

Y sobre limitaciones horarias, ha detallado que los días de Nochebuena y Nochevieja el toque de queda, fijado de 0.00 a 06.00 horas, se amplía hasta las 01.30 horas.

En cualquier caso, ha destacado la necesidad de tener en cuenta "las 6M": uso de la mascarilla el máximo tiempo posible, lavado de manos frecuente, distancia de seguridad (metros), maximizar la ventilación, minimizar el número de contactos y "me quedo en casa si tengo el mínimo síntoma".

El titular de Sanidad también ha señalado que en Castilla-La Mancha no se pedirá justificante, ya que "confiamos en la responsabilidad de la gente".

Y, a preguntas de los periodistas sobre cuáles serían los datos que harían dar marcha atrás respecto a estas medidas, ha dicho que entre el 30 y el 40 % de la región estuviese por encima de los 250 caso por cien mil habitantes y que las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) estén al 35 % y las camas convencionales por encima del 25 %.

En este sentido, ha recordado que en la actualidad el 97 % de la comunidad autónoma se encuentra en nivel 2, por debajo de los 150 casos por cien mil habitantes, lo que la sitúa en "riesgo medio-bajo" en cuanto a datos de incidencia acumulada, pero "alto" en la utilización de camas de hospitalización (10 %) y UCI (21%).

En cuanto a las residencias de mayores, ha precisado que las visitas seguirán prohibidas, pero sí se permitirán salidas de los usuarios entre el 23 y el 31 de diciembre, siempre que estén en centros libres de covid-19 en los últimos 14 días.

Además, el residente no debe presentar sospecha de coronavirus y sólo podrá salir a una única vivienda.

La vuelta a la residencia no podrá realizarse antes del 7 de enero y deberá hacerse una prueba PCR a su regreso y mantenerse en aislamiento.

Por otra parte, Fernández Sanz ha enviado un mensaje sobre los test y ha avisado de que "el autodiagnóstico no es válido" y de que "sólo sirven para tranquilizar las conciencias".

El consejero ha afirmado que un test rápido "no es seguro y si sale negativo no quiere decir que no se tenga la enfermedad", mientras que los test de antígenos "son más adecuados, pero sólo son útiles si el paciente tiene síntomas".

Fernández Sanz ha aseverado que esta Navidad será "diferente" y ha hecho un llamamiento a la prudencia y la responsabilidad. 

PLAN DE VACUNACIÓN CONTRA LA COVID-19

Por otra parte, el consejero de Sanidad va a solicitar entre este martes y este miércoles su comparecencia en las Cortes regionales para explicar el plan de vacunación contra la covid-19 en Castilla-La Mancha.

Fernández Sanz ha señalado que se empezará en los centros sociosanitarios y que ya está definida la red de trabajadores que lo van a llevar a cabo, así como la distribución y el mantenimiento.

Ha explicado que España aprobará la vacuna de Pfizer el 29 de diciembre y que ésta llegará al país entre el 4 y el 5 de enero y que "pocos días después" estará en Castilla-La Mancha.

Y ha concretado que la primera entrega será de 81.000 dosis, lo que servirá para vacunar a las primeras 40.500 personas, ya que esta vacuna se suministra en dos dosis.

El consejero de Sanidad también ha dado cuenta de los datos de la gripe y ha especificado que, a fecha de 10 de diciembre, se han diagnosticado 700 casos en toda la región y vacunado a 475.000 personas, un 46 % más que el año anterior, a pesar de que aún no ha finalizado la campaña.

Igualmente, ha asegurado que el objetivo del Gobierno regional era que el 75 % de la población mayor de 65 años estuviese vacunada al final de la campaña y ha recalcado que ya se ha alcanzado el 74,42 %.

7,3 MILLONES PARA LA FUNDACIÓN SOCIOSANITARIA

En otro orden, el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado este martes un gasto de 7,3 millones de euros en subvenciones para la Fundación Sociosanitaria.

El consejero de Sanidad ha explicado durante su comparecencia que esta cuantía irá destinada a la gestión de plazas residenciales para entidades sin ánimo lucro en programas de prevención y promoción de personas con trastornos de salud mental y trastornos adictivos.

Igualmente, se dirigirán a entidades privadas sin ánimo de lucro, en relación al mantenimiento de centros de rehabilitación psicosocial y laboral.

Además, el Consejo de Gobierno ha dado luz verde a dos nuevas declaraciones de emergencia para contrataciones desde los servicios centrales del Sescam, con motivo de la crisis de la covid-19.

La primera afecta a 32 contratos para la compra de radiología digital, 58 desfibriladores, tres millones de mascarillas FFP2, más de un millón de placas para la determinación de laboratorio, más de 55.000 test de antígenos y 380.000 isopos.

Y la segunda está relacionada con la reconstrucción del Hospital de Hellín -en concreto, del servicio de Urgencias, las plantas de hospitalización y la climatización de esta zona-, tras el incendio que se declaró el pasado mes de mayo en este centro sanitario. 

Comentarios