lunes 8/3/21

García-Page aboga por la unidad del país y pide un “esfuerzo colectivo” frente al virus

- El presidente regional ha definido el año que termina como un periodo “en el que nos hemos sometido a un desafío verdaderamente tremendo”, pero también ha querido significar 2020 como un año de lecciones aprendidas “que nos van a hacer más fuertes como pueblo”.

- García-Page ha lanzado un mensaje a quienes “buscan el aislamiento y juegan a la separación”, pues levantar fronteras entre autonomías y regiones “nos hace pequeños”.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante el tradicional mensaje de Fin de Año desde el Palacio de Fuensalida de Toledo, sede de la Presidencia del Gobierno regional
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante el tradicional mensaje de Fin de Año desde el Palacio de Fuensalida de Toledo, sede de la Presidencia del Gobierno regional

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha considerado que tras "el dolor y el sufrimiento" que toda la sociedad ha padecido este año a causa del coronavirus "tenemos que trabajar ahora por la esperanza, para construirla entre todos, porque no viene sola" y ha animado a todos los ciudadanos de la región a realizar "un esfuerzo colectivo" frente al virus con el objetivo de crecer "y hacerlo en igualdad" que es lo que "nos define como pueblo".

Así lo ha señalado García-Page durante el tradicional mensaje de Año Nuevo, que se ha escenificado nuevamente en el toledano Palacio de Fuensalida, sede de la Presidencia regional, en el que ha estado acompañado por varios ciudadanos de la región que han representado a algunos de los sectores más castigados por la crisis sanitaria, ha señalado una nota institucional.

Eva, enfermera; Félix, profesor de Geografía e Historia; Asunción, jubilada; Nerea, joven usuaria de la Asociación Provincial de Familias de Personas con Discapacidad Intelectual y del Desarrollo (Apanas); Teresa, médica de Atención Primaria, y María, empleada de una estación de servicio, han sido los encargados de dar voz al sentir general de una sociedad que ha vivido meses de incertidumbre, miedo y sufrimiento a causa de la covid-19.

García-Page ha definido el año que termina como un periodo "en el que nos hemos sometido a un desafío verdaderamente tremendo, sin antecedentes, donde hemos ido aprendiendo sobre la marcha", pero también de lecciones que "nos van a hacer más fuertes como pueblo".

"En este año duro y espero que muy excepcional, y con tantos momentos para el olvido", ha proseguido, "es necesario recordar la fuerza de las familias, del entorno y de la vecindad que han hecho más llevaderos unos meses muy complejos para el conjunto del país".

Del mismo modo, ha incidido en la necesidad de no olvidar "el sufrimiento de la gente o a aquellos que se nos han ido”, especialmente ahora que es una realidad la vacuna contra la covid-19.

"El mejor homenaje que hoy podemos hacer a la gente que no pudo contar con la vacuna es hacer buen uso de ella. Es una responsabilidad individual que tiene un alcance global, universal y moral", ha incidido García-Page, quien ha tenido, igualmente, palabras de reconocimiento para quienes "se han esforzado muchísimo, más allá de la nómina, del cargo, por dar lo mejor en su profesión".

El jefe del Ejecutivo autonómico ha referido, además, a que "un pueblo se reconoce a sí mismo cuando celebra algo importante pero también cuando sufre al mismo tiempo. Y yo he visto que en España hemos sufrido en conjunto", al tiempo que ha defendido que la solución "nos tiene que venir a todos, no puede ir por partes, porque todos formamos parte de un gran pueblo".

En opinión de García-Page, "más allá de los debates estériles, debajo de la realidad política, hay un pueblo muy sereno, sensato y consciente de su propia historia" y, por ello, ha lanzado un mensaje a quienes "buscan el aislamiento, juegan a la separación y niegan este sentimiento colectivo" porque, ha agregado, "hemos comprobado que la región que se encierra en sí misma se hace más pequeña".

En este contexto, ha apremiado a no olvidar la lección que una crisis sanitaria de estas características ha dejado en todo el mundo. "Levantar fronteras entre autonomías y regiones nos hace pequeños y quien ataca el sentimiento común en el fondo le está dando una patada muy seria al sentido común que tenemos que tener como pueblo avanzado, moderno y con capacidad económica", ha apostillado.

Sobre los retos para el 2021, ha confiado que traiga consigo dos grandes objetivos: vencer definitivamente al virus, para lo que ha llamado a la vacunación colectiva, a seguir actuando con prevención y manteniendo la disciplina social, y comenzar la recuperación.

Y ha valorado la decisión "histórica” adoptada por la Unión Europea (UE) que "en los próximos cinco años va a movilizar más recursos públicos que nunca, lo cual se va a traducir en inversiones, empleo, apoyo a las empresas, autónomos y comerciantes", así como "una nueva expansión y una nueva época de nuestro turismo, pues somos una gran potencia".

García-Page ha finalizado con el deseo de un feliz nuevo año a todos los castellano-manchegos, de quienes se ha mostrado especialmente orgulloso porque "con esfuerzo, determinación y unidad podremos con lo que nos propongamos".

Mensaje de Año Nuevo

Comentarios