sábado 19.10.2019

'La Manada' vive su primer fin de semana de libertad antes de presentarse en el juzgado

José Ángel 'El Prenda', líder de 'La Manada', ha reivindicado ante las cámaras de Antena 3 su derecho "a intentar hacer una vida normal"

José Ángel 'El Prenda', líder de 'La Manada', atendiendo este domingo a los periodistas de Antena 3
José Ángel 'El Prenda', líder de 'La Manada', atendiendo este domingo a los periodistas de Antena 3

Los cinco componentes de La Manada viven su primer fin de semana en libertad en Sevilla recibiendo a amigos y familiares, a la espera de presentarse este lunes por primera vez ante el juzgado de guardia de la capital hispalense, uno de los requisitos para su puesta en libertad provisional el pasado viernes.

Desde que llegaron a sus casas a primera hora del sábado se han mantenido sin salir, evitando el contacto con la prensa y con nadie que no sean amigos y familiares, teniendo a su abogado como único contacto con el exterior.

Este lunes, en una hora no definida, los cinco tendrán que presentarse en el juzgado de guardia de Sevilla por primera vez, como tendrán que hacer mientras estén en libertad provisional los lunes, miércoles y viernes de cada semana.

Así lo ha dispuesto la sección segunda de la Audiencia Provincial de Navarra, que decretó la libertad provisional mientras se resuelven en el Tribunal Superior de Justicia navarro los recursos que todas las partes del proceso presentaron contra la sentencia inicial que los condenó a nueve años de prisión por agredir sexualmente en grupo en un portal a una joven de 18 años en los Sanfermines de 2016. 

"EL PRENDA": "VOY A INTENTAR HACER UNA VIDA NORMAL"

Por otra parte, 'El Prenda', el líder de 'La Manada', guarda silencio cuando se le pregunta si se arrepiente de lo sucedido. Un equipo del programa Espejo Público de Antena 3 ha conseguido hablar con él este domingo por la mañana.

"Yo dije lo que tenía que decir en el juicio, y no voy a decir más nada", ha explicado a los periodistas. El joven sigue así la recomendación de sus abogados, y no cree que haya alarma social.

El Prenda, después de dos años en prisión y con una condena de nueve por abuso sexual pide que le dejen hacer una vida normal.

Las dos primeras noches en libertad ha salido de fiesta. Ha recibido la visita de numerosos familiares y amigos e incluso con celebración en la casa familiar que podía escucharse desde fuera.

Más información en vídeos 
Comentarios