martes 18/1/22

Rajoy logra la foto del reencuentro entre Casado y Ayuso tras 43 días sin coincidir

A pesar de que el expresidente ha tratado de que ambos posen juntos en la foto previa al acto, Ayuso ha retrocedido y se ha colocado en el lado opuesto, quedando en medio el propio Rajoy, tal y como ha indicado el equipo de protocolo del acto
Mariano Rajoy logra la foto del reencuentro entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso tras 43 días sin coincidir
Mariano Rajoy logra la foto del reencuentro entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso tras 43 días sin coincidir

Más de 40 días, 43, llevaban Pablo Casado, líder del PP, e Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, sin coincidir en público, días en los que el conflicto por el PP de Madrid hacía correr ríos de tinta, hasta este miércoles, cuando el expresidente Mariano Rajoy ha logrado la foto del reencuentro.

La ocasión ha sido la presentación de su nuevo libro, "Política para adultos", en el que, entre otras reflexiones, el expresidente defiende la necesidad de tener "la casa en orden" para que los ciudadanos perciban una formación como fiable, una máxima que queda lejos de la tensión y declaraciones cruzadas que Génova y Sol han brindado en los dos últimos meses.

Dijo Rajoy que la sangre no llegaría al río y ha intentado demostrarlo cuando ha buscado que Ayuso se colocara junto a Casado en el posado fotográfico, aunque no lo ha logrado y ha tenido que colocarse entre ambos. Un orden de posiciones que, según han explicado desde el equipo de la presidenta, se debía al protocolo fijado.

Porque todo estaba medido para que el reencuentro entre Casado y Ayuso se produjese en un photocall, con los periodistas reunidos tras un control de seguridad, cercano a la sala de prensa habilitada para seguir la presentación a través de un plasma.

Su primer saludo ha sido sin embargo fuera de los focos porque al Casino de Madrid ha llegado primero el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, que ha posado primero con Rajoy y después junto al expresidente y la presidenta madrileña. Cuando Casado ha llegado, Ayuso ya estaba en otra sala y para verles juntos ha habido que esperar a la foto de familia.

Después de esta instantánea con anécdota, ambos se han dejado ver compartiendo unos segundos de conversación en un lateral, hasta que los reporteros les han interrumpido tras saltase el cordón para poder captar el momento, y les han seguido después en un enjambre de cámaras y micrófonos donde solo se escuchaba el ruido.

En la presentación, oficiada por el periodista Carlos Herrera, Rajoy ha dicho que Casado "debe asumir pronto la presidencia del Gobierno para el bien de todos incluido de aquellos que no le votan y ha elogiado a Ayuso, por haber sido "muy valiente" porque "fue capaz de tomar decisiones en momentos difíciles".

A continuación le ha dado las gracias a la presidenta por "estar aquí" en la presentación de su libro, y "ahí", a un asiento de Casado. Porque en la primera fila le escuchaban el alcalde de Madrid, a su lado Díaz Ayuso y entre ella y Pablo Casado, la mujer de Rajoy, Elvira Fernández.

Rajoy ha hecho un alegato en favor de la política para adultos y en contra del infantilismo del populismo y de su libro ha revelado sus críticas a los juicios paralelos, con alusiones a Rita Barberá o Francisco Camps, o la defensa del rey Juan Carlos, de quien ha dicho que ha sido "atropellado injustamente".

Le escuchaban muchas caras conocidas y ya apartadas de la política, con abundancia de exministros, como Cristóbal Montoro, Rafael Catalá, Fátima Bañez o Íñigo Méndez de Vigo, también Soraya Sáenz de Santamaría, que no ha pasado por el photocall.

Han asistido además el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco y el de la CEOE, Antonio Garamendi.

El reencuentro entre Casado y Ayuso ha sido el tema de todas las conversaciones, aunque los populares hablaban de un PP unido y se resistían a revelar lo que ha quedado fuera de los ojos de los periodistas.

Mientras tanto, los equipos de Casado y Ayuso han subrayado la normalidad del encuentro, pese a que ha costado 43 días.

El líder del PP y la presidenta se han emplazado a verse de nuevo el lunes, Día de la Constitución, en el acto que organiza el Congreso, puesto que Casado no acudirá al que celebra la Comunidad de Madrid el viernes al estar en Chipre.

Comentarios