LEY DEL SOLO SÍ ES SÍ

Castilla-La Mancha ya advirtió de "dudas" por retroactividad en sentencias emitidas

García-Page recuerda que Castilla-La Mancha alegó contra la ley del 'sí es sí' y cree que Montero debería rectificar, aunque no dimitir. Avanza que no confirmará su candidatura a revalidar la Presidencia de la Comunidad Autónoma hasta que "no toque debatir en clave electoral"
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en un momento de la entrevista con Carlos Herrera en la Cadena Cope desde la ciudad de Albacete
photo_camera El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en una imagen de archivo durante una entrevista en Cope

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha querido recordar que su Gobierno ya presentó alegaciones contra la ley del 'sí es sí', ya que su Ejecutivo mantenía "dudas" cuando se planteó la redacción del texto legislativo.

En una entrevista en la Cadena COPE, ha señalado que fue a través del Instituto de la Mujer como se formalizaron las alegaciones diciendo que "daba mucha confusión la posibilidad de la retroactividad en materia penal", por lo que considera que ahora hay que solucionar este extremo "cuanto antes".

Sobre la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha dicho que hace gala de "soberbia intelectual" por no reconocer el error, y lamenta que, para "reafirmarse", opte ahora por la opción de "cavar una trinchera".

"Los gobiernos tenemos que conciliar", ha indicado, si bien no cree que Montero tenga que dimitir. "Yo no soy muy amante de que alguien tenga que dimitir en plena refriega política. Pero yo intentaría exigir una rectificación, sobre todo de lo que es la acusación a todo un cuerpo del Estado --los jueces--", ha apuntado.

En este punto, ha afirmado que "si en vez de arreglar" este conflicto "se empeñan" en seguir adelante y, a consecuencia de una "sucesión inevitable de errores" empiezan a "salir violadores de la cárcel", sería preocupante. "La humildad es necesaria".

En su opinión, la interpretación que está haciendo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, del asunto, es que ya que la Fiscalía va a recurrir alguna sentencia, el caso llegará al Tribunal Supremo, que será quien unifique criterio en una sentencia para dictar jurisprudencia.

Por su parte, la consejera de Igualdad de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, en una rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos aprobados por el Consejo de Gobierno, también se ha referido a esta polémica.

Fernández opina que no se puede consentir que la ley del 'sí es sí' permita la rebaja de penas de algunos agresores sexuales y violadores. "Hay que reflexionar y reaccionar inmediatamente para que no ocurra, porque si ha quedado alguna puerta abierta, hay que cerrarla con carácter inmediato porque no se puede revictimizar a las víctimas".

Según ha advertido la también portavoz del Gobierno regional, "de nada le vale a ninguna víctima que ningún responsable político haga declaraciones gruesas". "No compartimos las declaraciones de la ministra de Igualdad contra la adjudicatura". "No son razonables. Si no hubiera una puerta abierta en la ley, sería imposible abrirla", ha dejado claro la consejera castellanomanchega.

Aunque ha admitido que la ley del 'sí es sí' es una buena norma en términos generales, considera que "si la norma se equivoca en esto, lo que hay que hacer es corregirlo y dejarnos de diatribas políticas".

Dicho esto, ha corroborado las afirmaciones del presidente de Castilla-La Mancha y ha confirmado que el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, el 25 de julio de 2020, hizo una serie de alegaciones al primer borrador de esta ley que el Ministerio remitió a las comunidades autónomas.

"Hicimos un documento con una serie de alegaciones que entendíamos que mejoraban el texto porque aquel texto presentaba, a su modo de ver, deficiencias técnicas que también entendíamos que en ese momento que era normal porque se trataba del primer borrador", ha explicado.

Castilla-La Mancha, por aquel entonces, según ha informado la consejera de Igualdad, expresó las dudas que le generaba el texto en relación a la rebaja de las penas en algunos delitos por agresión sexual y también por abuso sexual. Un año después, Blanca Fernández se reunió con la ministra, en noviembre de 2021, donde pudo verbalizar personalmente la preocupación en cuanto a la revisión de penas de condenados ya en firme.

La ministra, según Fernández, le transmitió tranquilidad, pero en cualquier caso, "esa tranquilidad parece que no se correspondía con la realidad porque a tenor de los hechos que tenemos encima de la mesa, eso que no iba a pasar nunca ha pasado", ha lamentado la titular de Igualdad de la región.

En cualquier caso, ha zanjado el tema Blanca Fernández, "lo que está pasando yo creo que no era el deseo de nadie, por supuesto tampoco por la ministra, y como no es el deseo de nadie, lo que hay que hacer es reaccionar y con humildad solucionar el problema que, como digo, no es un problema político sino que es un problema para las víctimas".

Al respecto, también se ha pronunciado la directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, Pilar Callado, que ha instado al Ministerio de Igualdad a "darse cuenta de los problemas" de la ley y a solucionarlos, al tiempo que ha señalado que en Castilla-La Mancha "a día de hoy no hay conocimiento de ningún caso" de rebaja de penas bajo el paraguas de esta ley.

Antes de participar en una jornada de Médicos del Mundo en Toledo, a preguntas de los medios, Callado ha señalado que "no valen batallas ni guerras políticas" en medio de esta polémica.

"Los violadores no pueden salir beneficiados con esta ley. El Ministerio tiene que darse cuenta de los problemas que están existiendo y dar solución a ellos", ha remarcado.

En este punto, ha recordado que desde la Comunidad Autónoma mandaron alegaciones encaminadas a que "podía surgir este problema".

Lo "esencial" son las "víctimas mujeres", ha afirmado Collado, que ha apostado por solucionar los "escollos" y "brechas" de la norma, aunque ha afirmado que "las leyes no se hacen mal a propósito".

SEDICIÓN Y MALVERSACIÓN

En otro orden, respecto a las modificaciones en los delitos de sedición y malversación, el presidente castellanomanchego ha considerado que podría ser "una buena aportación" al Código Penal si este tema se abordase "serenamente" y cuando "se acabara el proceso" judicial por el referéndum en Cataluña.

"Primero es que venga Puigdemont y cuando solo quede la posibilidad hipotética de que lo pudieran volver a intentar, me parecería una buena aportación", ha insistido García-Page, "porque todavía hay fugados".

Para él, los cambios en ambos delitos "vienen de la misma deriva", la de vincular estas reformas a los pactos sobre Cataluña. Algo que, ha manifestado, proviene "con un interés muy interesado y circunstancial" del independentismo que está "bastante en el límite de la moralidad". "Son los que pueden obligar a cambiar la ley que les afecta y les afectaría si volvieran a hacerlo, porque no han dicho que renunciarían", ha señalado, algo, que ha dicho, "obviamente" le preocupa.

CANDIDATURA A REVALIDAR LA PRESIDENCIA

Por otra parte, el presidente de Castilla-La Mancha ha avanzado en ningún caso oficializará su candidatura para mantener la Presidencia de la Comunidad Autónoma hasta que el clima político no dicte que "toca debatir en clave electoral", manteniendo hasta entonces su perfil presidencialista.

Durante la entrevista con la Cadena COPE, García-Page ha apuntado que "eso tiene sus plazos", aunque lo que sí puede afirmar ahora es que tiene "muchas" ganas e ilusión.

Además, ha dicho que alguien a quien le "gusta tanto la política" y le "duele" España no puede quedarse al margen "en estos momentos".

Comentarios