domingo 22.09.2019

El juzgado contencioso traslada al Supremo el recurso sobre la candidatura de Puigdemont

El juzgado entiende que el Tribunal Supremo debe pronunciarse, ya que el recurso plantea cuestiones que afectan tanto a la inelegibilidad de los candidatos como a la proclamación de las candidaturas

Puigdemont dice que su objetivo sigue siendo ser eurodiputado y hacer campaña: "No nos apartarán de la política"
Puigdemont dice que su objetivo sigue siendo ser eurodiputado y hacer campaña: "No nos apartarán de la política"

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Madrid, junto con los 9 y 21, han decidido trasladar al Tribunal Supremo el recurso presentado por la candidatura Lliures per Europa (Junts) contra la decisión de la Junta Electoral Central (JEC) de excluir al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y los exconsejeros Toni Comín y Clara Ponsatí de las listas para las elecciones europeas el próximo 26 de mayo.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), los tres juzgados entienden que el Tribunal Supremo debe pronunciarse, ya que el recurso plantea cuestiones que afectan "tanto a la inelegibilidad de los candidatos como a la proclamación de las candidaturas".

En su opinión, estos asuntos "se encuentran tan íntimamente relacionados que debe ser el Tribunal Supremo quien establezca el criterio jurídico que lo resuelva".

Por tanto, y "con la finalidad de evitar posibles resoluciones contradictorias", los tres tribunales de lo contencioso-administrativo han decidido elevar las actuaciones a la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo al estar conociendo del mismo recurso.

La Fiscalía de Madrid se ha mostrado este viernes a favor de que se estime el recurso de Junts al considerar que la decisión de la JEC "no es ajustada a Derecho, en cuanto vulnera el derecho fundamental de sufragio pasivo" de Puigdemont, Comín y Ponsatí.

A lo largo de nueve folios, el fiscal se apoya en el voto particular discrepante que acompañaba la resolución del organismo supervisor, emitido por cuatro miembros, en el que se consideraba que la JEC debía haber apostado por una interpretación más favorable del ordenamiento jurídico primando el derecho a la participación política.

Según la resolución de la JEC, adoptada el pasado 29 de abril, los tres políticos catalanes no pueden ser electores y tampoco "elegibles" porque no figuran adecuadamente en el censo electoral. Explica el acuerdo que Puigdemont y sus consejeros aparecen como residentes en España pese a que "es notorio" que no están en esos municipios, sino que "desde hace dos años están fuera del territorio nacional para evadirse de la acción de la justicia".

Si bien, la Fiscalía recuerda que la propia Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG), en su artículo 7.2, permite medios de prueba alternativos al censo de electores como que el interesado reúna "todas las condiciones exigidas para ello".

En este sentido, para el fiscal, el "ello" al que se hace referencia se explica en el artículo 31.1 de la misma norma que precisa que "el censo electoral contiene la inscripción de quienes reúnen los requisitos para ser elector y no se hallen privados, definitiva o temporalmente, del derecho de sufragio".

"NO NOS APARTARÁN DE LA POLÍTICA"

Por su parte, el expresidente de Cataluña Carles Puigdemont ha asegurado este sábado que su objetivo sigue siendo poder concurrir a las elecciones al Parlamento Europeo del próximo 26 de mayo como cabeza de lista de Lliures per Europa (Junts) y obtener escaño, por lo que seguirá haciendo campaña independientemente de cuál sea la decisión final sobre su recurso a la decisión de la Junta Electoral Central (JEC) de excluirle.

"No nos apartarán de la campaña, ni nos apartarán de la política", ha declarado en una rueda de prensa en Bruselas, poco antes de que se conociera que el juzgado que examinaba el recurso ha elevado el asunto al Tribunal Supremo.

"Me comprometo a ejercer de eurodiputado y espero el compromiso con el respeto a las decisiones de los ciudadanos y al Estado de derecho, estoy convencido de que el Estado español no cruzará esa línea roja", ha añadido después.

Puigdemont ha criticado con firmeza la actuación de la JEC porque cree que ha sido una decisión para "privar de su derecho a los votantes", que "impactará" en el devenir de las elecciones europeas y tendrá un coste para su estrategia de campaña.

También ha dejado claro que agotarán todas las vías judiciales para superar el veto, incluido intentar plantear una cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE), si los tribunales españoles no les da la razón.

"Vamos a ir hasta el final", ha dicho Puigdemont, tras considerar que el hecho de que el Ministerio Fiscal dijera el viernes que puede ser candidato a las europeas demuestra que este órgano "no ha podido resistir la vergüenza" de lo que considera una vulneración de sus derechos fundamentales.

Puigdemont ha comparecido ante los medios en Bruselas acompañado por dos de los exconsellers que huyeron con él a Bélgica y cuya inclusión en la lista a las europeas también fue invalidada por la JEC, Toni Comín y Clara Ponsatí.

También estaban junto a ellos los tres candidatos que reemplazaron a Puigdemont, Comín y Ponsatí en los primeros puestos de la lista europea de JxCAT a la espera de que se resuelvan los recursos: el abogado Gonzalo Boye, el exalcalde de Barcelona Xavier Trias y Beatriz Talegón.

Boye, que además de número uno "de facto" por JxCAT ejerce la defensa del líder independentista, ha considerado que el hecho de que el juzgado de Madrid eleve el caso al Supremo es prueba de que el sistema judicial español es "confuso, difuso y opaco" y ha defendido que el plazo que fija la ley para que se pronuncie la Justicia sobre la candidatura expira esta tarde a las 20:00 horas.

El letrado ha defendido también que la "decisión será final cuando nos dé la razón", porque sostiene que solo los afectados que han presentado el recurso podrán recurrir la decisión, no así los denunciantes --Partido Popular y Ciudadanos--. "Si hay una decisión en contra, iremos al Tribunal Constitucional", ha zanjado.

"Pase lo que pase este combate seguirá. Si hay que ir a otras instancias iremos y tengo la convicción de que es un combate que ganaremos", ha dicho en el mismo sentido Ponsatí.

Comín, por su parte, ha llamado a la "solidaridad de los demócratas europeos" para que apoyar sus reivindicaciones, porque sostiene que el desafío secesionista no responde únicamente al interés de pedir la independencia para Cataluña sino que se vive un "combate europeo" contra la vuelta del "autoritarismo" a Europa.

Más información en vídeos 
Comentarios