El eterno debate del CGPJ encona al Congreso mientras la UE urge su renovación

- La reforma exprés del PSOE para desbloquear la renovación del Tribunal Constitucional supera su primer trámite en el Congreso.

- La Comisión Europea ve "prioritario" renovar el CGPJ y exige una reforma "inmediatamente después" del método de elección

El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, en una imagen de archivo
photo_camera El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, en una imagen de archivo

El eterno debate sobre la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha fracturado por enésima vez a los grupos parlamentarios en el Congreso, con PP y PSOE culpándose una vez más del bloqueo del Poder Judicial, el día en que la Comisión Europea ha urgido por tercer año consecutivo a España a desbloquear la renovación del mismo.

Con este telón de fondo, el pleno del Congreso ha dado luz verde este miércoles a la toma en consideración exprés de la iniciativa socialista para permitir al CGPJ nombrar a dos magistrados del Constitucional y desbloquear así la renovación de este órgano, de manera que mañana se aprobará en lectura única definitivamente.

El debate no ha sorprendido a nadie. Moncloa, a través del grupo socialista, se ha asegurado los apoyos de Unidas Podemos -que rectificó sus críticas iniciales a la propuesta-, ERC, Más País, PNV y Compromís ante el bloque de PP, Vox, Ciudadanos, Foro y UPN.

Y aunque la reforma no gusta especialmente a los socios de investidura de Pedro Sánchez -la han llamado "chapucera"- todos ellos la consideran un mal menos para evitar que el PP siga bloqueando la renovación del CGPJ a la espera de tiempos mejores.

Tampoco Vox y Ciudadanos aprueban la manera de actuar de los populares a lo largo de estos tres años y medio con el Consejo en funciones, pero arremeten contra los socialistas por maniobrar con una "reforma tramposa" para controlar urgentemente el TC.

Así las cosas, el debate se ha enconado especialmente entre populares y socialistas, quienes una vez más se han culpado mutuamente del eterno bloqueo del órgano de gobierno de los jueces y que son las dos fuerzas que deben ponerse de acuerdo.

Eso, un acuerdo, es lo que ha ofrecido el PP al PSOE a cambio de que retire la propuesta como viene insistiendo en los últimos días. El PP ha dicho que "aun están a tiempo" de "parar esta reforma" y "coger la mano tendida" del partido que lidera Alberto Núñez Feijoó para evitar así esta "inaudita forma de legislar".

"El Gobierno no puede hacer una reforma a la carta del propio Gobierno" que se tramite "por la puerta de atrás", han denunciado los populares que ante esta crisis han reclamado "más Constitución y menos partidismo".

La respuesta del PSOE ha sido tajante. "La Constitución o se modifica o se cumple, no se condiciona", han subrayado los socialistas, que han enumerado las "13 veces" que el PP "ha quitado la mano" que no son sino "excusas, excusas y más excusas"

"Nos acusan de no negociar aquellos que llevan mas de 1.300 días sin negociar quitando la mano", han destacado los socialistas, que han dicho a los populares que "deberían estar sonrojados".

Unidas Podemos sigue esta argumentación. "Ha dicho el PP más Constitución, cumplan ustedes la Constitución", ha subrayado el socio de Gobierno que ha ironizado cuando ha señalado que "hoy es cuando ustedes se les ocurre decir que vamos a llegar a un acuerdo" cuando "Feijoó lleva meses dando largas y poniendo excusas".

Especialmente duro ha sido el PNV que ha denunciado la "labor obstruccionista" del PP "exigiendo cambiar las reglas a mitad de partido o manteniendo el bloqueo institucional" para bloquear la renovación del CGPJ y TC "hasta que no recupere la mayoría parlamentaria".

Para Junts la actitud del PP es un "escándalo" y Compromís ha dicho que "el país no puede esperar a que al PP le venga bien renovar" y mientras tanto lo que hace es "mantener órganos caducados hace años a la espera de tiempo más mejorables para sus pretensiones".

En la otra cara de la moneda, Vox ha alertado de que la reforma supone "una evidente amenaza a la Justicia" pues con ella el Gobierno "busca nombrar a dedo a magistrados afines para controlar el TC, para que no haya sentencias que declare la inconstitucionalidad" de normas, como aquellas que con sus recursos ante el Constitucional ha tumbado la formación de Santiago Abascal.

Ciudadanos lo tiene igual de claro, pues para ellos la reforma viene a decir que "el CGPJ podrá hacer nombramientos siempre que le gusten a Pedro Sánchez" y como ahora "hace falta tener un TC progresista" resulta que hay "urgencia por controlar" el tribunal de garantías, sin preocuparles la situación en el Supremo, como también han lamentado Foro Asturias y UPN.

Y todo ello, el día que Bruselas ha hecho público el informe anual 2022 sobre el Estado de Derecho en la UE que urge a "proceder a la renovación del Consejo del Poder Judicial con carácter prioritario e iniciar, inmediatamente después de la renovación, un proceso con vistas a adecuar el nombramiento de sus jueces miembros, teniendo en cuenta los estándares europeos".

Comentarios