lunes 06.04.2020

La Justicia europea abre un futuro incierto a Junqueras (ERC) y alienta a Puigdemont (JxCat)

- El TUE señala que líder de ERC gozaba de inmunidad desde la proclamación oficial de los resultados.

- Deja en manos del Tribunal Supremo "apreciar los efectos aparejados a las inmunidades de que goza".

La Justicia europea abre un futuro incierto a Junqueras (ERC) y alienta a Puigdemont (JxCat)
La Justicia europea abre un futuro incierto a Junqueras (ERC) y alienta a Puigdemont (JxCat)

La Justicia europea ha fallado este jueves que Oriol Junqueras debió gozar de inmunidad como eurodiputado y ha abierto un escenario incierto en el Supremo, que ya estudia qué pasos dar ahora que el líder de ERC está condenado, al tiempo que alienta a Carles Puigdemont y Toni Comín en su camino a la Eurocámara.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dictado una sentencia en la que reconoce que el exvicepresidente de la Generalitat, que obtuvo un escaño al Parlamento europeo el pasado 26 de mayo pero no lo ocupó, debería haber sido reconocido como eurodiputado desde la proclamación de los resultados (13 de junio) y, por tanto, gozar de inmunidad.

Y da un tirón de orejas al Tribunal Supremo, que fue quien le planteó la duda, al considerar que tendría que haberle puesto en libertad para acceder a la Eurocámara y que, en caso de querer mantener su prisión (entonces preventiva, ahora firme), debería haber pedido un suplicatorio (una especie de permiso) al Parlamento europeo "a la mayor brevedad".

El TJUE aclara que los eurodiputados lo son desde que se proclaman los resultados, aunque estén en prisión provisional por delitos graves o no se hayan cumplido los trámites exigidos por la legislación nacional para asumir el escaño ni se haya participado en la sesión constitutiva.

¿QUÉ PASA AHORA CON JUNQUERAS?

Es la pregunta del millón. Poco después de conocerse la sentencia del TJUE, la Sala del Supremo que juzgó y condenó a Oriol Junqueras ha emitido un comunicado en el que anuncia que "va a estudiar en profundidad el contenido íntegro" de la resolución y pide a las acusaciones (Fiscalía, Abogacía y Vox) y a la defensa del exvicepresident que se pronuncien al respecto.

Nada dice el TJUE sobre la condena que pesa sobre Junqueras (13 años de prisión e inhabilitación por sedición y malversación), pues la sentencia se circunscribe a un permiso de salida y no a la causa principal, si bien Luxemburgo aclara que es el Supremo quien debe "apreciar los efectos aparejados a las inmunidades de que goza Junqueras en otros posibles procedimientos". Es decir, la pelota está en su tejado.

El exvicepresidente catalán ya ha pedido al Supremo la nulidad de la sentencia del "procés" y su puesta en libertad, según ha apuntado su abogado en las puertas de la prisión de Lledoners.

Pero para la Fiscalía los efectos de la decisión del TJUE son nulos. El ministerio público ha informado rápidamente al Supremo de que considera que la situación de Junqueras no cambia porque está condenado en firme y, por tanto, sobre él no pesa ninguna medida cautelar que levantar. Es decir, que la sentencia no implica su excarcelación.

Y va un paso más allá: pide que se ejecute su pena de inhabilitación para que no pueda ocupar cargo público y urge a remitir la sentencia que condenó a Junqueras al Parlamento europeo.

Falta por saber qué dirán el resto de partes, entre ellas la Abogacía (dependiente del Ministerio de Justicia), que ya está estudiando el caso y que apoyó en su día excarcelar a Junqueras para que cumplimentase los trámites pertinentes. Como ocurrió con la sentencia del "procés", en este caso el fallo judicial respalda la tesis de la Abogacía y no la de la Fiscalía.

Tras conocer la sentencia, el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, ha instado al Supremo a cumplir con lo que le pide el TJUE y ha anunciado que los servicios jurídicos evaluarán "cuanto antes" la aplicación de los efectos de la resolución "sobre la composición de nuestro Parlamento".

ALIENTO PARA PUIGDEMONT Y COMÍN

Aunque la sentencia se circunscribe oficialmente al caso de Junqueras, sus argumentos pueden tener "la misma incidencia" para Carles Puigdemont y Toni Comín, huidos en Bélgica y quienes también fueron elegidos pero no accedieron al escaño por no venir a España a cumplir con los trámites formales.

Así lo ha reconocido el juez instructor del "procés", Pablo Llarena, en una providencia en la que pide opinión a las partes sobre las implicaciones que podría tener el fallo en los fugados, que nunca fueron juzgados porque se fueron a Bélgica en 2017.

Desde su entorno aplauden la sentencia y consideran que el Parlamento europeo debería reconocerles la inmunidad, momento en el que Llarena tendría que pedir un suplicatorio para actuar contra ellos.

Por el momento, el tribunal belga que debe decidir sobre su entrega a España ha aplazado la vista a expensas de saber sobre su inmunidad.

EL MOMENTO POLÍTICO

La sentencia ha llegado en un momento político delicado. En plenas negociaciones entre el PSOE y ERC para conseguir la investidura, el partido de Junqueras ya ha dicho que no se volverá a reunir con los socialistas hasta saber qué dice la Abogacía del Estado sobre la sentencia.

Desde el Gobierno, la vicepresidenta, Carmen Calvo, ha opinado que no hay ningún elemento "disonante" que impida seguir negociando y ha recalcado que es hora de que "la política ocupe el espacio que nunca debió abandonar". El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por su parte, ha subrayado el "respeto absoluto" del Ejecutivo a esa sentencia.

Por si todo esto fuera poco, la sentencia ha coincidido con la inhabilitación de año y medio al presidente de la Generalitat, Quim Torra, por desobedecer a la Junta Electoral Central y retirar los lazos amarillos de edificios públicos en período electoral.

Más información en vídeos 
Comentarios