Cospedal testifica ante el juez sobre las supuestas presiones de PP al abogado de Bárcenas

Lo hace después de que la Audiencia Nacional le instara a interrogar a la exdirigente y a Villarejo porque no cree que sean únicamente testigos de referencia
En el fotomontaje en imágenes de archivo la exsecretaria general del PP y expresidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, y el extesorero del partido, Luis Bárcenas
photo_camera En el fotomontaje en imágenes de archivo la exsecretaria general del PP y expresidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, y el extesorero del partido, Luis Bárcenas

La ex presidente de Castilla-La Mancha y ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal regresa este martes a la Audiencia Nacional para declarar como testigo en la investigación abierta sobre supuestas presiones de personas vinculadas al partido al extesorero Luis Bárcenas o a su abogado para que no se difundieran informaciones sobre el caso Gürtel.

Cospedal vuelve a declarar ante el juez Manuel García Castellón, instructor del caso Villarejo, en el que se encuadra esta pieza número 36, que la Sala de lo Penal ordenó reabrir para averiguar si Bárcenas o su antiguo abogado, Javier Gómez de Liaño, sufrieron presiones por parte de "terceras personas vinculadas al Partido Popular" para que "no salieran a la luz informaciones comprometedoras o perjudiciales" para la formación.

Se trata de un procedimiento distinto al caso Kitchen, cuya instrucción ya ha finalizado y en el que Cospedal estuvo imputada unos meses hasta que el juez acordó sacarla de la causa junto a su marido, el empresario Ignacio López del Hierro, ante la falta de indicios de que participase en el espionaje a Bárcenas para conseguir documentos de Gürtel perjudiciales para el partido.

En un principio el juez no vio necesario citar a Cospedal en esta pieza 36, como pedía el exjuez y abogado Javier Gómez de Liaño, pero la Sala de lo Penal volvió a corregirle e instó a llamarlos a declarar.

Será este martes cuando la ex número dos de Mariano Rajoy en el PP acuda a la Audiencia Nacional, un día después del excomisario José Manuel Villarejo, condenado a 19 años de cárcel en el primer juicio que se celebró sobre sus negocios privados de espionaje y que, no obstante, no está investigado en esta pieza.

Gómez de Liaño, que defendió a Bárcenas entre 2013 y 2015, solicitó la declaración de Cospedal al ser "aludida" en conversaciones de varios investigados analizadas por la Policía.

A diferencia del magistrado, que consideró que se trataba de meros testigos de referencia, la sección tercera afirmó que estos "estuvieron en reuniones, situaciones u otras circunstancias que les permitieron conocer directamente los hechos investigados en todo o en parte" y que "podrían aportar información relevante acerca de los hechos".

Las declaraciones comenzarán este lunes, cuando el juez interrogará a Villarejo y a dos abogados, uno de ellos en calidad de investigado.

Esta línea de investigación discurre de forma paralela al conocido como caso Kitchen, que también es una pieza del caso Villarejo, la número 7, y cuya instrucción ya ha finalizado y está pendiente de los últimos recursos para, después, señalar fecha de juicio.

En el caso Kitchen están acusados el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, el ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez y varios miembros de la antigua cúpula policial por la presunta operación parapolicial que habría sido orquestada desde el ministerio en 2013 para espiar a Bárcenas y sustraerle documentos sobre el caso Gürtel comprometedores con el PP.

Comentarios