Lunes 15.10.2018

Junta convocará en otoño ayudas Focal por 50 millones para la industria agroalimentaria

Por otra parte, el Gobierno de Castilla-La Mancha amplía al 30 de junio el plazo para la reestructuración del viñedo

En la imagen un instante de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural de las Cortes de Castilla-La Mancha celebrada en el Parlamento regional - EFE/Ismael Herrero
En la imagen un instante de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural de las Cortes de Castilla-La Mancha celebrada en el Parlamento regional - EFE/Ismael Herrero

La Junta va a convocar en otoño ayudas Focal destinadas a empresas agroalimentarias por un importe de 50 millones de euros, que se unirá a la convocatoria de 70 millones de 2017, que se acaba de resolver en mayo y va a subvencionar 298 proyectos, y a la de 2015, de la que ya se han pagado 9,1 millones.

Así lo ha avanzado este miércoles el director general de Industrias Agroalimentarias y Cooperativas, Jaime Rodríguez, que ha comparecido en la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural de las Cortes de Castilla-La Mancha para informar, a petición del PP, sobre la ejecución de los pagos de las ayudas Focal a fecha 31 de agosto.

La convocatoria que el Ejecutivo regional prevé sacar en otoño, de 50 millones de euros, seguirá a la de 2017, que estaba dotada con 70 millones de euros, y a la de 2015, que con 50 millones de euros ha llegado a 223 proyectos cuyos expedientes ya se han comenzado a pagar.

De hecho, se han pagado ya 9,1 millones de euros de 66 proyectos de 2015 que ya se han ejecutados y justificados, y la previsión de la Junta es que entre los meses de junio y agosto llegue "el grueso" de lo solicitado dado que la fecha límite para ejecutar los expedientes de la convocatoria de 2015 es el 31 de agosto de 2018.

Las dos convocatorias de ayudas Focal a la industria agroalimentaria 2015 y 2017 han conllevado como "efectos positivos", ha señalado Rodríguez, la creación de 1.139 puestos de trabajo -"casi tantos como en las tres convocatorias de la legislatura anterior", ha precisado- y han movilizado unos 600 millones de euros de inversión privada.

Respecto a las convocatoria de 2015 la media de subvención por expediente es de 222.000 euros, algo inferior a la media de ayuda de la convocatoria de 2017, que se eleva a 225.487 euros.

Las resoluciones de la convocatoria de 2017 se ha enviado a los 298 beneficiarios el pasado 29 de mayo y supondrá una movilización de 308 millones de euros.

Las ayudas Focal, destinadas a las empresas agroalimentarias que quieran incrementar su valor añadido a través de inversiones, están sufragadas en un 75 por ciento por la Unión Europea, un 7,5 por el Gobierno central y el 17,5 por ciento por el Ejecutivo autonómico.

La diputada del PP Lola Merino ha criticado la "mala" gestión de la Consejería de Agricultura teniendo en cuenta que las ayudas de 2015 todavía no se han pagado en su totalidad, y ha argumentado que, efectivamente, hay que ejecutar los proyectos antes de cobrarlos "pero si tardan año y medio en resolverlo, el retraso está garantizado".

"Nunca antes había habido tan mala gestión en la Consejería, nunca antes había habido tanta dejadez y nunca antes se había debido tanto dinero y se había hecho tanto daño al campo", ha asegurado Merino quien ha pedido al Ejecutivo regional que "trabaje algo más" en el año que resta de legislatura.

Por su parte, el diputado de Podemos David Llorente ha pedido explicaciones sobre los motivos de la Consejería para suprimir la limitación que, según ha dicho, existía la pasada legislatura para que las grandes empresas no pudieran optar a estas ayudas Focal.

Sin embargo, el director general le ha respondido que las grandes empresas tenían limitados estos fondos por "imperativo" de la Unión Europea, que después cambió su criterio porque todas las empresas contribuyen al tejido empresarial y generan riqueza y empleo, y ha dejado claro que ninguna empresa se ha quedado fuera de las ayudas convocadas en 2015 y 2017.

Asimismo, el diputado socialista Emilio Sáez ha subrayado que el sector agrario y ganadero de Castilla-La Mancha "está cada vez más fuerte" y ha subrayado que gracias a estos apoyos el sector agroalimentario supone el 37 por ciento de las exportaciones y entre enero y octubre del año pasado ha facturado más de 2.000 millones de euros.

REESTRUCTURACIÓN DE VIÑEDO

Por otra parte, la Consejería de Agricultura ha ampliado hasta el 30 de junio el plazo para que los viticultores ejecuten sus proyectos de reestructuración del viñedo acogidos a la convocatoria de 2017 con el objetivo de que tengan "tiempo suficiente" tras las "fuertes" precipitaciones de la pasada primavera.

Así lo ha avanzado la directora general de Agricultura y Ganadería, Cruz Ponce, en la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural de las Cortes de Castilla-La Mancha, donde ha comparecido para informar, a petición del grupo socialista, de la política general de la Consejería en relación con la reestructuración del viñedo.

En la convocatoria de 2017 ha habido 1.819 solicitudes presentadas para 5.226 hectáreas y con un importe de 28 millones de euros para reestructurar el viñedo.

Los agricultores están terminando de ejecutar sus proyectos pero los trabajos de "una parte" de los agricultores se ha visto "muy afectada por las fuertes precipitaciones de la primavera", ha señalado la directora general, con lo que la Consejería ha ampliado el plazo hasta el 30 de junio "para garantizar que disponen de tiempo suficiente para ejecutar" las plantaciones.

Ponce ha hecho un repaso por las distintas convocatorias de ayudas para la reestructuración del viñedo que ha habido desde el año 2000.

En total, ha habido más de 1.100 millones de euros para 37.000 viticultores castellano-manchegos, que son más del 44 por ciento del total, y 190.000 hectáreas que se han transformado de vaso a espaldera: en concreto, el viñedo en espaldera ha pasado del 8 al 40 por ciento.

Ante una pregunta de la diputada del PP Lola Merino, la directora general ha manifestado que el plan de trazabilidad del sector del vino "ya se está aplicando" y ha agregado: "otra cosa es que se haya publicado, pero se está aplicando".

Por su parte, Merino ha mostrado su extrañeza ante la petición de la comparecencia del Gobierno regional para hablar de la reestructuración del viñedo ya que durante esta legislatura Castilla-La Mancha ha pedido 25 millones de euros en ayudas al sector vitivinícola.

Según los datos que ha ofrecido la parlamentaria del PP, con el Ejecutivo que preside Emiliano García-Page la región ha pasado de recibir más de la mitad de los fondos nacionales destinados al sector del vino a recibir solo el 29,7 por ciento en 2016 y el 34 por ciento en 2017.

Asimismo, el diputado socialista Emilio Sáez ha señalado en la Comisión que además del esfuerzo económico para la reestructuración del viñedo se necesita agua "porque sin agua no hay futuro", con lo que ha instado a defender el agua para la comunidad autónoma "con uñas y dientes".

En cuanto al diputado de Podemos David Llorente, ha considerado "preocupante" que la ayuda media para Castilla-La Mancha en el ejercicio 2017 haya sido menor que la media estatal y, también, la más baja de todo el país respecto a otras comunidades autónomas, a lo cual Ponce ha precisado que hay comunidades que han recibido menos euros por hectárea que Castilla-La Mancha.

Más información en vídeos 
Comentarios