miércoles 22/9/21

Junta propone 196 medidas en 10 años contra la despoblación en Castilla-La Mancha

El Gobierno de Castilla-La Mancha diseña una Estrategia frente la Despoblación con la que busca fijar población en el medio rural
El vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luís Martínez Guijarro, se ha reunido con los firmantes del Pacto contra la Despoblación, CCOO, UGT, CECAM, RECAMDER y FEMP, para presentarles la Estrategia Regional contra la Despoblación
El vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luís Martínez Guijarro, se ha reunido con los firmantes del Pacto contra la Despoblación, CCOO, UGT, CECAM, RECAMDER y FEMP, para presentarles la Estrategia Regional contra la Despoblación

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha diseñado una Estrategia Regional contra la Despoblación que contendrá 196 actuaciones, que se desarrollarán por un periodo de diez años en torno a cuatro ejes: acceso a los servicios públicos, cohesión económica, cohesión social y cohesión territorial.

La estrategia, que desarrollará la Ley de Medidas Económicas, Sociales y Tributarias frente a la Despoblación y para el Desarrollo Rural Territorial en Castilla-La Mancha, tiene como principal objetivo fijar población en el medio rural, a través del relanzamiento de actividades económicas, la generación de empleo estable y de calidad, y garantizando la igualdad de acceso a los servicios públicos esenciales en estos territorios.

Así lo ha avanzado este lunes el vicepresidente del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro, después de presentar el documento a firmantes del Pacto contra la Despoblación de Castilla-La Mancha: la red Recamder, la Confederación regional de Empresarios (Cecam), los sindicatos CCOO y UGT, y la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha (FEMP-CLM).

Una vez presentada a las entidades que firmaron el pacto el 27 de febrero de 2020 en Brihuega (Guadalajara), la estrategia que ha diseñado el Ejecutivo autonómico saldrá a exposición pública el próximo 9 de julio, para que todas las personas o entidades que lo deseen puedan hacer aportaciones o sugerencias, ha avanzado Martínez Guijarro.

Asimismo, ha explicado que la estrategia contará con su memoria económica, de forma que se implementará la financiación de cada una de las 196 medidas que la integran, que tendrán una serie de indicadores claros y precisos para poder hacer un seguimiento de su aplicación, que se centrará en las zonas que tengan la catalogación de escasamente pobladas o en riesgo de despoblación.

Al respecto, y a preguntas de los medios, ha aclarado que el importe de la financiación de todas las medidas saldrá de extrapolar los más de 600 millones que ya contempla la Ley contra la Despoblación para el periodo 2021-2027 (coincidiendo con el periodo de programación de los fondos europeos) a los 10 años que se han fijado para el desarrollo de la estrategia.

Además, el Gobierno regional ha previsto que la estrategia se revise dos veces durante su desarrollo, uno a los cuatro años en 2025 y otra a los ocho años, en 2029.

También incorporará una gobernanza a dos niveles, uno de carácter interno a través de una comisión interdepartamental en el seno del Ejecutivo autonómico, en la que estarán todas las consejerías directamente relacionadas con este tipo de políticas

Y la otra será gobernanza abierta a través del Consejo Regional de Desarrollo del Medio Rural y frente a la Despoblación, en el que estarán las entidades que firmaron el Pacto contra la Despoblación, al que se sumarán espacios de diálogo y de escucha activa con todos los agentes y entidades que trabajan en el medio rural, ha indicado el vicepresidente castellano-manchego.

En este sentido, Martínez Guijarro ha dicho que el Gobierno regional quiere que la estrategia sea consensuada, de forma que se va a debatir en cada uno de los diez consejos asesores por los que pasó anteriormente la Ley contra la Despoblación.

Entre las medidas más reseñables figura la que propiciará que cualquier joven que vive en estas zonas pueda acceder a la Formación Profesional o a la universidad sin que sus familias tengan que abandonar el medio rural.

Se va a garantizar la financiación de los estudios de estos jóvenes, a través de convenios con entidades financieras, con el requisito de que la unidad familiar siga residiendo en la zona despoblada, y si tras acabar sus estudios el joven sigue su vida laboral en una de estas zonas la financiación se convertirá en no reintegrable, y pasará a ser a fondo perdido.

Otras medidas destacadas plantearán una apuesta muy clara por la diversificación de la actividad económica, en particular con la bioecoeconomía, un programa de captación del talento, apoyo a las empresas programa de relevo generacional y de traspaso de negocios, y garantizar la financiación a empresas y autonómos.

Se apoyará a las familias con un programa de atención a menores de 14 años, se fomentará acceso a la vivienda con la recreación de una bolsa de vivienda y una apuesta por la rehabilitación, y se aplicarán medidas de desgravación fiscal para las empresas que se asienten en estas zonas.

A su vez, en el ámbito de la cohesión territorial figura la creación de una red de puntos de recarga para vehículos eléctricos y garantizar el acceso a las nuevas tecnologías y a las telecomunicaciones en todos los núcleos de población.

La estrategia ha sido valorada por los representantes de las entidades que firmaron el Pacto contra la Despoblación: el presidente de Recamder, Jesús Ortega, los secretarios regionales de CCOO y UGT, Paco de la Rosa y Luis Manuel Monforte, respectivamente, y por el secretario general de Cecam, Félix Peinado.

Los cuatro han abogado por medidas sociales y económicas que favorezcan el asentamiento de la población en estas zonas, y han coincidido en apuntar que la pandemia ha puesto de manifiesto la potencialidad que tienen de poder desarrollarse, si cuentan con los servicios adecuados.

Presentación del borrador de la Estrategia frente a la Despoblación

Comentarios