miércoles 13.11.2019

Iñaki Urdangarin saldrá de prisión dos veces por semana para para ejercer el voluntariado

El cuñado del Rey Felipe VI permanece clasificado en segundo grado en la prisión abulense de Brieva
Iñaki Urdangarin saldrá de prisión dos veces por semana para para ejercer el voluntariado
Iñaki Urdangarin saldrá de prisión dos veces por semana para para ejercer el voluntariado

Un juez ha decidido que Iñaki Urdangarin, marido de la infanta Cristina, condenado a 5 años y 10 meses de prisión por el caso Noós, salga de la prisión de Ávila dos veces a la semana para hacer voluntariado en Madrid y evitar así el "absoluto aislamiento" que, según el magistrado, le ha sido impuesto.

En contra del criterio fijado por Instituciones Penitenciarias y del informe del fiscal, el juez titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 1 de Castilla y León ha accedido a la petición de Urdangarin, que podrá salir dos veces por semana ocho horas cada día (incluyendo los traslados).

La junta de tratamiento de la prisión de Brieva, una cárcel del mujeres en la que Urdangarin cumple mañana quince meses de reclusión sin más internos, se reunirá el jueves y, previsiblemente, acordará las salidas del marido de la infanta ordenada por el juez, una decisión que la Fiscalía sopesa recurrir.

El recluso prestará sus servicios de voluntariado en el Hogar Don Orione, en Pozuelo de Alarcón (Madrid), una entidad sin ánimo de lucro gestionada por la congregación religiosa italiana Pequeña Obra de la Divina Providencia. Es un centro residencial y de día para personas adultas con discapacidad intelectual y alto nivel de dependencia.

El juez ha tomado su decisión en aplicación del artículo 117 del reglamento penitenciario, aplicable a los condenados que aún están en segundo grado (el régimen ordinario) y cumplen una serie de requisitos, como la baja peligrosidad y la ausencia de riesgo de fuga.

No es una decisión insólita: en lo que va de año, 263 presos se han acogido a ella para trabajar o para realizar servicios solidarios, han indicado a Efe fuentes penitenciarias.

Ese es el caso del cuñado del rey Felipe VI, quien todavía no ha cumplido la cuarta parte de la condena, algo que hará a finales de noviembre, momento en el que podrá pedir permisos ordinarios. Es decir, según las fuentes, se trata de "un programa especializado", no de beneficios penitenciarios.

En cualquier caso, Instituciones Penitenciarias había rechazado la petición del interno y la Fiscalía se opuso cuando recurrió ante el juez.

Sus razones fueron varias. Entre ellas, que Urdangarin cumple condena en Ávila y hará voluntariado en Pozuelo de Alarcón, junto a Madrid, lo que acarrea traslados kilométricos, además de tareas de coordinación, control y seguridad, incluso del preso, dada su condición.

Pero el juez no lo ve igual. A su juicio, este tipo de salidas no son extraordinarias y la aplicación de programas especializados fuera de prisión en toda clase de internos, "conocidos o no, famosos o anónimos, no corre en paralelo al disfrute de permisos ordinarios".

El magistrado va más allá y subraya en el auto que Iñaki Urdangarin se encuentra en el "más absoluto aislamiento" en una cárcel de mujeres y que, a pesar de que fue el centro en el que él se presentó, es la Administración la que ha decidido que siga ahí, con lo que el aislamiento no es voluntario, sino "impuesto".

En ese contexto, argumenta que una condena no puede ser un elemento de "desestructuración de la persona, pues ello casaría mal, no ya solo con la finalidad de la reinserción sino que incluso chocaría con las más elementales normas de humanidad que deben inspirar el cumplimiento de las penas".

Por ello, las salidas y el contacto humano, ayudarán a "reducir o eliminar la desocialización y deshumanización, destrucción del individuo, que conlleva la soledad absoluta a la que se la sometido, lo cual conecta con algo esencial en cualquier programa de tratamiento: fomentar la autoestima".

Y, además, el hecho de que se haya decantado por ayudar en una ONG de ayuda a personas con discapacidad implica la asunción de valores "prosociales".

Iñaki Urdangarin lleva en la prisión de Brieva, ubicada a diez kilómetros de Ávila, desde el 18 de junio del 2018, condenado a cinco años y diez meses de cárcel por malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias en el conocido como caso Nóos. 

Más información en vídeos 
Comentarios