sábado 6/3/21

El II Plan de Impulso de los Servicios Públicos de CLM contemplará una oferta de 6.000 empleos

Además, el Gobierno de Castilla-La Mancha elaborará un programa con horizonte 2025 basado en el diálogo para garantizar el cumplimiento de los Objetivos del Milenio
El vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, durante la rueda de prensa que ha ofrecido
El vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, durante la rueda de prensa que ha ofrecido

El vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha avanzado este jueves que en la reunión del próximo Consejo de Gobierno se aprobará previsiblemente la planificación de la Oferta Pública de Empleo (OPE) desde el año 2020 al año 2023, dentro del II Plan de Impulso de los Servicios Públicos del Gobierno de Castilla-La Mancha, y que contará con unas 6.000 plazas para cubrir la tasa de reposición que está prevista se regule en los próximos Presupuestos Generales del Estado de 2020.

Martínez Guijarro, que ha comparecido ante los medios de comunicación en Trillo (Guadalajara) donde el Ejecutivo autonómico al completo se ha reunido para abordar las líneas de actuación de cara a los próximos cuatro años, ha detallado que del total de plazas el 34% serán en el sector educativo, el 37% del sector sanitario y casi un 30% de la Administración General del Gobierno regional, ha informado la Junta en nota de prensa.

En este punto, el vicepresidente ha avanzado que el Ejecutivo autonómico reclamará al próximo Gobierno de España la “inmediata” convocatoria de la Conferencia de Presidentes para “incrementar las posibilidades de las ofertas de empleo y garantizar la correcta prestación de los servicios a los ciudadanos”.

Y todo ello ante las “verdaderas dificultades” que existen a la hora de incorporar más personal en el ámbito sanitario, según ha especificado Martínez Guijarro, que ha insistido en la necesidad de tener “más margen de maniobra para incrementar las plantillas del sistema sanitario, también del sistema educativo y del conjunto de la Administración”.

Además ha recordado que actualmente se está terminando el I Plan de Impulso a los Servicios Públicos de la región, con horizonte hasta el 2019, y que cerrará con la convocatoria de 12.000 plazas de oferta de empleo público en Castilla-La Mancha desde el año 2016.

PROGRAMA CON HORIZONTE 2025

Por otra parte, el Gobierno regional planteará la apertura de un debate en el que pueda participar el conjunto de la sociedad castellano-manchega para elaborar un Plan Horizonte 2025 que marcará las políticas y acciones del Ejecutivo autonómico en estos años, con el objetivo de cumplir los Objetivos del Milenio para 2030.

Así lo ha informado el vicepresidente de Castilla-La Mancha, quien ha apuntado que se trata de un programa en el que la sociedad castellano-manchega se marque "retos y objetivos con el planteamiento de que en el 2025 esté garantizado el cumplimiento de los Objetivos del Milenio para 2030".

Martínez Guijarro ha concretado que se realizará contando con la colaboración del resto de instituciones de la región y de agentes económicos.

El vicepresidente de la Junta ha indicado que estos retos se abordarán a través del diálogo con instituciones y con agentes sociales y económicos y con la sociedad civil de Castilla-La Mancha, ya que éste ha sido uno de los "vectores de comportamiento” del Gobierno regional durante esta legislatura.

También ha abogado por la transformación del modelo productivo en Castilla-La Mancha que, además de seguir recuperando servicios y derechos, permita "sentar las bases para un crecimiento sostenible de la comunidad autónoma para los próximos ejercicios presupuestarios”.

En este sentido, el vicepresidente ha explicado que el primer paso es la aprobación de los presupuestos de Castilla-La Mancha para el 2020, pendientes del trámite parlamentario, que contemplan más de 8.000 millones de euros de gasto no financiero.

Unas cuentas en las que, ha dicho, "un 70% son gasto social pero también hay más de 400 millones de euros para impulsar la transformación del modelo productivo en la región".

Un presupuesto que incluye 483,5 millones de euros adicionales, en comparación con las cuentas de 2018, para "la cohesión social, consolidar el Estado de Bienestar y, también, para estimular el crecimiento económico sostenible en Castilla-La Mancha".

Además, el proyecto de ley de presupuestos tiene como objetivos incentivar el crecimiento económico, así como la creación y consolidación del empleo, además de distribuir la riqueza generada para consolidar el Estado del Bienestar. 

Comentarios