martes 15.10.2019

Iglesias fija como condición para confluir con IU en 2019 que la marca Podemos 'esté visible'

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, este sábado en el Consejo Ciudadano Estatal de la formación
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, este sábado en el Consejo Ciudadano Estatal de la formación

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha puesto este sábado sobre la mesa la primera condición para confluir con IU y el resto de sus socios en las elecciones municipales, autonómicas y europeas de 2019: el nombre de su partido "debe estar visible en todos los proceso electorales" en los que se presenten.

"Podemos nació hace cuatro años y tenemos que estar orgullosos de lo que hemos conseguido en poco tiempo. Tenemos que estar en las municipales, autonómicas y europeas con nuestro nombre", ha proclamado durante su intervención inicial en el Consejo Ciudadano Estatal de este sábado.

Iglesias ha convocado al que es el máximo órgano de dirección de su partido entre asambleas precisamente para definir la estrategia a seguir para afrontar el ciclo electoral de 2019 y, en concreto, para debatir sobre cómo deben construir las confluencias con Izquierda Unida y el resto de actores con los que aspiran a concurrir.

"PODEMOS, EL PRINCIPAL SIGNIFICANTE DEL CAMBIO"

A este respecto, el líder 'morado' ha dejado claro que una de las condiciones que pondrán sobre la mesa será la necesidad de que el nombre de Podemos figure en las candidaturas, menos en aquellos casos especiales en los que ya exista una marca consolidada, como ocurre con Ahora Madrid o Barcelona en Comú, ciudades en las que además gobiernan.

"Podemos es el principal significante del cambio y el nombre de Podemos debe estar visible en todos los procesos electorales en los que nos presentemos", ha enfatizado, para añadir que el objetivo de este requisito es que "la gente pueda votar a Podemos sin perjuicio" de que se presenten con otras fuerzas.

En este punto, ha señalado que el resto de fuerzas que se alíen con Podemos deberán tener en cada caso "la visibilidad que les corresponda" pero, eso sí, dejando claro que el partido morado es el "principal significante del cambio".

LA MARCA, UN ESCOLLO EN LA NEGOCIACIÓN CON IU

La cuestión relativa a la nomenclatura de las confluencias es una de las principales diferencias que persisten en las negociaciones con IU, sobre todo después de que la organización liderada por Alberto Garzón criticara el "desgaste" que a su juicio está sufriendo la marca 'Unidos Podemos', y exigiera más visibilidad.

Aunque hace semanas Iglesias afirmó que la marca no sería un problema para llegar a un acuerdo, este sábado ha dejado claro que el nombre de 'Podemos' deberá estar visible, con contadas excepciones donde se haya consolidado una marca con fuerza, como ha ocurrido en las alcaldías donde ya gobiernan.

Eso sí, el líder de Podemos ha asegurado que aún con esta condición, su formación debe "apostar por la confluencia con sus fuerzas políticas hermanas", entre las que ha citado a IU y Equo a nivel estatal, y a Catalunya en Comú a nivel autonómico --no ha mencionado a En Marea, la confluencia gallega--. "Debemos ir con ellos a las elecciones europeas, autonómicas y municipales", ha afirmado.

ADMITE DIFICULTADES EN ALGUNOS TERRITORIOS

No obstante, Iglesias también ha reconocido que es consciente de que en algunas regiones el encuentro con otras organizaciones es más difícil y por ello, ha pedido a los secretarios generales de dichas Comunidades que informen de la situación en la reunión de este sábado.

El líder de Podemos ha zanjado su primera intervención --la única difundida en abierto-- llamando a toda su organización a trabajar para "ganar" las elecciones en 2019, como antesala de las generales de 2020. "Si los inscritos me siguen dando su apoyo, mi reto es ser el próximo presidente de España", ha subrayado.

RENIEGA DEL PSOE PARA BUSCAR EL CAMBIO

Por otra parte, el secretario general de Podemos ha renunciado este sábado definitivamente a contar con el PSOE para buscar el cambio en España y ha asegurado que, por ello, su partido debe centrar ahora todos sus esfuerzos en buscar la "unidad" con los movimientos sociales y la "España de los delantales y los monos de trabajo" para construir un "patriotismo social" esta "primavera de movilizaciones".

"Frente al patriotismo de pulsera debemos construir un patriotismo social de lo común", ha asegurado durante su intervención inicial en el Consejo Ciudadano Estatal de este sábado, en el que ha pedido a los máximos dirigentes de su partido que se vuelquen en contribuir en la movilización social que, a su juicio, va a protagonizar los próximos meses y que ya ha comenzado, como demuestran los pensionistas o la "revolución de las mujeres".

Según Iglesias, llegados a este punto su partido sólo puede "reafirmar decepción y tristeza" respecto al PSOE. "Las primarias del PSOE fueron uno de los grandes reveses que las oligarquías sufrieron en 2017. La victoria de Pedro Sánchez abrió perspectivas muy interesantes que permitían imaginar un nuevo Gobierno, pero no mentimos si constatamos con tristeza que de aquel espíritu ya no queda nada", ha sentenciado.

Por ello, el líder 'morado' ha defendido que la unidad la deben construir ahora con los ciudadanos y los colectivos sociales que están saliendo a las calles a defender las pensiones, la igualdad, la sanidad pública o la educación.

"Tenemos dos objetivos: acompañar las movilizaciones y ofrecer seguridad y para ello el mejor aval son las experiencias de gobierno", ha asegurado, para añadir después que, por ello, su papel en los próximos meses tiene deberá tener dos dimensiones, una relativa a apoyar y promover la movilización social y otra "electoral", para revalidar sus gobiernos municipales y ampliar su presencia en las instituciones en las elecciones de locales de 2019.

"PATRIOTISMO DE LOS DELANTALES"

Según Iglesias, este objetivo es posible ya que, tras el "agotamiento del proces" en Cataluña y la normalización del escenario en esta Comunidad, "se puede hablar de una vuelta a la centralidad de lo social", gracias también a las grandes movilizaciones que han protagonizado los pensionistas y las mujeres.

"El eje social se ha vuelto a hacer hueco y ha salido a las calles a expresar el malestar acumulado. Creo que se están abriendo grandes oportunidades de superar los marcos reaccionarios que se abrieron con el 1-O", ha ahondado.

Así, ha asegurado que ante el "patriotismo de pulseras" que se impuso durante el conflicto catalán, ha llegado el momento de trabajar para construir un "patriotismo social", que se puede entender como el "patriotismo de los delantales" que se ha construido con las movilizaciones del 8 de marzo y la huelga feminista, o el "patriotismo de las pensiones, la educación o la vivienda".

"Esta primavera es la de la España de los delantales o la de los monos de trabajo", ha insistido durante una intervención que ha arrancado precisamente celebrando las multitudinarias movilizaciones feministas del pasado 8 de marzo y agradeciendo a las mujeres de Podemos su papel ese día.

A este respecto, Iglesias ha asegurado que el 8 de marzo se escenificó "la señal más hermosa del nuevo país que se abre paso", al tiempo que ha aprovechado para criticar a los partidos que con antelación "no fueron capaces de entender" esta movilización y se "empeñaron torpemente" en acusar a Podemos de estar detrás. "Se han visto arrastrados por un movimiento de tipo hegemónico", ha señalado.

En todo caso, el secretario general de Podemos ha explicado que su formación tratará en profundidad "la revolución de las mujeres" que se visibilizó el 8 de marzo en la reunión que el equipo Rumbo 2020 mantendrá el próximo lunes.

El partido morado constituyó este grupo de trabajo tras la asamblea ciudadano de Vistalegre II de hace un año para preparar el camino hacia las elecciones generales de 2020, y está compuesto por gran parte de la Ejecutiva o los cofundadores y exdirigentes del Juan Carlos Mondero y Carolina Bescansa, entre otros.

Más información en vídeos 
Comentarios