jueves 13/8/20

Iglesias, convencido de que habrá gobierno de coalición: "Hay que tener paciencia con el PSOE"

Irene Montero reitera que Podemos no tiene líneas rojas tras el veto de Sánchez a la entrada de Iglesias en el Gobierno

Iglesias, convencido de que habrá gobierno de coalición: "Hay que tener paciencia con el PSOE"
Iglesias, convencido de que habrá gobierno de coalición: "Hay que tener paciencia con el PSOE"

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha defendido este viernes que el PSOE finalmente llegará a la conclusión de que lo "más sensato" es formar un "gobierno de coalición" con su partido, aunque ha reiterado en varias ocasiones que con los socialistas "hay que tener paciencia" y "si no es en julio, será en agosto y si no en septiembre".

"Hay que tener paciencia con el PSOE, y nosotros la vamos a seguir teniendo. Estoy convencido de que finalmente van a concluir que la vía más sensata -y además la única posible- es que negocien un acuerdo de coalición con nosotros", ha señalado Iglesias en una entrevista al diario '20 Minutos' recogida por Europa Press.

En opinión de Iglesias, "más tarde o más temprano" el PSOE entenderá el veredicto de las urnas y abandonará su postura actual de obsesión "por tener todos los sillones, por no compartir responsabilidades, por quedarse con toro el poder" y gobernar en solitario, una estrategia "errática" en su opinión.

A lo largo de la entrevista, el líder de la formación morada recurre en varias ocasiones a la afirmación de que con el PSOE "hay que tener paciencia" y se muestra convencido de que la situación se reconducirá para que Sánchez rectifique "ese tono bronco", levante los vetos y se llegue a un acuerdo que posibilite un gobierno de coalición.

En este sentido, Iglesias ha afeado al presidente del Gobierno en funciones que haya vetado su presencia en el Consejo de Ministros aunque se ha mostrado convencido de que Sánchez "se va a disculpar" por haber dicho que no defiende la democracia y aclarará que no ha querido decir eso.

"Referirse al secretario general de la fuerza que quieres que te apoye diciendo que no defiende la democracia... Es algo que no van a entender ni sus votantes. Pedro se ha equivocado, ha tenido un lapsus afirmando que nosotros no creemos en la democracia", ha subrayado.

En cualquier caso, ha dicho, es un asunto que no se toma como algo personal y ha defendido que la relación con Sánchez "es cordial". "Con la máxima cordialidad e incluso con ironía, le diré: pero Pedro, ¿cómo es esto de que yo no creo en la democracia? ¿Cómo dices estas cosas?", ha señalado.

En cuanto al otro escollo que según los socialista ha dinamitado la negociación, la consulta realizada por Unidas Podemos a sus bases, el líder del partido ha defendido el mandato que le han dado los adscritos, que, según ha remachado, son quieres deciden la postura de la formación respecto a la investidura.

Tampoco le ha gustado que el líder del PSOE haya anunciado una nueva ronda de contactos telefónicos de cara a la investidura de la próxima semana con PP, Ciudadanos y Unidas Podemos y, en este sentido, le ha pedido que "termine de decidirse a la hora de buscar socio" porque, según ha criticado, "es poco creíble decir que se quieren hacer políticas de izquierdas y al mismo tiempo estar interpelando permanentemente a la derecha".

En cualquier caso, no contempla el escenario de unas nuevas elecciones y se ha mostrado convencido de que habrá acuerdo "si no es en julio, será en agosto o en septiembre". "Es evidente que si el PSOE falla en esta investidura, no le quedará más remedio que hacer lo que no ha hecho en los últimos 90 días, que es negociar un Gobierno", ha explicado.

Así, ha dejado la puerta abierta a que en septiembre pueda haber otra investidura. "No puede extrañar a nadie que esto ocurra. En este país nunca ha habido un Gobierno de coalición. Hay que tener paciencia, nosotros no vamos a perder los nervios, no vamos a descalificar al PSOE, ni a Sánchez", ha apostillado.

En este marco, ha sido más rotundo en cuanto a un adelanto electoral, algo que sería "una irresponsabilidad" ante la que los españoles se enfadarían, además de que penalizarían, en su opinión, al PSOE. "Me atrevo a hacer una predicción: creo que si Pedro Sánchez obliga a los españoles a votar otra vez, no será presidente de España nunca", ha aventurado.

PODEMOS NO TIENE LÍNEAS ROJAS

Por su parte, la portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha asegurado este viernes que el veto del presidente en funciones, Pedro Sánchez, a Pablo Iglesias se extiende a todo Podemos, aunque ha reiterado que Podemos no pone líneas rojas a la negociación para una coalición de Gobierno.

Por otro lado, Montero ha reiterado que su formación se mantiene abierta para una negociación con el PSOE para formar un gobierno de coalición, tras el rechazo de Pedro Sánchez a la incorporación de Pablo Iglesias en un futuro gabinete.

Montero ha criticado que el PSOE con su estrategia de rechazar a Iglesias está tratando de rechazar a toda la formación. "El veto al nombre de Pablo Iglesias es un veto que se extiende a todas a Unidas Podemos", ha alegado. "Han hablado de perfiles técnicos, de excluir a personas con responsabilidades políticas. Al final están intentado, con hostilidad, gobernar en solitario", ha señalado.

"Ellos mismo lo han dicho, que no quieren a nadie de la Ejecutiva", ha dicho Montero, mostrando su escepticismo con que el PSOE quiera "perfiles técnicos".

Así, ha recalcado que el veto "no parece la mejor manera de poder pactar" y ha criticado la "hostilidad" de Sánchez diciendo que Iglesias no respeta la democracia española. Por ello, no ve "razonable" intentar pactar "eliminando" a Iglesias. "Es poso sensato", ha indicado.

"El veto del PSOE está planteando jamás lo aceptarían ellos. No es sensato decir que la condición es no llamarse Pablo Iglesias", ha argumentado en una entrevista en la Cadena SER, recogida por Europa Press sobre la estrategia socialista.

Con todo, la dirigente 'morada' ha recalcado que su partido plantea las conversaciones para un Ejecutivo de coalición "sin vetos, ni líneas rojas". Ante la pregunta de si la entrada de Iglesias en el Gobierno es condición 'sine qua non' para alcanzar un pacto, Montero ha insistido: "No tenemos líneas rojas".

Y preguntada si ella podría entrar en el Gobierno, la dirigente de Podemos no ha querido valorar esta hipótesis, asegurando que el debate "no es de nombres".

Pese a la tensión dialéctica de esta semana entre ambos partidos, Montero cree que el acuerdo con el PSOE para un gobierno de coalición "caerá por su propio peso", ya que rectificará su posición y se abrirá a compartir el gobierno con Podemos.

Con todo, ha criticado que este jueves Sánchez dijera que no se dan las condiciones para que Iglesias sea ministro y asegurara que necesita un vicepresidente que "defienda la democracia española".

"Ya hemos hecho una vez presidente a cambio de nada. Quien defendió la moción fuimos nosotros y fue Pablo Iglesias", ha recordado Montero, afeando las "hostilidades" del PSOE en la negociación.

Por otro lado, Montero ha celebrado que los inscritos de Podemos han dicho "con rotundidad" que Podemos negocie un gobierno de coalición. "Han decidido que facilitemos la investidura si hay gobierno de coalición", ha expresado, instando al PSOE a "negociar sin vetos".

"Mayoritariamente se ha planteado que tenemos que negociar un gobierno de coalición sin vetos y con representación parlamentaria", ha señalado Montero, sobre que el 70% de inscritos que han votado en la consulta han apoyado esta opción. A su juicio, el resultado se debe al hartazgo de la gente que "tiene ganas que nos pongamos de acuerdo".

La portavoz 'morada' ha defendido la participación de sus inscritos y la "honestidad" de la consulta, porque considera que ha permitido expresar diferentes opiniones y eso "habla bien de ella". Así, ha instado a las demás formaciones políticas a someter a sus inscritos a consultas para asegurar que se cumplan las promesas preelectorales.

Más información en vídeos 
Comentarios