miércoles 20.11.2019
ENTREVISTA A MIGUEL ÁNGEL CABEZAS DE HERRERA (1)

“Hoy importa más la solidaridad nacional que el hecho autonómico’

El síndico de cuentas refuerza la idea de que este organismo fiscalizador sin duplicidades, que examina todo el sector público de Castilla-La Mancha, se ha consolidado como institución, tras 30 años orientado el diseño presupuestario y sin colisionar con otras instituciones. Para el actual ejercicio 2013 con un presupuesto de 1,6 millones de euros, el más bajo de todas las Sindicaturas de cuentas de las Comunidades Autónomas

El Síndico de Cuentas de Castilla-La Mancha, Miguel Ángel Cabezas de Herrera, en un momento de la entrevista con clm24
El Síndico de Cuentas de Castilla-La Mancha, Miguel Ángel Cabezas de Herrera, en un momento de la entrevista con clm24

¿Qué papel desempeña la Sindicatura de Cuentas dentro del entramado institucional de Castilla-La Mancha?

La Sindicatura de Cuentas es la institución encargada del control externo del conjunto de los fondos públicos de la Comunidad Autónoma, no sólo de la Junta de Comunidades, sino del conjunto de empresas públicas, y en general, de todo el sector público regional como el caso de las Diputaciones, los ayuntamientos, las Mancomunidades, la Universidad.

La Sindicatura de Cuentas de Castilla-La Mancha se creó por Ley, en 1993 y sufrió una modificación para ampliar su ámbito competencial en el marco de la Administración Local. ¿Este organismo fiscalizador necesitaría un nuevo horizonte legislativo?

La Sindicatura de Cuentas no es un organismo estatutario como ocurre en otras Comunidades Autónomas, pero con el paso del tiempo, se ha consolidado como una institución necesaria para la fiscalización de los fondos públicos. No es una condición indispensable que se encuentre insertada en el marco estatutario.

Quizás, si en algo hay que reforzar a la Sindicatura es en la ampliación de su función consultiva, es decir, el poder atender mucho más a las consultas que se nos realiza.

¿Cree  necesario ampliar la potestad sancionadora de este organismo público?

En general, todas las sindicaturas de cuentas y el propio Tribunal de Cuentas defienden una mayor actuación sancionadora. Nosotros podemos hacer recomendaciones, pero no tenemos ninguna potestad sancionadora y el Tribunal de Cuentas mínimamente y sólo en el caso de los ayuntamientos. Desde esta institución nunca hemos elevado informes al Tribunal de Cuentas para sancionar a ningún consistorio porque en general, los ayuntamientos de Castilla-La Mancha han ido evolucionando favorablemente, en cuanto a la organización y fiscalización de sus cuentas.

¿Después de estos veinte años, tiene la seguridad de que la Sindicatura de Cuentas ha contribuido a profundizar y mejorar el autogobierno autonómico?

Es una institución necesaria para complementar el ciclo presupuestario. No basta con la autonomía del sector regional, sino que al mismo tiempo, es clave tener independencia a la hora de controlar los fondos públicos. Estamos en un país que está viviendo una profunda crisis económica y no es lo más importante el hecho autonómico, sino que lo realmente importante es la solidaridad nacional, y en este sentido el Tribunal de Cuentas desempeña una función importante de horizontalidad, comprobando cómo se gasta el dinero público en el conjunto de las Administraciones.

El intercambio de experiencia es constante entre organismos o instituciones autonómicas. ¿También ocurre lo mismo con la Sindicatura de Cuentas?

Las relaciones entre las sindicaturas de cuentas son extraordinarias y se intercambia información constantemente, pero no sólo entre homólogos autonómicos, sino también con el Tribunal de Cuentas, que es el máximo órgano fiscalizador. Es importante destacar que no existen duplicidades porque cada uno tenemos un ámbito competencial diferente y no existe colisión. Un ejemplo de estas relaciones es que la próxima semana tenemos en las Cortes regionales, una reunión de consultores externos en el ámbito de las corporaciones locales para unificar criterios y fiscalizaciones horizontales.

¿En qué situación presupuestaria se encuentra este órgano fiscalizador de Castilla-La Mancha en este ejercicio 2013?. ¿Ha experimentado, al igual que otros organismos, una importante rebaja en el apartado de los presupuestos regionales?

En este año, la Sindicatura de Cuentas tiene un presupuesto de 1,6 millones de euros, siendo el órgano externo más barato y el que menos dotación presupuestaria tiene de todo el conjunto nacional, y aun así, hacemos un elevado número de informes. En los últimos años hemos hecho un importante esfuerzo presupuestario, especialmente en el capítulo 2 (gasto corriente). Hemos adoptado las mismas medidas que se han tomado en todo el ámbito de las administraciones públicas debido al ajuste presupuestario, y un esfuerzo adicional para hacer lo mismo, con menos dinero.

¿Sirven los informes y controles a la hora de diseñar los futuros Presupuestos?

Indudablemente, sirven para aumentar la discusión de la elaboración de los presupuestos de próximos ejercicios.

¿Cuál es la hoja de ruta del Síndico para los próximos meses?

Continuar nuestra actividad cotidiana con normalidad, algo que se traduce en eficacia. Tenemos la obligación de seguir fiscalizando la cuenta general de la Comunidad Autónoma y seguiremos actualizando la fiscalización de subvenciones y contratación, éste último también es un aspecto muy importante en las administraciones públicas. Intentaremos observar cómo evoluciona ese sector público empresarial y potenciaremos la formación de nuestros trabajadores. 

Más información en vídeos 
Comentarios