domingo 08.12.2019

García-Page llama a la responsabilidad de las fuerzas políticas para sacar adelante el Presupuesto de 2017

Habrá oncología radioterápica en toda Castilla-La Mancha con la donación de la Fundación Amancio Ortega

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha firmado el convenio con la Fundación Amancio Ortega para la adquisición de equipamiento tecnológico sanitario
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha firmado el convenio con la Fundación Amancio Ortega para la adquisición de equipamiento tecnológico sanitario

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha realizado este miércoles un llamamiento a la responsabilidad de las fuerzas políticas de la región para sacar adelante los Presupuestos Autonómicos de 2017, cuya no aprobación pone en peligro “los intereses, la salud o los servicios esenciales de la gente”.

El presidente se ha referido en este punto al Plan de Renovación de Alta Tecnología Sanitaria 2016-2021 que impulsa el Gobierno regional, así como a los programas de detección de cáncer de colon y cérvix, cuya continuidad dependen de la aprobación de las cuentas regionales de este año. “Lo que está en juego es la vida de la gente, la calidad de vida de la gente”, ha explicado García-Page quien ha subrayado que “en política no vale todo y no se puede jugar con lo más sagrado”.

Así se ha expresado el presidente regional tras la firma del protocolo de colaboración entre el Gobierno regional y la Fundación Amancio Ortega gracias al que el organismo presidido por el empresario gallego facilitará la adquisición de material tecnológico de última generación para la detección y tratamiento de enfermedades oncológicas en siete hospitales públicos de la región. Un acto en el que el presidente García-Page ha estado acompañado, entre otros por el vicepresidente de la Fundación, José Arnau; el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz; y las jefas de servicio de Oncología Radioterápica de los complejos hospitalarios de Albacete y Ciudad Real, María Victoria Villas y Eva Lozano.

El presidente de Castilla-La Mancha ha agradecido su generosidad a la Fundación Amancio Ortega, al mismo tiempo que ha aclarado que los objetivos de este convenio no están “amenazados por ningún tipo de responsabilidad o irresponsabilidad” política en torno a los Presupuestos regionales de 2017 ya que los contenidos de este acuerdo “están al margen” del Plan de Alta Tecnología Sanitaria. “Esto ni suple, ni complementa” dicho programa al que el Gobierno regional destinará 28 millones de euros, ha subrayado el presidente.

INCREMENTO DE UN PUNTO DEL PIB EN SANIDAD PÚBLICA

Durante su intervención, García-Page ha hecho hincapié en que el Gobierno regional considera la sanidad pública como “un derecho” a la par que un elemento “primordial en todos los sentidos” y, por lo tanto, “estamos permanentemente obligados a prestar el mejor servicio posible frente al cuidado de la salud”.

Por ello, ha reclamado el incremento en un punto del PIB de la partida presupuestaria que el Estado destina a una sanidad “que está muy maltrecha” tras unos años de crisis que, ha lamentado, algunos responsables políticos han atribuido precisamente a servicios esenciales como la sanidad. “No sólo es obsceno y mentira sino perverso”, ya que “nunca España ha llegado a pasar del 7,2 por ciento del PIB”, ha recalcado el presidente regional.

Al hilo de estas declaraciones, García-Page también ha lamentado ciertas medidas que se aplicaron en Castilla-La Mancha durante la anterior legislatura bajo el pretexto de mejorar el sistema sanitario regional. En este sentido García-Page ha recordado cómo, durante la anterior legislatura, se llegaron a gravar los carburantes con “dos céntimos sanitarios” cuando, sin embargo, se llegaron a producir recortes del 40 por ciento en el sistema de salud público de Castilla-La Mancha. 

15 MILLONES EN MATERIAL TECNOLÓGICO DE ÚLTIMA GENERACIÓN

El presidente de Castilla-La Mancha ha firmado un protocolo de intenciones con la Fundación Amancio Ortega que permitirá invertir 15 millones de euros para la adquisición de equipamiento tecnológico de última generación para la detección y tratamiento de patologías oncológicas.

Avanzar en el diagnóstico y el tratamiento del cáncer desde una perspectiva integral constituye una de las prioridades sanitarias del Gobierno de Castilla-La Mancha y, en ese ámbito, se enmarca el acuerdo de colaboración con la Fundación Amancio Ortega.

A través del acuerdo, se establece una inversión de 15 millones de euros por parte de la Fundación para la adquisición de equipos tecnológicos de última generación para los hospitales de la Sanidad pública de Castilla-La Mancha.

Las prioridades de la inversión han sido establecidas por los responsables sanitarios de la Comunidad, tomando como referencia el estudio de necesidades en Alta Tecnología Sanitaria en Castilla-La Mancha.

Así, de una parte se han analizado las necesidades surgidas con el avance en la tecnología y por otro, las inversiones realizadas en los últimos años, con el fin de mejorar la calidad asistencias y ofrecer una asistencia equilibrada en la región.

Este último apartado es de capital importancia, ya que Castilla-La Mancha es una región con una dispersión geográfica considerable, lo que se traduce en la necesidad de disponer de recursos estratégicamente localizados, evitando las inequidades que pueden surgir en función del lugar del residencia del ciudadano.

ADQUISICIÓN DE EQUIPAMIENTOS

El acuerdo contempla la adquisición de siete mamógrafos digitales con tomosíntesis e imagen sintetizada y siete aceleradores lineales.

En la adquisición de los mamógrafos de altas prestaciones hay que destacar la importancia que estos equipos tienen en la detección precoz de una patología como el Cáncer de Mama, con una prevalencia elevada y unas posibilidades de curación directamente relacionadas con la precocidad en su diagnóstico.

Estos mamógrafos se instalarán en el Hospital General Universitario de Ciudad Real, el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, en el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, en el Hospital General Universitario de Guadalajara, en el Hospital de Talavera de la Reina, en el Hospital de Toledo y en el Hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan.

Por su parte, se instalarán dos aceleradores lineales en Toledo y Albacete, así como un equipo en Cuenca, Guadalajara y Ciudad Real.

FUNDACIÓN AMANCIO ORTEGA

La Fundación Amancio Ortega (FAO) ha alcanzado principios de acuerdo con los departamentos de salud de todas las comunidades autónomas para extender su programa de apoyo a la modernización de las unidades de detección y tratamiento radioterápico del cáncer en los hospitales públicos.

Según los especialistas en Oncología, cada año se diagnostican en España más de 200.000 nuevos casos de cáncer, de los que al menos un 60 por ciento precisan tratamiento por radioterapia en algún momento de su evolución.

La incorporación de equipamientos de última generación, tales como la mamografía digital con tomosíntesis o los aceleradores lineales avanzados, permite realizar diagnósticos más precisos y proporcionar a los pacientes tratamientos más eficaces, menos agresivos y de menor duración.

El programa de la Fundación para la renovación tecnológica del diagnóstico y tratamiento radioterápico del cáncer en los hospitales públicos tiene un presupuesto de 320 millones de euros para la adquisición de más de 290 equipos de última generación.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha firmado el convenio con la Fundación Amancio Ortega para la adquisición de equipamiento tecnológico sanitario

Más información en vídeos 
Comentarios