martes 25.02.2020

Gutiérrez dice que la mayoría absoluta no cambia a García-Page: "Sigue con la mano tendida"

Por otra parte, el número dos del PSOE castellano-manchego y diputado nacional cree que ERC "hace mal" al poner condiciones para la investidura
El secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha y diputado nacional, Sergio Gutiérrez, en un momento de la entrevista con la Agencia EFE
El secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha y diputado nacional, Sergio Gutiérrez, en un momento de la entrevista con la Agencia EFE

El secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha, Sergio Gutiérrez, destaca que su partido "sale más reforzado" al finalizar 2019, un año en el que los socialistas han recuperado la mayoría absoluta en la región pero que no ha supuesto cambios en la forma de actuar del presidente autonómico, Emiliano García-Page, quien "sigue con la mano tendida".

En una entrevista concedida a la Agencia Efe a pocos días de que acabe 2019, Gutiérrez hace un repaso por el año en que los españoles han sido convocados en tres ocasiones a las urnas y se han pronunciado en cinco procesos electorales, puesto que los comicios locales, regionales y europeos coincidieron el 26 de mayo.

"El balance más positivo o más real que se puede hacer de estas elecciones es la gran transversalidad que tiene García-Page de coger más voto a la izquierda de lo que ha hecho el PSOE en España, pero también más votos al centro", señala Gutiérrez, que apunta que esa captación de votos "es un ejemplo del recipiente de aspiraciones sociales que puede representar García-Page en Castilla-La Mancha".

Ello se debe, según Gutiérrez, a que el presidente autonómico aboga por "seguir recuperando servicios públicos y seguir progresando como región, reduciendo diferencias que puede haber entre comunidades autónomas", y además representa "una forma de hacer política que tiene que ver con la sensatez, la moderación y la seguridad de que García-Page es sinónimo de estabilidad".

Precisamente el ser "catalizador de muchas esperanzas e ilusiones para mucha gente" y "poner la defensa de Castilla-La Mancha por encima de todo" es lo que, según Gutiérrez, permite que el PSOE castellano-manchego haya conseguido la mayoría absoluta en las elecciones autonómicas, al tiempo que subraya que esta federación, junto con la extremeña, son las dos que más voto socialista aportan, en porcentaje de voto, al conjunto de España.

Por ello, sostiene que el PSOE de Castilla-La Mancha termina 2019 reforzado tanto a nivel regional, donde ha ganado las elecciones autonómicas y también gobierna en todas las diputaciones y en las principales localidades, y también a nivel nacional, por esa aportación porcentual al voto nacional.

Al hacer balance de los seis meses del nuevo Gobierno regional, Gutiérrez apuesta por analizar dos aspectos, la forma y el fondo.

En cuanto a la forma, resalta que la mayoría absoluta "no ha cambiado a García-Page en su forma de hacer política, sigue con la mano tendida y no hay rodillo parlamentario", pues en las Cortes "hay consenso y diálogo" con otras fuerzas políticas, al tiempo que pacta medidas con agentes sociales y económicos, todo ello con el objetivo de "dibujar un proyecto compartido de región".

En el fondo, Gutiérrez destaca que Castilla-La Mancha está "en una vorágine legislativa de propuestas", como la ley de Participación, el Estatuto de la Mujer Rural o los presupuestos para 2020, que reflejan, a su entender que la región, "con la mayoría absoluta de García-Page, ha metido la sexta marcha, va a toda velocidad", gracias a que el presidente autonómico "se quitó las muletas".

Frente al PSOE, Gutiérrez ve al PP "debatiendo sobre sí mismos", ya que considera que el liderazgo del presidente de los 'populares' en la región, Paco Núñez, "se tiene que consolidar", si bien señala que "no solo hay una batalla regional, sino que hay cinco batallas provinciales", debido a los congresos provinciales que se tienen que celebrar en los próximos seis meses.

Con todo, confía en que "haya un PP con la suficiente fuerza como para poder arrimar el hombro en los grandes retos que tiene la región por delante".

Entre esos retos, sitúa la reforma del Estatuto de Autonomía y Gutiérrez señala que en esta legislatura "hay mimbres suficientes" como para poder redactar uno nuevo, que sirva "no para confrontar con el Estado, sino para mejorar la coordinación que tiene que haber de competencias e impulsar el crecimiento económico y la cohesión social de la región".

Así, propone aprovechar el debate del futuro Estatuto de Autonomía para "modernizar, mejorar y facilitar la eficiencia de las políticas públicas de Castilla-La Mancha en coordinación con el Estado", con el objetivo de "tener mecanismos más modernos y fuertes para redistribuir la riqueza y avanzar".

Sobre Ciudadanos, y tras las elecciones generales que dejaron a la formación naranja sin diputados nacionales en representación de Castilla-La Mancha, señala que en las localidades donde hay gobiernos en coalición PSOE-Cs, "los pactos están funcionando bien y las ciudades están no solo funcionando, sino que están consiguiendo ir de la mano de diputaciones y Junta para sacar adelante los grandes proyectos".

Resalta que en Albacete, Guadalajara y Cuenca, donde en el anterior mandato había gobiernos del PP "que se dedicaron a boicotear las acciones del Gobierno regional para hacerle el trabajo sucio a su partido, aunque perdiera la ciudad", los ciudadanos "notan que remando juntos y en la misma dirección se saca más y se va más rápido".

Y en cuanto a Podemos, sin querer entrar a analizar cómo se encuentra el partido en la región, pide a sus votantes que reflexionen acerca de que "con cualquier ley electoral que se pueda hacer, la quinta o sexta fuerza política no va a sacar representación" como ya pasó en las elecciones generales y autonómicas, si bien alerta de que "los votos a Podemos han facilitado la mayor representación de Vox".

CONDICIONES DE ERC PARA LA INVESTIDURA

En otro orden, el secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha opina que, de cara a una posible investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, ERC "hace mal" al poner "la más mínima condición" y, por el contrario, defiende que debería facilitar la investidura "de manera gratuita".

Gutiérrez argumenta que ERC "debería saber que una solución dialogada dentro del marco de la Constitución y también con cierta justicia social solo pasa por un gobierno del PSOE" y por ello afirma que "algunos partidos políticos", en alusión a ERC "deberían reflexionar, para facilitar lo más gratuitamente la formación de un gobierno". 

"Saben que en su doble vertiente, de partido que se autodenomina de izquierdas, aunque dudo que ser de izquierdas e independentista puedan ser compatibles, la justicia social solo la garantiza el PSOE, mientras que en su vertiente catalana, saben que solo un diálogo fructífero que pueda facilitar la convivencia en Cataluña o lo hace el PSOE" o la alternativa es "PP y Vox", plantea Gutiérrez.

Sin embargo, también ve que el PP debería facilitar la investidura de Sánchez mediante su abstención y recuerda que el actual presidente de los 'populares', Pablo Casado, siendo portavoz del PP en la etapa de Mariano Rajoy pidió a los socialistas la "abstención patriótica" para posibilitar la investidura de éste en 2016, también tras una repetición electoral.

"Es llamativo que quien la exigía, ahora rehuya esa responsabilidad", señala Gutiérrez, que cree que PSOE y PP se encuentran en las mismas circunstancias que hace tres años, pero con los papeles a la inversa, y que si los 'populares' pidieron entonces la abstención de los socialistas, lo que finalmente se produjo, ahora el PP debería "demostrar que sus palabras y su patriotismo no depende del porcentaje electoral", sino que "lo ejercen con coherencia y responsabilidad". 

De hecho, el dirigente socialista apunta a que "el PP, con su incoherencia, está dando una oportunidad de que en las próximas elecciones le pueda dar el sorpasso Vox", pues considera que "no puede exigir responsabilidades como partido de gobierno para luego comportarse como un partido al que parece que no le importa España ni una salida decente y digna para la crisis institucional que vive este país". 

Así, insiste en que "solo por sentido de la democracia se debería facilitar que el primero forme gobierno" y acusa el PP de haber "cogido al país como rehén" y de haber convertido "las urnas en un bombo" y las elecciones en una lotería para "ver si son capaces de ganar alguna vez". 

"La decepción profunda hacia el PP creo que es latente en muchos ciudadanos", asevera Gutiérrez, que rechaza el argumento de ese partido de que no se pueden abstener porque el candidato a la Presidencia, Pedro Sánchez, firmó un preacuerdo de Gobierno con Podemos antes de hablar con ellos y sin que hubieran pasado 48 horas de las elecciones. 

En este sentido, señala que "el PP firmó con la misma rapidez un acuerdo con Cs y obtuvo la abstención del PSOE". 

Con todo, se muestra confiado en que no habrá unas terceras elecciones y, sobre la ronda de contactos que ha mantenido el presidente del Gobierno en funciones para esa posible investidura, ve acertado "hacer copartícipes al conjunto de los representantes de la ciudadanía, a los partidos políticos, a las instituciones y también a los agentes sociales y económicos de la necesidad de desbloquear el país". 

También valora el compromiso de Sánchez de convocar una conferencia de presidentes autonómicos, para abordar temas como la financiación autonómica, que "es una necesidad urgente" y "tiene que estar en el marco de las negociaciones multilaterales". 

En cuanto al contenido de las negociaciones con ERC, Gutiérrez afirma que en esas conversaciones con los presidentes autonómicos "transmitió sin ninguna duda que ERC no estaba pidiendo nada fuera los límItes del Estado" y precisa que "el PSOE nunca ha estado dispuesto a sobrepasar los límites de la Constitución". 

También alude a la Constitución para comentar las palabras del secretario general del PSE-EE de Guipúzcoa, Eneko Andueza, quien ha planteado que Castilla-La Mancha es una nación y comenta que si hay que "elevar el rango de Castilla-La Mancha a nación para justificar que otras regiones puedan serlo, a lo mejor es que nación, como dice la Constitución, solo hay una y el resto somos o regiones o nacionalidades".

Más información en vídeos 
Comentarios