Condena unánime por el ataque ruso que para Sánchez "no debe quedar impune"

- Sánchez acusa a Putin de violar la legalidad y asume que España sufrirá consecuencias económicas.

- El presidente del Gobierno garantiza ayuda a los más de 320 españoles que quedan en Ucrania.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la declaración institucional que ha realizado en el Palacio de La Moncloa
photo_camera El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la declaración institucional que ha realizado en el Palacio de La Moncloa

El Gobierno, los partidos políticos y la comunidad ucraniana en España han condenado de forma unánime el ataque militar ruso contra Ucrania, una "violación flagrante" del derecho internacional que, según ha advertido el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, "no debe quedar impune".

En una declaración institucional tras la reunión urgente del Consejo de Seguridad Nacional que ha presidido el rey en el Palacio de la Zarzuela, Sánchez ha garantizado que España defenderá la legalidad internacional y ha exigido al presidente ruso, Vladímir Putin, el cese de hostilidades.

El presidente ha calificado de "inaceptables", "injustas" y "muy graves" las acciones militares de Rusia, "una potencia nuclear -ha dicho- que ha violado la legalidad internacional, ha comenzado la invasión de un país vecino y ha amenazado con represalias a cualquier nación que socorra al país agredido".

Ha recalcado que esta crisis afecta a equilibrios que van mucho más allá de los países involucrados directamente y tendrá consecuencias de gran alcance.

Sánchez ha reconocido el impacto económico que va a provocar esta situación en España y la UE y, especialmente, en los mercados energéticos del gas y el petróleo, ya con unos precios muy superiores a los de hace solo un año.

"Tomaremos cuantas medidas sean precisas para mitigar el impacto económico, también el energético, de esta crisis sobre la sociedad española, sus empresas, los hogares, la industria y la recuperación económica que estamos iniciando", ha resaltado.

El Gobierno también está pendiente del estado de los 320 españoles que permanecen en Ucrania a los que España ayudará a abandonar el país "en cuanto la situación lo permita".

Ya en clave interna, la inestable situación internacional ha obligado a suspender la Conferencia de Presidentes Autonómicos que se iba a celebrar este viernes en la isla de La Palma, aunque el Ejecutivo mantiene su compromiso de reunir allí a los responsables de las comunidades.

Además, el presidente del Gobierno ha informado de la situación al líder de la oposición, Pablo Casado, y comparecerá ante el pleno del Congreso el próximo miércoles, 2 de marzo, para dar cuenta de las decisiones europeas ante este conflicto.

Casado ha trasladado a Sánchez el respaldo del PP al Gobierno en la respuesta coordinada con la UE y la OTAN al ataque ruso a Ucrania.

Apoyo que ha llegado también desde las filas de su socio del Gobierno de Unidas Podemos y también de Ciudadanos, pero no de Vox, que ha criticado que Sánchez se siga apoyando en partidos que son "socios políticos de los aliados de Putin".

"Las alianzas de Sánchez con criminales siguen deteriorando nuestra nación y disminuyendo nuestra influencia”, ha denunciado Santiago Abascal.

Más allá del debate político, en España viven unos 112.000 ucranianos y casi el 56 por ciento de ellos residen en tres comunidades: Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía.

Según los datos del INE, es una cifra superior a los 79.485 rusos que están empadronados en nuestro país, de los que un 60 por ciento lo están en Cataluña y la Comunidad Valenciana.

Precisamente en esta última comunidad, en la localidad alicantina de Torrevieja, uno de cada diez habitantes son de estas dos nacionalidades.

Las comunidades rusa y ucraniana conviven de forma "ejemplar" desde hace décadas y se espera que siga así pese a la incertidumbre suscitada por el conflicto bélico desatado en las últimas horas.

Así lo espera su alcalde, Eduardo Dolón, que dirige la sexta ciudad de la Comunidad Valenciana y en la que de los 82.842 habitantes censados, 4.484 son rusos y 3.203 ucranianos.

Solo en la provincia de Alicante hay empadronados unos 25.000 ciudadanos de la Federación Rusa y entre 20.000 y 21.000 de Ucrania.

Una convivencia que se ha podido palpar este jueves en la iglesia ortodoxa rusa del barrio del Albaycín de Granada, que ha servido de templo para que ucranianos y rusos que viven en la zona recen juntos por la paz y la continuidad de una vida en común sin disputas.

Entretanto, en Madrid y Barcelona decenas de ciudadanos ucranianos han protestado ante las puertas de la embajada y el consulado rusos de ambas ciudades gritando consignas como "¡Rusia agresor!" y "¡Putin fascista!".

"La gente ha perdido el miedo, la situación ha llegado a tal punto que la gente esta preparada para luchar, no hay marcha atrás", ha contado a Efe Vitali, uno de los manifestantes en Madrid.

Vasili, otro de los asistentes, ha pedido a la Unión Europea "apoyo" a los ucranianos e implicación a los líderes políticos de todo el mundo para acabar con el conflicto y evitar -ha dicho- la muerte de rusos y ucranianos.

"Somos gente de paz", ha remarcado el manifestando que ha culpado al presidente ruso, Vladímir Putin, de querer "sangre" y ser "culpable" de la escalada militar.

Más de 112.000 ucranianos viven en España, de ellos 3.947 en Castilla-La Mancha, ucrania, rusia
Ucranianos protestan en España contra la guerra que Rusia ha declarado a su país

Comentarios