Jueves 20.06.2019

Guerra cree que Sánchez tendrá "difícil" gobernar en solitario, pero "no hay otro" escenario

Además, el exvicepresidente del Gobierno cree que el cambio de posición del PP ante Vox "debilita y quita credibilidad y estabilidad" al Gobierno andaluz

Alfonso Guerra cree que Sánchez tendrá "difícil" gobernar en solitario, pero "no hay otro" escenario
Alfonso Guerra cree que Sánchez tendrá "difícil" gobernar en solitario, pero "no hay otro" escenario

El exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra ha considerado este jueves que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, tendrá "difícil" gobernar en solitario, pero parece que "no hay otro" escenario teniendo en cuenta que ya se han descartado opciones. Ha apuntado que él tampoco citaría a Vox en una ronda de conversaciones con los partidos políticos.

Guerra ha hecho estas declaraciones antes de presentar al alcalde de Sevilla, Juan Espadas, en los desayunos informativos de Europa Press Andalucía, en colaboración con Fundación Cajasol, Orange, Atlantic Copper y Laboratorios Vir.

Preguntado sobre cuál cree que sería la fórmula más adecuada para garantizar la gobernabilidad, ha señalado que, si PSOE y Cs han descartado un acuerdo entre ambos y el PSOE tampoco está dispuesto a gobernar con los independentistas, parece que "no hay otro" escenario que no sea el gobierno en solitario, aunque eso es "difícil". Un gobierno en solitario, según ha apuntado, también deja "liberado" al Gobierno de las inquietudes que tenían los ciudadanos antes de las elecciones.

Según Guerra, casi la mitad de España tenía la inquietud e incluso "miedo" de que pudieran sumar las tres derechas y reeditar lo que hicieron en Andalucía y otra casi mitad de los ciudadanos tenía "miedo" a que el PSOE hiciera un acuerdo un acuerdo con independentistas o comunistas, mientras que un grupo más pequeño de la ciudadanía tenía "inquietud" por cualquiera de las dos fórmulas.

Los electores, según ha agregado, han sido muy inteligentes y una de ellas la han eliminado, de manera que ya no existe la suma de las tres derechas. Ha añadido que el electorado también ha sido tan inteligente que al partido ganador, el PSOE, le ha permitido que pueda mirar a un lado o a otro.

No obstante, ha apuntado que los dirigentes de PSOE, Pedro Sánchez, y de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, están empeñados uno y otro en que "no quieren ese acuerdo" entre ambas formaciones, con lo que parece que hay que "eliminarlo".

Ha considerado que la opción del PSOE de gobernar en minoría, con acuerdos puntuales "acá y allá" es "difícil", aunque para la investidura no cree que fuera tan difícil. Ha apuntado que luego, durante cuatro años, votando en el Parlamento, es más difícil gobernar en solitario.

En cuanto a la ronda de contactos que va a desarrollar Pedro Sánchez con el resto de partidos y en la que no ha incluido a Vox, ha señalado que no le parece mal que no quiera hablar con esa formación. De hecho, ha señalado que él no citaría a un partido como Vox.

Preguntado sobre si fuera Pedro Sánchez metería a Unidas Podemos en el Gobierno, ha indicado "yo no soy Pedro Sánchez" y ha indicado que el presidente ha dicho que quiere un gobierno en solitario.

En cuanto al cambio de discurso del presidente del PP, Pablo Casado, tras las elecciones, llegando a calificar a Vox de "extrema derecha", Alfonso Guerra ha expresado que "estos del PP" llevan casi 40 años diciendo que están dando "un viraje" al centro y "no han llegado todavía".

Asimismo, Alfonso Guerra ha querido poner el acento en que en Cataluña los ciudadanos que han apoyado a los partidos partidarios de la independencia han sido 1,6 millones de votos, mientras que los electorales que han apoyado a las formaciones que no quieren la independencia son 2,4 millones de votos. "Ha sido una derrota por goleada de los independentistas", según ha señalado.

CAMBIO DE POSICIÓN DEL PP ANTE VOX

Por otra parte, el exvicepresidente del Gobierno ha considerado que el cambio de posición que el PP parece que ha decidido respecto a Vox, sin duda, "debilita y quita credibilidad y estabilidad" al Gobierno andaluz de coalición de PP-A y Ciudadanos (Cs), que cuenta con el apoyo de esa formación en virtud de un acuerdo de investidura firmado con el Partido Popular.

Guerra ha señalado que, si el PP obliga ahora a su presidente, Pablo Casado, a hacer una clara "contraposición al partido de extrema derecha", en Andalucía se van a encontrar con un "problema", porque compatibilizar esa nueva posición y al mismo tiempo mantener un acuerdo con Vox en la comunidad es "difícil".

Tras apuntar que los intereses unen mucho a la gente, Guerra ha indicado que, no obstante, no se puede estar "eternamente calificando a Vox de extrema derecha indeseable" y a la vez pactando con ese partido en Andalucía.

Ha indicado que la nueva posición del PP respecto a Vox "debilita y quita credibilidad y estabilidad, sin duda," al Gobierno andaluz.

CIUDADANOS HA ADQUIRIDO UNA "MANCHA"

Por último y de otro lado, Guerra ha considerado que Ciudadanos (Cs), tras la "operación" que llevó a cabo en Andalucía al incorporarse al Gobierno autonómico con el PP, ha adquirido una "mancha" que le va a costar "muchísimo borrar".

Para Guerra, Ciudadanos (Cs) cometió un "gravísimo error" con esa decisión en Andalucía. Ha reconocido que él tenía "simpatía" por ese partido, sobre todo, por lo que estaba haciendo en Cataluña, donde llegó a ganar las elecciones autonómicas tras tomar el discurso que el PSC dejó "en el suelo".

"Pero al hacer la operación de Andalucía se le ha visto una mancha que borrarla le va a costar muchísimo", ha expresado.

En cuanto a la situación del PP tras los resultados de las elecciones generales del pasado domingo, ha considerado que los dirigentes de ese partido deben pensar si quieren seguir "jugando al gato y al ratón" con los otros partidos de derechas o construir algo de fondo. Ha advertido de que el PP, si continúa por su actual deriva, podría "acabar desapareciendo" y lo podría sustituir cualquier otro partido.

Sobre el presidente del PP, Pablo Casado, Guerra ha señalado que se trata de un "joven inexperto que no parece que tenga malas ideas, pero no ha dado la talla". En su opinión, ahora los barones que habían dado un paso atrás tras la salida de Mariano Rajoy le quieren hacer virar para acá y para allá, sin un plan o estrategia clara, lo que puede provocar que el barco acabe estrellando contra las rocas.

Asimismo, ha señalado que tampoco se puede decir antes de las elecciones que la "extrema derecha" de Vox es "fantástica" y ahora que es "horrible", en referencia al cambio de discurso de Pablo Casado.

En referencia a Vox, ha indicado que "no se puede dar las llaves de la democracia a un partido que quiere terminar con la democracia". "No es posible pactar con los enemigos de la democracia, se llamen como se llamen, extrema derecha o extrema izquierda", según ha dicho Guerra, quien ha hecho alusión al caso de Andalucía, donde PP-A suscribió un acuerdo de investidura con Vox.

Más información en vídeos 
Comentarios