domingo 15.12.2019

El Gobierno de CLM pide "generosidad y responsabilidad" a las fuerzas "constitucionalistas"

Y que apoyen la propuesta de coalición "para que no tengan que decidir los independentistas sobre el Gobierno de España"
La consejera de Igualdad y Portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, atendiendo a los medios de comunicación
La consejera de Igualdad y Portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, atendiendo a los medios de comunicación

La consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo castellanomanchego, Blanca Fernández, después del principio de acuerdo de coalición alcanzado entre el PSOE y Unidas Podemos para hacer presidente a Pedro Sánchez, ha pedido a las fuerzas que "dicen defender la Constitución" que hagan un "ejercicio generosidad y de responsabilidad para que no tengan que decidir los independentistas sobre el Gobierno de España".

"En sus manos está. Pido al PP, como partido de Estado y de Gobierno que dice que es, que no bloquee este Gobierno", ha señalado Fernández, que también ha extendido dicha petición a Ciudadanos y al PNV, pues ha manifestado que "de poco vale un acuerdo que suma 155 diputados si todavía no son mayoría suficiente para tener garantizada la investidura".

Preguntada, antes de participar en la inauguración del Plenario de la Red de Políticas de Igualdad entre Mujeres y Hombres en los Fondos Comunitarios, por el acuerdo suscrito este martes entre el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez y, el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, la portavoz del Ejecutivo de Castilla-La Mancha ha defendido que dicho pacto "es de sentido común", pues el resultado de las urnas establece que tiene que haber algún acuerdo.

"Es evidente que lo que parece más natural es un acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos, que son dos fuerzas progresistas. Pero esto no da la suma suficiente como para garantizar una investidura. Ahora hay que convencer al resto de grupos políticos para que no obstaculicen la investidura", ha insistido Fernández.

Y es que la portavoz del Gobierno autonómico ha destacado que "el esfuerzo inicial ya está hecho, que es el preacuerdo con Unidas-Podemos" y ahora resta dar otro paso "muy importante" que es intentar convencer al resto de fuerzas políticas.

"En nombre del Gobierno de Castilla-La Mancha les pido que no bloqueen más la formación de Gobierno en España porque los ciudadanos de la región necesitan un Gobierno en plenitud de sus funciones y la mayoría de la ciudadanía ha decidido que sea un gobierno presidido por Pedro Sánchez", ha añadido Fernández.

"NO HABÍA TIEMPO QUE PERDER"

Preguntada por las razones que han podido forjar dicho acuerdo tras el fracaso del anterior, la portavoz del Ejecutivo de Castilla-La Mancha ha defendido que tras unas segundas elecciones "no había más tiempo que perder".

"Esta es una valoración política que hacemos sin haber hablado con el Gobierno de España. Entiendo que la inmensa mayoría de la gente puede entender que después de unas segundas elecciones, en un contexto en el que ya veníamos de repeticiones electorales generales, no había tiempo que perder", ha reiterado.

Dicho esto, ha ensalzado el "ejercicio de responsabilidad y de generosidad muy rápido que ha hecho Pedro Sánchez, como comprometió en campaña, porque el país no puede estar bloqueado por más tiempo".

"Él ha cumplido parte de ese compromiso y en ese sentido me parece que hay que pedir un ejercicio de responsabilidad al resto de fuerzas políticas. Me gustaría mucho que fuera natural, que las fuerzas que se dicen democráticas no obstaculizaran el resultado de las urnas", ha subrayado.

PACTOS CON Cs EN LA REGIÓN

Después en una rueda de prensa para informar de los asuntos del Consejo de Gobierno, la portavoz del Ejecutivo autonómico se ha mostrado convencida de que el pacto entre PSOE y Unidas Podemos no afectará a los pactos que los socialistas tienen en Castilla-La Mancha con Cs, los cuales ha indicado que "están funcionando a la perfección" y que "nada tienen que ver" con el acuerdo a nivel nacional.

En otro orden de cosas, preguntada por el ascenso de Vox, Fernández ha opinado que no todos su votantes son de ultraderecha y ha achacado este voto a la frustración por la repetición electoral o a que el resto de partidos no han respondido como los ciudadanos esperaban, a la situación laboral o al "miedo a lo desconocido, como los inmigrantes".

Sin embargo, ha dicho que "lo de Vox es una inflamación" y ha puesto como ejemplo a Podemos, cuyo electorado también se desinfló.

"Me parece que Vox es una formación política de ultraderecha fuerte con los débiles y débil con los fuertes", ha sentenciado. 

Más información en vídeos 
Comentarios